Indice Anterior Siguiente

Ozonoterapia en el tratamiento de las crisis vaso-oclusivas, en pacientes con anemia drepanocítica

AUTORES :Edgardo E. Espinosa Estrada y Sigrid Marichal Madrazo, estudiantes del 5to. año de la Facultad Docente "Enrique Cabrera" y el doctor Edgardo Espinosa Martínez, Esp. de Segundo Grado en Hematología del mismo hospital.

RESUMEN

Se estudiaron 92 pacientes con anemia drepanocítica que presentaron crisis vaso-oclusivas las que se clasificaron en ligeras, moderadas y severas, de acuerdo al tiempo de duración (< 12 horas, 12 – 24 horas y > 24 horas). Los enfermos se clasificaron en dos grupos, Grupo 1: 42 pacientes que recibieron tratamiento convencional con analgésicos, sedantes e hidratación parenteral y Grupo 2: 50 pacientes que al mismo tratamiento anterior se le añadió la ozonoterapia. Se observó un aumento significativo de la PO2 en los pacientes del Grupo 2 (p<0,001) después de la crisis vaso-oclusivas, no así en las cifras de hemoglobina, conteo de reticulocitos y porcentaje de hemoglobina S. El tiempo de duración de las crisis vaso-oclusivas ligeras y severas fue menor (p<0,001) en los pacientes del Grupo 2. No se presentaron reacciones colaterales a la administración de ozono por vía rectal. La aplicación de este tratamiento en las crisis vaso-oclusivas de los pacientes con anemia drepanocítica plantea nuevas perspectivas terapéuticas.

Palabras claves: anemia drepanocítica, crisis vaso-oclusivas, ozonoterapia.

INTRODUCCIÓN

La anemia drepanocítica (AD) es la única enfermedad hematológica de carácter hereditario que constituye todavía un problema de salud pública y social. Se agrupa dentro de las anemias hemolíticas de causa intracorpuscular, que ocasiona graves fenómenos vaso-oclusivos que pueden afectar a cualquier órgano de la economía. Se caracteriza por la presencia de hematíes en forma de hoz o media luna en la sangre periférica, que son los responsables de las manifestaciones clínicas y hematológicas de esta enfermedad 1,2.

La alteración bioquímica está dada por una mutación puntiforme en el gen de la cadena b de la molécula de hemoglobina en la cual se produce una sustitución de un ácido glutámico por valina en el aminoácido 6 de la cadena polipeptídica, dando lugar a la formación de hemoglobina S 1,2.

La hemoglobina S cuando se desoxigena disminuye su solubilidad y precipita dentro del hematíe (hematíe falciforme o drepanocito), adquiriendo rigidez estructural, lo que trae como consecuencia un aumento de la viscosidad de la sangre, por lo que tendrá grandes dificultades para atravesar los pequeños capilares. En un grupo de drepanocitos este fenómeno es reversible, en otros no 1-3.

Las falciformación, es a su vez, influida por varios factores: la tensión de oxígeno, la concentración de la hemoglobina S dentro del glóbulo rojo, la osmolalidad, la éstasis circulatoria, etc 1-4.

Las crisis clínicas o crisis vaso-oclusivas (CVO) originadas por la falciformación son las más frecuentes y las que determinan el cuadro clínico de la enfermedad. La gran variación en el cuadro clínico se debe a que la oclusión vascular puede manifestarse en cualquier órgano o tejido 2,5.

Existen varios tratamientos para intentar disminuir la tendencia a la falciformación y entre ellos los más divulgados son la administración de oxígeno y más recientemente el oxígeno hiperbárico, sin embargo, estos no pueden ser utilizados durante largos períodos de tiempo porque puede ocurrir una depresión de la médula ósea con el consecuente agravamiento de la anemia y además, no son útiles para la prevención de las crisis 1,2,5-7. El tratamiento de elección para las CVO sigue siendo el uso de analgésicos, sedantes e hidratación oral o parenteral 2,5-7.

En las últimas dos décadas se ha comenzado a utilizar una terapia novedosa en el campo de la medicina: la ozonoterapia. El ozono puede ser administrado por diferentes vías (intrarterial, subcutáneo, intramuscular, a través de las cavidades corporales, en gotas, compresas o en forma de aceite para tratamiento tópico) y posee una serie de propiedades importantes: el mejoramiento de las propiedades reológicas de la sangre y su circulación a través de los vasos capilares, el incremento de la capacidad de absorción de oxígeno en los eritrocitos, así como su transferencia a los tejidos, la estimulación de los procesos de metabolización del oxígeno a través de la reactivación de varios ciclos bioquímicos, la activación de varios sistemas enzimáticos protectores contra los procesos degenerativos, su efecto modulador de la respuesta biológica y su efecto bactericida, virucida y fungicida 8-12.

En Cuba se comenzó la aplicación de la ozonoterapia en diversas enfermedades desde la década del 80 y no se han encontrado reacciones adversas a la salud de los pacientes 13-17. En este trabajo nos proponemos evaluar la respuesta a la administración de ozono de los enfermos con AD y CVO dolorosas.

MATERIAL Y MÉTODO

Se estudiaron 92 pacientes adultos (49 del sexo femenino y 43 del sexo masculino) con AD que presentaron CVO de diferentes grados de intensidad, siendo atendidos en el Instituto de Hematología e Inmunología.

Las CVO se clasificaron en ligeras (menos de 12 horas de evolución que cedieron con analgésicos y sedantes), moderadas (entre 12 y 24 horas de duración que requirieron para su control el uso adicional de hidratación parenteral) y severas (más de 24 horas de duración a pesar del tratamiento con analgésicos, sedantes e hidratación parenteral).

Se establecieron al azar dos grupos de estudio:

Grupo 1- 42 enfermos (15 mujeres y 27 hombres) en los que se utilizó el tratamiento con analgésicos, sedantes e hidratación parenteral.

Grupo 2- 50 pacientes (22 mujeres y 28 hombres) a los que se les administró además ozono por vía rectal a la dosis de 10 000 ug diarios durante 10 días.

El tratamiento con ozono se realizó en colaboración y con la asesoría del Departamento de Ozono del Centro Nacional de Investigaciones Científicas (CNIC).

Se analizaron las variables de hemoglobina, conteo de reticulocitos, porcentaje de hemoglobina S y presión parcial de oxígeno (PO2) antes y después del tratamiento de la CVO, empleando las técnicas establecidas internacionalmente 18.

Para el análisis estadístico se empleó la prueba de la "t" de student con un nivel de significación del 5%.

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

Es de señalar que no se observaron diferencias significativas en el rango de edad de los casos estudiados entre ambos sexos ni entre los dos grupos. Esto es importante tenerlo en cuenta, porque elimina posibles diferencias entre los grupos, ya que con la edad puede variar la frecuencia y severidad de las CVO 2,3,6,7. En el grupo 1 presentaron crisis vaso-oclusivas 15 hombres y 27 mujeres y en el Grupo 2, 28 hombres y 22 mujeres.

En la tabla 1 se reflejaron los resultados de algunas variables de laboratorio en pacientes con y sin tratamiento con ozono. No se encontró diferencia significativa en la hemoglobina, conteo de reticulocitos y porcentaje de hemoglobina S antes y después de la CVO en los dos grupos analizados, mientras que la PO2 fue significativamente mayor (p<O,OO1) en el Grupo 2 con respecto al Grupo 1 después del tratamiento. Un aumento significativo similar (p<O,OO1) se encontró en los pacientes del Grupo 2 cuando se comparó la PO2 antes y después de la ozonoterapia. Estos resultados corroboran lo planteado por otros investigadores con relación a que la terapia con ozono incrementa la capacidad de absorción de oxígeno en los glóbulos rojos, así como su transporte a los tejidos y que además produce la estimulación de los procesos de incorporación del oxígeno al metabolismo celular, mediante la reactivación de varios ciclos bioquímicos 8-11.

En la tabla 2 se muestra la duración de las CVO en los dos grupos analizados. El promedio de horas fue significativamente menor (p<O,OO1) en las crisis ligeras y severas de los casos que recibieron ozonoterapia. Esto indica que la ozonoterapia puede ser muy útil en el tratamiento de las CVO del enfermo con AD, no sólo porque induce un aumento en la presión de oxígeno de los tejidos, sino porque mejora las propiedades reológicas de la sangre (disminuyendo la viscosidad de ésta y evitando la falciformación de los hematíes) y no produce modificaciones en las cifras de hemoglobina, conteo de reticulocitos y porcentaje de hemoglobina S. En nuestros pacientes, al igual que en investigaciones realizadas en otras enfermedades, el tratamiento de ozono por vía rectal fue bien tolerado y no produjo efectos colaterales indeseables 8-12.

Este es el primer trabajo en el que se aplica el tratamiento del ozono en esta enfermedad. Otra posibilidad terapéutica actual es la cámara hiperbárica, pero debido al elevado costo de su tratamiento y al limitado número de equipos en el país, no es posible generalizarlo a todos los centros hospitalarios. La ozonoterapia es más accesible, menos costosa y más fácil de administrar, además de que se acorta el tiempo de hospitalización de estos enfermos.

Aunque el número de pacientes es insuficiente para arribar a conclusiones definitivas, consideramos que este trabajo plantea un campo futuro de investigación muy importante, con un arma terapéutica no empleada hasta ahora en el tratamiento de la enfermedad por hemoglobina S.

Agradecimientos: A la Dra. Silvia Menéndez Cepero y en general al colectivo del Centro de Investigaciones del Ozono en el CNIC por la colaboraci6n y asesoría brindada durante la aplicación del tratamiento con ozono a nuestros pacientes. 

REFERENCIAS

1. Colombo B, Svarch E, Martínez G. Introducción al estudio de las hemoglobinopatías. Ed, Científico Técnica, Cuba. 1981.

2. Beutler E, Litchman MA; Coller BS, Kipps T J. Williams Hematology. Fifth Ed, 1995.

3. Alavi BJ. Sickle cell anemia. Pathophysiology and treatment. Med Clin N Amer 1984;68:545-9.

4. Eaton JW, Jacob HS, White JG. Membrane abnormalities of irreversibly sickled cells. Semin

Hematol 1979;16:52-6,

5. Davies SC, Brozovic M. The presentation, management and prophylaxis of sickle cell disease. Blood Rev 1989;3:29-6.

6. Aluoch JR. The treatment of sickle cell disease. Trop Geogr Med 1984;36:1-6.

7. Cohen AR. Sickle cell disease-New treatments, new questions. N Engl J Med 1998;339:42-4.

8. Baltin H. Oxygen partial pressure measurements in the arterial and venous blood before, during and after ozone treatment. OzonoNAchrichten 1983;2:41-6.

9. Madej P, Antoszewski Z, Madej JA. Ozonotherapy. Mater Med Pol 1995;27:53-6.

10. Bocci V. Ozone as a bioregulator. Pharmacology and toxicology of ozonetherapy today. J Biol Regul Homeost Agents 1996;10:31-53.

11. Antoszewski Z, Kulej J, Wygledowski M, Kozakiewicz J, Antoszewski L, Moxzkowics T et al. Some aspects of ozone therapy. Przegl Lek 1997;54:561-5.

12. Urban T, Hurbain I, Urban M, Clement A, Housset B. Oxidants and antioxidants. Biological effects and therapeutic perspectives. Ann Chir 1995;49:427-34.

13. Romero A, Menéndez S, Gómez M, Ley J. Ozone therapy in the advanced stages of arteriosclerosis obliterans. Angiología 1993;45:46-8.

14. Romero A, Blanco R, Menéndez S, Gómez M, Ley J. Arteriosclerosis obliterans and ozone therapy. Its administration by different routes. Angiología 1993; 45:177-9.

15. Hernández F, Menéndez S, Wong R. Decrease of blood cholesterol and stimulation of antiooxidative ersponse in cardiopathy patients treated with endovenous ozone therapy. Free Radic Biol Med 1995;19:155-9.

16. Guerra X, Limonta Y, Contrera I, Freyre R, Martínez C. The nurse's work in the application of ozone therapy in retinitis pigmentosa. January-May 1996. Rev Cubana Enferm 1998;14:99- 102.

17. Lean OS, Menèndez S, Merino N, Castillo R, Sam S, Pérez L et al. Ozone oxidative preconditioning: a protection against cellular damage by free radicals. Mediators Inflamm 1998;7:289-94.

18. Dacie JV, Lewis SL. Practical hematology. 7th ed. Churchil Livingstone, Edinburgh, 1991.

 

Tabla 1: Resultados de algunas variables de laboratorio durante las crisis vaso-oclusivas en pacientes con y sin tratamiento con ozono
 
Variables  Grupo 1

(42) 

Grupo 2

( 50)

Antes

X + 1DE 

Después

X + 1DE 

Antes

X + 1DE 

Después

X + 1DE 

Hemoglobina (g/dl) 
7,7 + 0.5 
7,1 + 0.4 
7,5 + 0.5 
8,0 + 0.4 
Conteo de reticulocitos

(%) 

10,0 + 4,0 
9,4 + 5,0 
9,4 + 5,0 
11,0 + 3.0 
Hemoglobina S

(%) 

95,0 + 3,0 
95,0 + 2,0 
97,0 + 3,0 
96,0 + 2.0 
Presión Parcial 

Oxígeno(O2)

(mm/Hg) 

71,2 + 3,1 
72,5 + 2,5 
72,0 + 2,5 
84,0 + 4.0* 
 
()- número de pacientes

Grupo 1- Pacientes que recibieron tratamiento convencional

Grupo 2- Pacientes que recibieron tratamiento convencional más ozonoterapia

*p< 0.001

Tabla 2 Tiempo en desaparecer las crisis vaso-oclusivas en pacientes con o sin ozonoterapia
 
 

Pacientes 

Crisis ligera

(hrs)

 

Crisis moderada

(hrs) 

Crisis severa

(hrs) 

X + 1DE X + 1DE  X + 1DE 
Grupo 1 
  1. + 2,5
(14) 
18 + 4,0
(17) 
  1. + 7,4
(11) 
Grupo 2 
  1. + 2,1*
(15) 
15 + 2,0
(18) 
  1. + 3,2*
(17) 
()- número de pacientes

Grupo 1- Pacientes que recibieron tratamiento convencional

Grupo 2- Pacientes que recibieron tratamiento convencional más ozonoterapia

*p< 0.001

 

Indice Anterior Siguiente