Índice Anterior Siguiente

Actualidades

Entrevista al licenciado Rubén Cañedo Andalia, editor gerente de la revista Acimed y que ha sido reconocido por los trabajos científicos presentados

Por Maura E. Díaz Antúnez


Maura: Rubén, dime algo de tu vida, de tus estudios.
Rubén: De la niñez, tal vez, un hecho que se relaciona con mi labor actual sea que entre mis tareas habituales estuvo con frecuencia la lectura de libros, algunos infantiles pero otros más avanzados sobre Biología e Historia, pero en especial sobre Medicina; mi padre fue médico cardiólogo. Otro hecho importante en esa época de mi vida fue la creación de catálogos de imágenes de plantas y animales que confeccionaba, clasificaba y a veces traducía del inglés a puro diccionario, esto me llevaba muchas horas de algo que yo consideraba un trabajo. Con el tiempo y los estudios, a la altura del preuniversitario, y mi nueva afición por el atletismo requirieron más tiempo y estas tareas quedaron abandonadas. Me encanta el atletismo pero mi salud actualmente no me permite practicarlo. Era una de las cosas que más amaba. Todavía recuerdo que ya trabajando en Infomed, corría en las tardes mis 10 KM que eran sagrados, volví a correr los 21 KM ya con 30 años después de varios años alejado del deporte, una lesión me sacó definitivamente de la carrera, pero si alguien de nuestra profesión quiere un consejo, le diré, que trate por todos los medios de hacer ejercicios, esto es muy importante para mantenerse sano, de lo contrario, el tiempo y el sedentarismo lo llevarán a padecer muchos dolores y su rendimiento disminuirá irremediablemente. Después de este paréntesis para hablarte de una de mis aficiones favoritas, te diré que la otra son las plantas y los animales, los peces, las mascotas, la naturaleza. Cuando llegó la hora de tomar una carrera, apareció el dilema de Medicina, Biología Veterinaria y Bibliotecología, al final me decidí por esta última. Cuando comencé, prácticamente ni sabía hacia donde iba aquel barco donde me había montado, pero mi decisión fue firme: avanzar y no suspender y a eso dediqué todas mis energías. A la altura de segundo año, ya comencé a ver qué podría hacer yo y me dediqué a la computación. Aprendí cuanto pude y me gradué en 1987.

Maura: ¿En qué año comenzaste a trabajar y dónde?
Rubén: En el mismo 1987, el primero de septiembre de 2007 cumpliré mis primeros 20 años de actividad laboral; ojalá que las circunstancias y la salud me acompañen para trabajar muchos más. Mi primer centro de trabajo, y único, ha sido precisamente el Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas, donde ingresé primero en el Departamento de Bibliografía. Por este tiempo, ya mis intereses se habían trasladado hacia la selección y adquisición, así que la computación quedó atrás también, siempre buscaba tiempo para estudiar estos temas, aunque trabajaba con una norma, unos años después conseguí trasladarme al Departamento de Selección y Adquisición con la compañera Daisy del Valle y posteriormente con la fallecida Dra. Sonia Carmona, quienes siempre apoyaron incondicionalmente mis actividades investigativas en pro del mejoramiento de la calidad de la selección de los recursos de información para el país. Ahí realicé investigaciones muy serias, además de cargar muchas toneladas de revistas y libros, algo que podía y me gustaba hacer. Sin embargo, con el paso de los años y la aparición de Infomed, me di cuenta que estaba naciendo una nueva era de la información con la década de los años 90, y que me quedaría atrás, si seguía solo trabajando en aquel departamento. Por eso me acerqué a Jeremías Hernández Ojito, Jehová Oramas y Pedro Urra y les pedí que me dejaran pasar a trabajar a Infomed y ellos aceptaron.

Maura: ¿Cuándo comenzaste  a trabajar en la revista Acimed?
Rubén: Desde la Universidad a mí siempre me gustó participar en eventos y escribir; así que cuando mi compañero, el Lic. José Antonio López Espinosa, me presentó su idea de crear una revista para la red, me interesó el proyecto, pero no creí que se materializara. Después de cierto tiempo, el doctor Ojito le dio la autorización, se hicieron los trámites correspondientes y en marzo de 1993 apareció un primer folletito que nos entusiasmó mucho. Era increíble hacer un folletito por esos tiempos difíciles del período especial. También era muy difícil pensar en la ciencia cuando las dificultades y las carencias eran enormes, pero siempre nos mantuvimos firmes y a golpe de trabajo comenzamos a engordar aquel librito hasta hacerlo hoy la revista más grande de la editorial nuestra. Aquello que comenzó siendo un sueño de tener una revista para los especialistas de nuestra red, donde concentráramos su conocimiento y que a su vez, sirviera para que todos se superaran se ha convertido en un vehículo de publicación de una gran parte del sector de la información en Cuba. Mis inicios en Acimed fueron atendiendo Investigación y Desarrollo hasta que en 1999 ocupé el cargo de Editor Gerente.

Maura: Dime algo de los 121 trabajos reconocidos en bases de datos, ¿por cuál empezaste?
Rubén: Mi amigo y compañero Tony López Espinosa fue quien me enseñó que lo que no se escribe es como si no se hubiera hecho y luchó varios meses conmigo hasta que me decidí a escribir, pensaba yo que con asistir a los eventos y exponer mis trabajos era suficiente, hoy me gusta más escribir. Recuerdo que mi primer trabajo de ponencia que se convirtió en publicación fue una idea mía sobre el hecho de que el catálogo colectivo era un magnífico instrumento para suministrar información sobre el uso de las colecciones al Departamento de Selección y Adquisición. Ahora bien, mi primer trabajo publicado en Acimed fue un informe de un trabajo que hice para buscar una mayor cobertura de publicaciones en el servicio de bibliografía con un considerable ahorro de recursos, publicado en el número 3 del primer año de edición de la revista. Si cada vez que se hace algo, esto se convierte en un informe escrito, con los años la producción científica escrita crece, es una deuda con la humanidad y con cada profesional involucrado en una misma actividad escribir lo que se ha obtenido y en lo que se ha fracasado.

Maura: ¿Sientes predilección por algún tema de los tantos que has tratado en tus artículos científicos?
Rubén: Los temas de calidad, vivo enamorado de lo bien hecho, odio lo que no se hace bien, en forma mediocre y sin deseo o motivación. Eso es bueno por una parte, pero por otra, trae muchos problemas, sobre todo cuando chocas con los mediocres, los fracasados, los disgustados, los envidiosos o los que se sienten inseguros. Claro eso tampoco me hará cambiar.

Maura: ¿Qué edad tienes ahora? Muchos te admiran y quieren saberlo.
Rubén: Pues 44 años.

Maura: ¿Quieres decir algo en particular? ¿De la revista?
Rubén: Nuestro trabajo duro en estos años creo que tiene sus resultados, tenemos el reconocimiento de los especialistas de la red y de muchas otras instituciones y sectores en el país, tenemos buena visibilidad y hemos crecido en todos los parámetros cualitativos y cuantitativos que utilizamos para evaluar nuestra gestión. Pero claro, todo no es perfecto, hoy carecemos todavía de un buen sistema de gestión editorial basado en Web, y claro que tenemos nuestros críticos dentro y fuera de la red, es muy difícil complacer a todos, escribir para todos y atender con los trabajos publicados las particularidades de cada individuo; sin embargo, siempre tratamos de atender a todos, y si una cosa nadie puede negar es que trabajamos para tratar de satisfacer, primero los intereses de superación del personal de nuestra red y después por satisfacer muchas de las necesidades insatisfechas de los profesionales de la información y la comunicación del resto de los sectores en el país.

Maura: Dentro de poco te hago otra entrevista, cuando llegues a los 150 trabajos. Muchos besos.

Lic. Maura E. Díaz Antúnez. Departamento de Libros. Editorial Ciencias Médicas. Calle I No 202 esquina Línea. Piso 11. El Vedado, Ciudad de La Habana, Cuba. Correo electrónico: maura@infomed.sld.cu

Índice Anterior Siguiente