Indice Anterior Siguiente
Rev Cubana Endocrinol 1996;(7)2
Instituto Nacional de Endocrinología. Hospital Ginecoobstétrico "Ramón González Coro"

Hormona tiroidea (T3-T4) en leche materna

Dr. Ernesto Alavez Martín, Dra. María E. Rodríguez Cabrera y Dr. Rafael Ramírez Castro

RESUMEN

En nuestro país está prohibido que las madres que ingieren hormona tiroidea lacten a sus hijos, por su posible repercusión sobre el recién nacido. Observaciones recientes han puesto en duda la necesidad de tal restricción. Por ello se estudiaron 20 mujeres en los primeros 10 días del posparto (grupo 1) y 15 entre los 15-60 días (grupo 3) y 20 que ingerían esta hormona en dosis sustitutiva - 120 mg tiroides desecado, 100 m g de 1-T4 o 1 tableta de liolevo B- en los primeros 10 días del posparto (grupo 2) y 15 entre los 15-60 días (grupo 4). La leche se obtuvo por medio manual o mecánico. Se determinaron T4t y T3t por RIA, previa separación de la grasa. La ingestión diaria de leche del recién nacido se calculó sobre la base de 400-1 000 mL/día para los grupos 1 y 2 y de 700 a 1 200 mL/día para los grupos 3 y 4. Se tomaron como valores de referencia inferiores los límites de sensibilidad del método: 0,5 m g/dL para T4t y 0,01m g/dL para T3t (cv:10 % y 8 %, respectivamente). La dosis sustitutiva, necesaria para revertir el hipotiroidismo neonatal, es de 10 m g/kg/dL de T4 y de 5m g/kg/dL de T3. Se aplicó la t de Student para 2 muestras independientes. Grupo 1. Concentración de T4: x < 0,5m g/dL y de T3: x= 0,015 ± 0,004m g/dL. (0,013-0,032). El RN ingeriría: T4 de 2 a 5 m g/d y T3 de 0,052 a 0,32m g/d. Grupo 2. Concentración de T4 : x < 0,5 m g/dL y de T3: x 0,04 ± 0,21 m g/dL (0,013 ± 0,097). Estos RN ingerirían igual T4 y T3 de 0,052-0,97m g/d. No se constataron diferencias significativas (p < 0,05) entre ambos grupos. Grupo 3. Concentración de T4: x= 0,52 ± 0,04m g/dL (0,5-0,64) y de T3: x,0,093 ± 0,04 m g/dL (0,013-0,16). Los niños tomarían: T4 de 3,5 a 7,7 m g/d y T3: 0,091 a 3,5 m g/d. Grupo 4. Concentración de T4: x 0,64 ± 0,17m g/dL (0,5-1,05) y de T3: x 0,082 ± 0,058m g/dL (0,013-0,17). La ingestión en estos RN sería de T4: 3,5 a 12,8 m g/d y de T3:0,091 a 2,88m g/d. No se constataron diferencias significativas entre estos 2 últimos grupos así como tampoco con los grupos 1 y 2 (p < 0,05). Las madres que toman la hormona tiroidea en dosis sustitutivas sí pueden lactar, por lo tanto, se puede quitar la prohibición existente.

Palabras clave: LECHE HUMANA; TRYODOTIRONINA/análisis; TIROXINA/análisis.

INTRODUCCION

La lactancia materna en las mujeres que ingieren hormonas tiroidea (HT) está prohibida en nuestro país, aunque se prive al recién nacido (RN) de los beneficios que de ella se derivan, por los siguientes factores: a) comprobación del paso de HT a la leche materna en madres normales cuya concentración aumenta después de la segunda semana y permanece así hasta aproximadamente 60 días, momento en el cual disminu-ye,1-6 b) el posible incremento de la concentración de HT en la leche materna si la madre ingiriese dichas hormonas, lo cual pudiera repercutir en los mecanismos de regulación tiroidea del RN y c) no haber hallado en la literatura revisada referencia al respecto.

Con posterioridad nos asaltó la duda sobre si era lógica o no dicha prohibición, sobre todo en pacientes hipotiroideas en quienes la administración de HT sólo aspira a sustituir su deficiencia. Por ello revisamos nuevamente la literatura y constatamos: a) la no existencia de trabajos que permitan determinar la concentración de HT en leche de madres que toman dichas hormonas y b) sólo un autor menciona que "no existe contraindicación para la lactancia en mujeres hipotiroideas con tratamiento" pero no aporta datos.7

Ante la posibilidad de que esta prohibición en mujeres que toman HT no haya sido una medida correcta y que se esté impidiendo, por lo tanto, que un número no despreciable de RN se vea favorecido por la lactancia materna, es que planteamos realizar esta investigación.

MATERIAL Y METODO

Estudiamos los niveles de T4t y T3t en leche materna procedente de 70 mujeres atendidas en la Consulta de Tiroides y Embarazo del INEN, cuyo parto se realizó en el Hospital Ginecoobstétrico "Ramón González Coro" y las clasificamos en 4 grupos:

 . Grupo 1. Constituido por 20 mujeres normales, sin contraindicación para la lactancia.

. Grupo 2. Constituido por 20 mujeres tratadas con dosis sustitutiva de hormona tiroidea (120 mg de tiroides desecado o 1 tableta de liolevo B-1T4 100 m g + IT3 25 m g- ó 100 m g del 1-T4) por presentar hipotiroidismo, bocio difuso o nodular eutiroideo.

. Grupo 3. Constituido por 15 mujeres normales, sin contraindicación para la lactancia y en quienes obtuvimos la leche entre los 15 y 60 días posparto.

. Grupo 4. Constituido por 15 mujeres que tomaban hormona tiroidea igual que en el grupo 2. Obtuvimos la leche en el mismo período que en el grupo anterior.

Empleamos medio manual o mecánico y mantuvimos las muestras a -20 ° hasta su procesamiento. Determinamos T4t y T3t por RIA, según método empleado en el INEN para su determinación en suero, previa separación de la grasa mediante centrifugación.1-4 Tomamos como valores de referencia inferiores los límites de sensibilidad del método: 0,5 m g/dL para T4t y de 0,013 m g/dL para T3t (cv: 10 % y 8 %, respectivamente), Calculamos la cantidad de HT que suministra la leche materna al RN sobre la base de que la ingestión diaria de leche en los grupos 1 y 2 fuera de 400 a 1 000 mL y de 700 a 1 200 mL en los grupos 3 y 4.8 Para valorar si la cantidad de HT presente en la leche ingerida por el RN pudiera repercutir sobre él, consideramos que la dosis sustitutiva para el hipotiroidismo neonatal es de 10 m g/kg/d para T4 y 5 m g/kg/d para T3. Para un peso corporal del RN entre 2,5 y 5 kg en los grupos 1 y 2 se traduciría en 25 a 50 m g/d de T4 y de 12 a 25 m g/d de T3 y para los grupos 3 y 4, con un peso entre 4 a 6 kg, la dosis recibida de T4 fluctuaría entre 40 y 60 m g/d y de T3 entre 20 y 38 m g/d.

El análisis estadístico realizado fue la prueba t de Student para 2 muestras independientes.

RESULTADOS

ELIMINACION DE T4t Y DE T3t EN LA LECHE MATERNA

 .Grupo 1. La eliminación fue menor de 0,5 m g/dL para la T4t y, por lo tanto, inferior al nivel mínimo de detección del método. En cuanto a la concentración de T3t, ésta fluctuó entre 0,013 m g/dL (nivel inferior de detección del método) y 0,032 m g/dL (_: 0,015 ± 0,004).

. Grupo 2. En mujeres que tomaron HT, la concentración de T4t en su leche estuvo por debajo del límite inferior de sensibilidad del método. La concentración de T3t varió entre 0,013 m g/dL y 0,097 m g/dL (_: 2,4 ± 1,2).

No se constataron diferencias estadísticamente significativas entre ambos grupos tanto para la T4t como para la T3t (p > 0,05).

.Grupo 3. La concentración de T4t en las mujeres normales fluctuó entre 0,5 m g/dL y 0,64 m g/dL (_: 0,52 ± 0,04); en cuanto a la T3t, los valores estuvieron entre 0,013 m g/dL y 0,16 m g/dL (_:0,093 ± 0,04).

.Grupo 4. En las mujeres de este grupo, la concentración de T4t fluctuó entre 0,5 m g/dL y 1 m g/dL (_ : 0,64 ± 0,17) y la de T3t varió de 0,013 m g/dL a 0,17 m g/dL (_:0,082 ± 0,058).

No se constataron diferencias estadísticamente significativas entre los grupos 3 y 4 ni entre éstos y los grupos 1 y 2, para ambas hormonas ( p > 0,05).

APORTE DE T4t-T3t AL RN POR LA LECHE MATERNA

  Si se considera que los RN de las madres de los grupos 1 y 2 ingieren aproximadamente de 400 a 1 000 mL de leche al día, recibirían de T4 de 0,2 a 5 m g y de 0,052 a 0,325 m g de T3 en el primer grupo y de 2 a 5 m g de T4 así como de 0,052 a 0,97 m g de T3 en el segundo grupo. Puesto que los RN de las madres incluídas en los grupos 3 y 4 ingerirían aproximadamente de 700 a 1 200 mL de leche al día, el aporte de HT sería de 3,5 a 7,7 m g de T4 y de 0,091 a 3,5 m g de T3 en el primer grupo mientras que en el segundo sería de 3,5 a 12,6 m g de T4 y de 0,091 a 2,88 m g de T3.

No detectamos diferencias estadístacamente entre los Grupos 1 y 2 así como tampoco entre el 3 y 4.

DISCUSION

Los resultados de este estudio abogan por la suspensión de la prohibición de la lactancia en aquellas madres que toman hormona tiroidea en dosis sustitutiva.

Comprobamos que la glándula mamaria es capaz de eliminar T4t y T3t en pequeña concentración en mujeres normales. Los valores de dicha concentración han variado acorde con la metodología empleada por diversos autores, los nuestros estuvieron a un nivel intermedio.1-7

Otro resultado que nos llamó la atención fue que el incremento de la concentración de T4t-T3t, señalado en la literatura cuando la leche es "más madura" es decir, a partir de la segunda semana posparto, no fue significativo cuando se comparó con la leche obtenida durante los primeros 10 días posparto. El por qué ocurre el aumento en la concentración de HT a medida que la leche se hace "más completa" no se conoce con exactitud, aunque se ha señalado que la concentración de grasa, especialmente los fosfolípidos,5 es un factor importante en el transporte de dichas hormonas, pues el 88 % de la T4 se encuentra en la fracción lipídica de la leche.9

En la revisión de la literatura no hallamos referencias sobre la concentración de T4t-T3t en la leche materna de mujeres que estuviesen tomando HT, por lo cual sólo pudimos comparar los resultados con los obtenidos en las mujeres normales de nuestro estudio, constatamos que no hubo diferencias significativas entre dichos valores, lo cual implica que la cantidad de hormonas que ingieren los niños es similar en todos los grupos e inferior a la necesaria para suprimir el hipotiroidismo neonatal aún en aquellas madres de los grupos 3 y 4 en quienes la concentración de T4t--T3t fue superior a las de los 2 primeros grupos.

Por lo expresado anteriormente consideramos que puede permitírsele la lactancia a aquellas madres que tomen hormona tiroidea en las dosis aplicadas en nuestras pacientes.

AGRADECIMIENTOS

Al Dr. Antonio Santurio Gil, Especialista en Neonatología del Hospital "Ramón González Coro", por las sugerencias brindadas.

SUMMARY

In our country mothers who are taking thyroid hormone are forbidden to lactate their children due to its possible repercussion on the newborn. Recent observations have made us doubt the need of such restriction. Therefore, 20 women in the first ten days of postpartum (group I), 15 between 15-60 days (group 3), 20 who were taking substitutive doses of this hormone -120 mg of desiccated thyroid, 100 g of 1-T4 or one tablet of liolevo B- during the first ten days of postpartum (group 2), and 15 between 15-60 days (group 4) were studied. Milk was obtained by manual or mechanical means. T4t and T3t were determined by RIA, previous separation of fat. The newborn's daily ingestion of milk was calculated on the basis of 400-1000 mL/day for groups 1 and 2, and of 700-1200 mL/day for groups 3 and 4. The sensitivity limits of the method were taken as inferior referal values: 0.5 mg/dL for T4t and 0.01 mg/dL for T3t (cv: 10 % and 8 %, respectively). The substitutive dosis necessary to revert neonatal hypothyroidism is of 10 mg/kg/dL of T4 and of 5 mg/kg/dL of T3. The Student's t was applied to 2 independent samples. Group 1. T4 concentration: x<0.5 mg/dL, and of T3: x= 0.015 + -0.04 mg/dL (0.013-0.032). The newborn will take from 2 to 5 mg/d of T4 and from 0.052 to 0.32 mg/d of T3. Group 2. T4 concentration: x<0.5 mg/dL, and of T3: x = 0.04 + -0.02 mg/dL (0.013-0.097). These newborns will receive the same dosis of T3 and T4, from 0.052 to 0.97 mg/d. No significant differences (p < 0.05) were found between both groups. Group 3. T4 concentration: x = 0.52 + 0.04 mg/dL (0.5 - 0.64), and of T3: x 0.093 + -0.04 mg/dL (0.013 - 0.16). Children will take from 3.5 to 7.7 mg/d of T4, and from 0.091 to 3.5 mg/d of T3. Group 4. T4 concentration: x= 0.64 + -0.17 mg/dL (0.5 - 1.05), and of T3: x 0.082 + -0.058 mg/dL (0.013 - 0.17). These newborns will take from 3.5 to 12.8 mg/d of T4, and from 0.091 to 2.88 mg/d. No important differences were observed neither between these two last groups nor between them and the groups 1 and 2 (p<0.05). Mothers under treatment with substitutive dose of thyroid hormone may lactate. Therefore, the existing prohibition may be eliminated.

Key words: HUMAN MILK; TRI-IODOTHYRONINE/analysis; THYROXINE/analysis.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

  1. Sack J Amado O, Lunenfeld B. Thyroxine concentration in human milk. J Clin Endocrinol Metab 1977;45:171-5.
  2. Nizankowska-Bláz T, Abramowicz T, Korezowski R, Rusin J. Triiodothyroxine and thyroxine in human, cow's and formula milk. Exp Clin Endocrinol 1988;91:116-8.
  3. Varma SK, Collins M, Row A, Haller WS, Varma K. Thyroxine, tri-iodothyronine and reverse tri-iodothyronine concentrations in human milk. J Pediatr 1978;93:803-6.
  4. Moller B, Bjorkhem I, Falk O, Lantto O, Larsson A. Identification of thyroxine in human breast milk by gas chromatography mass spectrometry. J Clin Endocrinol Metab 1983;56:30-4.
  5. Strbák V, Macho L, Kovác R, Skultetyová M, Michalicková J. Thyroxine (by competitive protein binding analysis) in human and cow milk and in infant formulas. Endocrinol Exp 1976; 10:167-74.
  6. Mallol J, Obregon MJ, Morreale de Escobar G. Analytical artifacts in radioimmunoassay of l-thyroxine in human milk. Clin Chem 1982;28:1277-82.
  7. Hague WH. Treatment of endocrine disease. Br Med J 1987; 294:49.
  8. Bartram BJ. Feeding of infants. En: Nelson WE ed. Texbook of pediatric. Saunders, 1956:126.
  9. Strbák V, Macho L, Knopp J, Struhárová L. Thyroxine content in mother milk and regulation of thyroid function of suckling rats. Endocrinol Exp 1974;8:59-69.
 

Recibido: 8 de febrero de 1996. Aprobado: 11 de abril de 1996.

Dr. Ernesto Alavez Martín. Instituto Nacional de Endocrinología, Zapata y D, Vedado, Ciudad de La Habana, Cuba.

Indice Anterior Siguiente