Indice Anterior Siguiente
Rev Cubana Endocrinol 1997;9(1):9-15

Trabajos Originales

Instituto Nacional de Endocrinología Instituto de Neurología y Neurocirugía

Anticuerpos antitiroideos en madres de recién nacidos con TSH elevada transitoria y de hipotiroideos congénitos

Dr. Ricardo Güel González,1 Dr. Miguel A. Álvarez González,2 Dr. Leonel A. García Martínez,3 Lic. Raiza Mir Narbona,4 Dra. María E. Rodríguez Cabrera,5 Dra. Isela Fernández6 y Dr. Armando Seuc Jo7
  1. Doctor en Ciencias. Especialista de II Grado en Endocrinología Pediátrica. Coordinador del Programa Nacional de Pesquisaje Neonatal de Hipotiroidismo Congénito. Investigador Titular.
  2. Doctor en Ciencias Psicológicas. Investigador Titular.
  3. Especialista de I Grado en Endocrinología Pediátrica.
  4. Licenciada en Bioquímica.
  5. Especialista de II Grado en Fisiología.
  6. Residente de 3er año en Endocrinología Pediátrica.
  7. Doctor en Ciencias Matemáticas. Investigador Titular.

RESUMEN

La función de los anticuerpos tiroideos maternos en el desarrollo de la TSH elevada transitoria (tr-HTSH) en el recién nacido y/o el hipotiroidismo congénito (CH) ha sido sugerido por varios autores, pero aún es motivo de discusión. Con el propósito de conocer la presencia en las madres de anticuerpos antitiroideos convencionales y su relación con HTSH-tr y CH, se estudiaron 563 madres en el período posparto en 3 grupos: I. 235 madres de recién nacidos con TSH elevada (> 25 mU/L) en muestra de suero del cordón umbilical (screening). II. 48 madres de niños con hipotiroidismo congénito (una madre con antireosis). III (grupo control). 280 madres de niños con TSH normal en muestra de suero del cordón. La frecuencia de Mab fue de 4,8 % (11/228) en el grupo I, 6,2 % (3/48) en el grupo II y 5,5 % (15/274) en el grupo III, sin diferencias significativas entre los grupos. Resultados similares se encontró para los Tab: 2,2 % (5/227), 0 % (0/48) y 0,4 % (1/271) en los grupos I, II y III; y para los TPO: 4,5 % (10/223), 2,2 % (1/48) y 3,2 % (8/253). No se encontraron diferencias significativas en la frecuencia de bocio y los valores medios de TSH y T4 en los diferentes grupos. En conclusión, la presencia materna de los anticuerpos antitiroideos estudiados (Mab, Tab y TPO) no desempeñan una función importante en la génesis de tr-HTSH o CH en el recién nacido.

Descriptores DeCS: ANTICUERPOS/análisis; GLANDULAS TIROIDES; TIROTROPINA/análisis; HIPOTIROIDISMO/congénito; TESTS DE FUNCION DE LA TIROIDES; TIROXINA/análisis; PROGRAMAS NACIONALES DE SALUD.

En mayo de 1986 se inició el Programa Nacional de Pesquisaje Neonatal de Hipotiroidismo Congénito, que cubre todos los recién nacidos en nuestro país.1 Su estructura y funcionamiento están basados en la determinación de TSH en suero del cordón, por un método sandwich de ultramicroELISA para ser usado por un sistema ultramicroanalítico SUMA de patente cubana. En todos los hospitales ginecoobstétricos se toma una muestra de suero del cordón en el momento del nacimiento y se envía al Centro de Pesquisaje (Laboratorio de Inmunoquímica, SUMA), para determinar TSH; cuando se detectan valores mayores a 25 mU/L (valores normales de nuestro laboratorio para suero de cordón menos de 25 mU/L) después de repetir su lectura, se consideran positivos y se comunican al Centro de Atención y Control (Departamento Provincial de Endocrinología Pediátrica) que cita a estos niños para su evaluación integral y toma de una segunda muestra de sangre, en esta oportunidad por punción del talón, para nueva determinación de TSH (valores normales para suero hasta la tercera semana, menos de 25 mU/L y después de esa edad menos de 10 mU/L) y T4 (valores normales 55 a 155 nmol/L) y comenzar el tratamiento sustitutivo preventivo con L-tiroxina, hasta recibir el nuevo resultado. El caso con un segundo resultado positivo se considera hipotiroideo. Se le realiza historia clínica y se mantiene en tratamiento hasta el tercer año de edad cuando se reevalúa el diagnóstico. Toda la información provincial se remite al Centro de Coordinación Nacional del Programa Departamento de Endocrinología Pediátrica del Instituto Nacional de Endocrinología y el Centro de Inmunoensayo). La eficiencia del programa se mide por el control de calidad que se le establece y por la evaluación sistemática del desarrollo neuropsíquico de los niños diagnosticados. Los laboratorios están sometido a un doble control de calidad, uno por el Centro de Inmunoensayo y el otro por los Centros de Atención y Control al enviar muestras de hipotiroideos con resultados conocidos. Además de la evaluación neuropsíquica, se aplica un programa de estimulación psicosocial temprana, creado por nuestro grupo al efecto y se realiza un trabajo sistemático con la familia.

Hasta enero de 1993 se han citado, por TSH elevada al nacimiento, el 1,4 % de los niños pesquisados. En el estudio de estos niños con TSH alta al nacimiento, se encontró que existían factores perinatales como: ruptura prematura de membranas, tiempo de parto prolongado, sepsis e instrumentación que están en relación con la TSH elevada en la primera muestra de suero tomada del cordón umbilical, pero que en un grupo de estos niños no había relación con dichos factores y se planteó la duda de la posible transferencia de anticuerpos antitiroideos maternos como causante. (Hernández CB. Factores perinatales y durante el embarazo de recién nacidos con TSH elevada en primera determinación del cordón (falsos positivos). Estudio Ciudad Habana. Trabajo de terminación de Residencia, INEN. Ciudad de La Habana, 1991). Además de los 34 niños hipotiroideos reevaluados por llegar a los 3 años de edad, 23 (67,67 %) presentaron hipotiroidismo transitorio sin necesidad de continuar el tratamiento (Valdés MC. Características y evolución en niños diagnosticados en el Programa Nacional de Pesquisaje Neonatal de Hipotiroidismo Congénito. Trabajo Terminación de Residencia. INEN. Ciudad de La Habana, 1994). Algunos autores han encontrado niños con hipotiroidismo transitorio cuyas madres tenían altos títulos de anticuerpos microsomales o con otros anticuerpos antitiroideos.2-7

Con estos antecedentes, nos propusimos conocer, en este trabajo, la presencia de anticuerpos antitiroideos convencionales (microsomales, antitiroglobulina y antiperoxidasa) en las madres y su relación con la TSH elevada transitoria en el recién nacido y/o el hipotiroidismo congénito transitorio o permanente.

MÉTODOS

Estudiamos 563 madres en el período posparto del Programa Nacional de Pesquisaje Neonatal de Hipotiroidismo Congénito en las provincias Habana y Ciudad de La Habana. Estas se dividieron en 3 grupos: - Grupo I: 235 madres de recién nacidos con TSH elevada (> 25 mU/L) en muestra de suero del cordón umbilical (screening) que fueron citados para confirmación diagnóstica y se comprobó normalización posterior de la TSH en la segunda muestra (suero de talón). Edad media de las madres 26,5 " 5,8 años con un rango entre 15 y 43.

- Grupo II: 48 madres de niños con diagnóstico confirmado de hipotiroidismo congénito en suero de talón. Edad media de las madres 25,4 " 4,7 años con un rango de 16 a 38.

- Grupo III: grupo control, formado por 280 madres de niños con TSH normal en muestra de suero del cordón. Edad media 24,9 " 4,8 años con un rango de 15 a 42.

El personal médico de las consultas habituales del programa entrevistó a todas la madres, realizó interrogatorio dirigido y examen físico de región anterior del cuello, para detectar presencia de bocio.

Además les indicó a todas el estudio de función tiroidea: TSH y T4 por la técnica de UMELISA8 y determinación de anticuerpos antitiroideos: microsomales (Mab)8 y antitiroglobulina (Tab). (Mir R, Rodríguez ME, Blanca S. Detección de anticuerpos antitiroglobulinas por UMELISA. Jornada de temas terminados, INEN. La Habana, 1991) y antiperoxidasa tiroidea (TPO) (Mir R. Comunicación personal).

El procesamiento de los datos recogidos se realizó utilizando los paquetes DBASE y MICROSTAT aplicando las técnicas de tablas de contigencia con prueba de chi cuadrado y análisis de varianza de clasificación simple (ANOVA) con un nivel de significación de p < 0,05.

ASPECTOS ÉTICOS

A todas las madres les brindamos información detallada sobre la investigación y solicitamos su colaboración. La madre en quien se detectó algún tipo de alteración fue remitida al especialista correspondiente para su confirmación diagnóstica, tratamiento y evolución.

RESULTADOS

En la tabla 1 mostramos la frecuencia de bocio y anticuerpos microsomales, antitiroglobulina y antiperoxidasa en los 3 grupos de estudio. Sin diferencias significativas entre ellos para ninguno de los anticuerpos ni en la presencia de bocio. Sólo 5 madres, 2 del grupo control y 3 del grupo I presentaron 2 tipo de anticuerpos positivos.
TABLA 1. Frecuencia de bocio y anticuerpos tiroideos en los 3 grupos de madres estudiadas
Bocio 
Microsomales Antitiroglobulina
Antiperoxidada (TPO) 2 anticuerpos
 
Grupo I.         
TPO + Tab
Madres de niños con TSH elevada al nacer
28/233
11/228
5/227
10/223
TPO + Tab
 
12 %
4,8
2,2 %
4,5 %
Mab + Tab
Grupo II. 
12/48
3/48/
0/48
1/48
 
Madres de niños hipotiroideos
25 %
6,2 %
0 %
2,2 %
 
Grupo III. 
40/277
15/274
1/271
8/253
TPO + Tab
Madres controles
14,4 %
5,5 %
0,4 %
3,2 %
TPO + Tab
Mab: microsomales. Tab: antitiroglobulina. TPO: antiperoxidasa.

En la tabla 2 presentamos los valores medios de TSH y T4 en los 3 grupos de madres. No hubo diferencia estadística significativa entre los valores medios obtenidos en los 3 grupos. En 7 madres, 4 del grupo control, 1 del grupo II y 2 del grupo I encontramos cifras elevadasde TSH. La madre del grupo II es hipotiroidea congénita por atireosis.

TABLA 2. Función tiroidea (TSH y T4) en los 3 grupos de madres estudiadas
 
TSH T4
_ " DE > 10
_ " DE < 50
> 155
 
n
(%)
n
(%)
n
(%)
Grupo I. 
228
2,2 " 4,4
2 (0,9)
104,3 " 34,1
7 (3)
14 (6,1)
Madres de niños con TSH elevada al nacer            
Grupo II. 
48
3,3 " 11,5
1 (2,1)
114,4 " 32,5
1 (2,1)
2 (4,2)
Madres de niños hipotiroideos            
Grupo III. 
274
2,6 " 6,2
4 (1,4)
96,5 " 31,1
17 (6,2)
17 (6,2)
Madres controles            

DISCUSIÓN

Los datos referentes a la presencia de anticuerpos tiroideos convencionales (microsomales, antitiroglobulina y antiperoxidasa) en la madre y su función en la patogénesis del hipotiroidismo neonatal, permanente o transitorio, son aún controversiales. Blizzard y otros2 son los primeros en documentar la transferencia transplacentaria de anticuerpos anti-tiroideos. Ellos encontraron que la presencia de estos anticuerpos es más frecuente en las madres de niños hipotiroideos, 11 de 67 madres, comparadas con el 1 % de un grupo control de gestantes sin hijos hipotiroideos. Brown y otros10 hallaron anticuerpos microsomales positivos en el 16 % (4/25) de las madres de hipotiroideos congénitos y en el 11 % (2/18) de madres con niños cuyos exámenes resultaron normales, además consideraron de poco valor la influencia de las inmunoglobulinas maternas bloqueadoras del tiroides en la génesis del hipotiroidismo congénito, al encontrar éstas en 3 ma-dres hipotiroideas sin niños hipotiroideos. A su vez Grüters y otros,11 en el estudio de 61 niños con hipotiroidismo congénito permanente y 46 de sus madres, concluyeron que los anticuerpos convenciona-les (microsomales 3/46, antitiroglobulina 2/46 e inhibidores de la TSH 5/46) no desempeñan un papel importante en el origen del hipotiroidismo congénito, mientras consideraron que los anticuerpos citotóxicos (ADCC) pudieran tener alguna relación con la destrucción del tiroides fetal en los casos con disgenesia tiroidea, al encontrar el 96 % de concordancia en la presencia de estos en las madres y los niños y, además, que el 80 % de los niños con disgenesia tiroidea, atireosis o ectopia, presentaban ADCC mientras sólo 1 de 14 con glándula normal lo presentaba. Chiovato y otros3 encontraron anticuerpos antitiroideos en 3 de 27 madres de hipotiroideos congénitos detectados en un programa de screening: de ellas, 2 tenían, además de microsomales, anticuerpos antitiroglobulinas. Los autores también estudiaron 2 madres con tiroiditis de Hashimoto e hipotiroidismo que tuvieron recién nacidos con hipotiroidismo congénito permanente y otro con hipotiroidismo congénito transitorio. Por lo cual concluímos que la transferencia pasiva de anticuerpos tiroideos puede causar hipotiroidismo congénito permanente o transitorio en los recién nacidos. Dussault y otros12 encontraron que el 14 % (165/1 170) de las embarazadas sin afecciones tiroideas tenían presencia de títulos de anticuerpos microsomales con una correlación positiva a la presencia de los títulos de anticuerpos microsomales encontrados en sus recién nacidos. Los que además tenían una función tiroidea normal: mientras que de 104 recién nacidos con hipotiroidismo congénito solo 1 tenía anticuerpos microsomales positivos. Sus resultados sugieren que los anticuerpos microsomales no desempeñan una función importante en la patogénesis del hipotiroidismo congénito. En un trabajo reciente, el mismo autor13 encontró alguna relación entre la presencia en las madres de anticuerpos bloqueadores del crecimiento del tiroides y la aparición de hipotiroidismo congénito en los recién nacidos y consideró que la mayoría de las madres de recién nacidos con hipotiroidismo congénito desarrollaban un anticuerpo que actuaba específicamente sobre el tiroides fetal y afectaba el crecimiento y función de la glándula. Este fenómeno inmune es primario o secundario a la presencia de un antígeno desconocido y los anticuerpos parecen ser policlonales en relación con los diferentes métodos utilizados para su detección (bloqueador-TG1, antígeno CA2, modelo FRTL-5) y recomendaron trabajos futuros para aclarar esta hipótesis. Otros estudios recientes han detectado anticuerpos bloqueadores del receptor de la TSH en el suero tanto de las madres como de los hijos con hipotiroidismo congénito transitorio.2,6

En nuestro estudio pudimos comprobar que las madres en los 3 grupos presentaron una frecuencia semejante de anticuerpos convencionales: microsomales, antitiroglobulina y antiperoxidasa, y sólo 5 madres, 2 del grupo control y 3 del grupo I presentaron 2 tipo de anticuerpos positivos; lo que no nos permite atribuirle a los anticuerpos estudiados una función verdaderamente importante como causa, tanto de TSH elevada en la primera muestra de screening neonatal, como en la patogénesis del hipotiroidismo congénito transitorio o permanente.

SUMMARY

The function of maternal thyroid antibodies in the development of transient elevated TSH (Tr-HTSH) in the newborn and/or congenital hypothyroidism (CH) has been dealt with by some authors, but it is still an object of discussion. With the objective of determining the presence of conventional antithyroid antibodies in mothers and its relationship with tr-HTSH and CH, 563 mothers, who were in the postpartum, were divided into 3 groups to be studied: I. 253 mothers of newborns with elevated TSH (> 25 mU/L) in a serum sample from the umbilical cord (screening). II. 48 mothers of infants with congenital hypothryroidism (a mother with athyria) III. (control group). 280 mothers of infants with normal TSH in the serum sample from the umbilical cord. Mab frequency was 4.8 % (11/228), in group I; 6,2 % (3/48), in group II; and 5,5 % (15/274), in group III. There were no significant differences among the groups. Similar results were observed for Tab: 2,2 % (5/227), 0 % (0,48), and 0,4 % (1/271) in groups I, II and III. The results for TPO were the following: 4,5 % (10/223), 2,2 % (1/48), and 3,2 % (8/253). No important differences were found in the frecuency of goiter and among the mean values of TSH and T4 in the different groups. It is concluded that the maternal presence of the antithyroid antibodies studied (Mab, Tab, TPO) do not play an important role in the genesis of tr-HTSH or CH in the newborn.

Subject headings: ANTIBODIES/analysis; THYROID GLAND; THYROTROPIN/analysis; HYPOTHYROIDISM/congenital; THYROID FUNCTION TESTS; THYROXINE/analysis; NATIONAL HEALTH PROGRAMS.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Güell R, Álvarez MA, Robaina R. Fernández JL. Neonatal thyroid screening: the Cuban Programme. En: Schmidt BT, Diament AT, Loghin-Grosso NS, eds. Current trends in infant screening. New York: Excerpta Medica, 1989:109.
  2. Blizzard RM, Chandler RW, Landing BH, Pettit MD, West CD. Maternal autoimmunization to thyroid as a probable cause of athyrotic creatinism. N Eng J Med 1960;263:327.
  3. Chiovato L, Vitti P, Marcocci C, Fenzi G, Giusti FL, Santini F et al. TSH-blocking antibodies and congenital hypothyroidism. En: Delange F, Fisher DA, Glioner D, eds. Research in congenital hypothyroidism. New York: Plenum Press, 1989:141.
  4. Matsuura N, Konishi J, Fujieda K, Yuri K, Harada S, Kasagi K et al. Transient hypothyroidism in infants due to maternal TSH-receptor blocking antibodies-character of their IgG and long-term prognosis of their infants. En: Delange F, Fisher DA, Glioner D, eds. Research in congenital hypothyroidism. New York: Plenum Press, 1989:111.
  5. Sutherland JM, Esselborn VM, Burker RL, Skillman TB, Benson JT. Familial nongoitrous cretinism apparently due to maternal antithyroid antibody. Report of a family. N Engl J Med 1960;263:336.
  6. Zakarija M, Mckenzie JM, Edison MS. Transient neonatal hypothyroidism: characterization of maternal antibodies to the thyrotropin receptor. J Clin Endocrinol Metabol 1990;70:1239.
  7. Ilicki A, Larsson A, Karlsson FA. Thyroid antibodies in congenital hypothyroidism. En: Delange F, Fisher DA, Glinoer D, eds. Research in congenital hypothyroidism. New York: Plenum Press, 1989:326.
  8. Robaina R, Lechuga MF, Pérez PL, Fernández JL, Güell R. Thyrotropin ultramicroELISA for neonatal screening of congenital hypothyroidism. En: Wilcken B, Webster D, eds. Neonatal screening in the nineties. New South Wales: The Kelvin Press, 1991:351.
  9. Bottazo GF, Florin-Christensen A, Doniach D. Islet cell antibodies in diabetes mellitus with autoimmune polyendocrine deficiencies. Lancet 1974;2;1279.
  10. Brown RS, Keating P, Mitchell E. Maternal thyroid-blocking immunoglobulin in congenital hypothyroidism. En: Delange F, Fisher DA, Glinoer D, eds. Research in congenital hypothyroidism. New York: Plenum Press, 1989:325.
  11. Grüters A, Bogner U, Schleusener H, Helge H. Conventional (Tab, Mab, TBIAB) and cytotoxic (ADCC) thyroid autoantibodies in congenital hypothyroidism (CH). En: Delange F, Fisher DA, Glinoer D, eds. Research in congenital hypothyroidism. New York: Plenum Press, 1989:322.
  12. Dussault JH, Latarte J, Guyda H, Laberge C. Lack of influence of thyroid antibodies on thyroid function in the newborn infant and on a mass screening program for congenital hypothyroidism. J Pediatr 1980;96:385.
  13. Dussault JH. Thyroid growth blocking antibodies and congenital hypothyroidism. En: Delange F, Fisher DA, Glinoer D, eds. Research in congenital hypothyroidism. New York: Plenum Press, 1989:135.
Recibido: 4 de abril de 1997. Aprobado: 19 de octubre de 1997.

Dr. Ricardo Güell González. Instituto Nacional de Endocrinología, Zapata y C, El Vedado, Ciudad de La Habana, Cuba. CP 10400.

Indice Anterior Siguiente