Índice Anterior Siguiente

Jornada por el 7 de junio en la Sede La Lisa

Por Arturo Conde Placencia


Conservar la memoria de la Revolución Cubana está en manos de los profesionales de la información, fue el sentir del Dr. Armando Hart Dávalos, miembro del Consejo de Estado y Director de la Oficina del Programa Martiano, al intervenir en la actividad que se desarrolló en la Sede Universitaria Municipal de La Lisa, en la tarde del 1 de junio, y con la cual se dio inicio a la jornada por el Día del Bibliotecario y las Bibliotecas .

La actividad, que se desarrolla anualmente por el claustro de la carrera de Bibliotecología y Ciencias de la Información (BCI), en esta ocasión tuvo un especial significado: la primera graduación de profesionales de la información en el municipio La Lisa ; que contó  con la presencia de los estudiantes de la especialidad, familiares, empleadores, profesores, la Dirección de la Sede, así como otras personalidades. Fue este un momento oportuno para destacar y señalar cómo han sido estos años de esfuerzos para todos, logros, errores, pero convencidos siempre de que la tarea confiada obtendría los frutos que ya se alcanzaron.

La representante de la Asociación Cubana de Bibliotecarios, y profesora de la Sede, Noris Somano, dio lectura al Código de Ética donde se destacó la función de los bibliotecarios y la importancia de estos en el desarrollo de la vida social del país, como informadores y formadores de cultura y de valores ciudadanos, llamados a mantener una actitud profesional que redunde en el enriquecimiento del desarrollo profesional y en el reconocimiento de la Bibliotecología Cubana. Por su parte, la profesora Marilyn Teresa-Callejas , hizo un bosquejo de la figura de Bachiller y Morales quien  resume el paradigma del bibliotecario cubano.

Otras intervenciones fueron, la del doctor José Luis Rojas, del Departamento de Bibliotecología y Ciencias de la Información de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana, y vinculado a la Sede como profesor; Isabel Portales, actual Jefa de la Carrera de BCI; Arturo Conde, fundador de la Sede y otros profesores los cuales expresaron sus experiencias.

El espacio sirvió para reconocer y estimular a los alumnos destacados del presente curso, y a la alumna más integral Misleidys Castañeda Camejo, de sexto año, de fuente de ingreso del Plan de Maestros Emergentes. Esta alumna se incorporó a la universalización desde el primer momento y ha resultado Vanguardia Nacional durante dos cursos, es reserva de cuadro municipal y reserva especial pedagógica provincial, realiza su labor docente en la escuela primaria Fructuoso Rodríguez, y ha obtenido premios relevantes en las jornadas estudiantiles de la Sede, es Premio Nacional de Historia Local, Premio Provincial de Mujeres Creadoras, Premio Provincial en el Evento de las Brigadas Técnicas Juveniles y de Maestros de Computación.

La compañera Eloísa Carreras, investigadora de la Biblioteca Nacional y conservadora del Fondo de Armando Hart Dávalos, destacó la importancia para la formación política de las nuevas generaciones de todos estos materiales que abarcan textos, publicaciones, fotos, libros personales entre otros objetos, pertenecientes al intelectual cubano y la forma en que se pueden lograr intercambios de experiencia, colaboraciones, proyectos investigativos, con lo cual la Sede, en su gama de especialidades, puede enriquecer su labor investigativa y de promoción comunitaria.

Otras personalidades que estuvieron presentes, como la doctora Berarda Salabarría, Presidenta de la Cátedra de Superación para Archivistas Joaquín Llaverías del Instituto Superior de Tecnologías y Ciencias Aplicadas (InSTEC), y Luis Frades Santos, tuvieron la ocasión de conocer la vida en la Sede Universitaria La Lisa  e intercambiar con alumnos y profesores.

El Director de la Sede Francisco Mondelo, destacó que llegar al momento actual para muchos fue una utopía, pero que se hizo realidad, y que se puso de manifiesto  la voluntad de nuestra Revolución.

Esta graduación, en el municipio La Lisa, constituye la culminación de todo un proceso iniciado en el 2002, y que se mantiene como muestra y ejemplo del desarrollo del programa cubano de universalización de la enseñanza universitaria. Las carreras de Bibliotecología, Comunicación Social, Derecho y Psicología gradúan 23 universitarios, formados en el propio municipio, vinculados siempre a la comunidad, con el despliegue de investigaciones aplicadas, interacción con los centros y entidades locales y con una sistemática calificación de los claustros de profesores.

Índice Anterior Siguiente