Indice Anterior
Revista Cubana de Endocrinología, enero-junio, 1995

Notas Terapéuticas

Instituto Nacional de Endocrinología

Inhibidores de la aldosa-reductasa en el tratamiento de la neuropatía diabética

Dr. Manuel E. Licea<1>

El único proceder terapéutico de la neuropatía diabética periférica que tiene una base patogénica, lo constitiuyen los inhibidores de la aldosa-reductasa. Su uso se fundamenta en el papel que desempeña la aldosa-reductasa en las anormalidades metabólicas, funcionales y estructurales, inducida por la hiperglicemia en los nervios del diabético.

Hasta el momento se han ensayado en estudios clínicos: el sorbinil que es efectivo en mejorar la velocidad de conducción motora en diabéticos con neuropatía, pero provoca efectos tóxicos cutáneos que determinaron su retirada del marcado. El statil, mostró resultados alentadores en animales, pero no se pudieron comprobar en el ser humano.1

El tolrestat es el único fármaco disponible para estudios clínicos en la actualidad, la aldosa reductasa, disminuye la pérdida acelerada de fibra nerviosa, estabiliza la función sensorial, preserva la conducción nerviosa motora y mejora la parestesia. Por tanto, brinda mayor bienestar al paciente y al mejorar la sensibilidad previene el pie diabético.2

La mejor respuesta clínica a este fármaco se obtiene cuando el tiempo de evolución de la neuropatía es más corto. Antes de comenzar el tratamiento con tolrestat debe realizarse una evaluación neurológica y electrofisiológica cuidadosa, y repetirla evolutivamente cada 6 meses. Se debe comenzar con una dosis de 200 mg/día, si no se observa mejoría en ese tiempo puede aumentarse la dosis hasta 400 mg/día. Debe vigilarse la aparición de efectos indeseables (temblor, ataxia, agitación, esofagitis, gastritis, constipación, disnea, mialgia, prurito, insomnio, anorexia, mareos, náuseas, cefalea, diarreas, flatulencia y dispepsia). La respuesta clínica es favorable cuando se estabiliza o mejora la velocidad de conducción de 2 o más nervios a los 6 meses de tratamiento.3,4

En la actualidad se valora el papel que pudiera desempeñar esta droga en la prevención y/o progresión de las complicaciones microangiopáticas en la diabetes (retinopatía y nefropatía).

<1>Especialista de II Grado en Endocrinología. Investigador Titular. Profesor Auxiliar del ISCM. Facultad "Comandante Fajardo".

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

  1. Santiago JV. Inhibidores de la aldosa reductasa. En: Rull JA, Zorrilla E, Jadzinsky MN, Santiago JV. Diabetes mellitus. Complicaciones crónicas. México: Interamericana-Mc Graw-Hill. 1992:341-53.
  2. Boulton AJM, Levin S, Comatock JA. Multicenter trial of the aldose reductase inhibitor, tolrestat, in patients with symptomatic diabetic neuropathy. Diabetología 1990;33:431-7.
  3. Macleod AF, Till S, Sonksen PA. Discussion of the clinical trials of the aldose reductase inhibitor tolrestat. Int Proc J 1991;4:17-24.
  4. Greene DA, Sims AAF. Aldose reductase inhibitor (ARI). Treatment normalizes axo-glial disjundon and improves nerve fiber pathology in advanced diabetic neuropathy. Diabetes 1991 4 (supl. 1): 9A-13A.
Recibido: 16 de diciembre de 1994. Aprobado: 23 de diciembre de 1994.

Dr. Manuel E. Licea. Instituto Nacional de Endocrinología. Zapata y D, Vedado, Ciudad de La Habana, Cuba.

Indice Anterior