Índice Anterior Siguiente

Policlínico "Armando García Aspuru"

Ejercicio físico en pacientes geriátricos

Lic. Yamilka Hernández Borges,1 Lic. Ivonne Bernardo Crespo,1 Lic. Isabel Catalá Navarro1 y María del Carmen Domínguez Ramos2

Resumen

El movimiento hace que los animales satisfagan sus propias necesidades y para los hombres hace posible adaptarse por ellos mismos a la vida, por lo que se realizó un trabajo descriptivo, retrospectivo y transversal, con el objetivo de demostrar la influencia positiva de los ejercicios físicos en la salud del paciente, en el policlínico "Armando García" en el período comprendido de enero-junio de 2000. El universo y la muestra estuvieron constituidos por la totalidad de los abuelos pertenecientes a un círculo del Consultorio del Médico de la Familia # 16, que arrojó una cifra de 25 pacientes; el método de recolección de la información estuvo formado por las historias clínicas ambulatorias de los pacientes y el interrogatorio a estos y entre las variables estudiadas están: edad, sexo, enfermedades, salud de los pacientes antes y después de realizar ejercicios físicos. Entre las principales conclusiones encontramos que según la edad y el sexo de los integrantes, observamos que el mayor porcentaje pertenece al sexo femenino y están entre los 60 y los 69 años de edad, los pacientes con diferentes enfermedades se mantienen compensados con la práctica sistemática del ejercicio físico, la enfermedad que más predomina es la hipertensión arterial, el 100 % mantuvo los niveles de glicemia normales después de los ejercicios físicos, la totalidad de los pacientes hipertensos normalizó la tensión arterial, al igual que los pacientes que sufren de artrosis, que se compensaron. Las acciones de enfermería independientes fueron las que se destacaron, logrando que el mayor número de pacientes presentaran cambios positivos en su evolución.

DeCS: EJERCICIO; ANCIANO; HOGARES PARA ANCIANOS; ATENCION PRIMARIA DE SALUD; ATENCION DE ENFERMERIA; GERIATRIA; HIPERTENSION/terapia; ESPERANZA DE VIDA.

El desarrollo alcanzado por el mundo contemporáneo ha hecho posible que en la mayoría de los países se eleve la expectativa de vida al nacer, por lo que los problemas relacionados con la senilidad se convierten en importante rubro dentro de los sistemas de salud.1 Por ello, mantener un adecuado estado físico y mental de este grupo de edad pasa a ser una necesidad prioritaria para los médicos.2

Entre 1990 y 2025 el número total de ancianos será mucho mayor en los países en desarrollo que en los desarrollados y la población de personas mayores de 65 años habrá de duplicarse.3

La esperanza de vida al nacer es de 70 a 75 años para los hombres y de 76 a 81 para las mujeres, a partir del momento del nacimiento el ser humano muere un poco cada día y es inevitable el recambio metabólico.4

Estar saludable es necesario para realizar una práctica física sistemática, con el objetivo de prever la inactividad. Con la edad disminuye la fijación del calcio en los huesos, estos se ponen más frágiles y aumenta el riesgo de fracturas.5

La primera cuestión que debemos tener en cuenta es que estamos ante un anciano, un ser humano al que debemos un cuidado especial para mantenerlo activo, útil, incorporándolo a las actividades físicas y así evitarle los riesgos inherentes a su edad, para asegurarle una vida feliz.6 Muestra de ello son los esfuerzos que hace el gobierno cubano para la seguridad de las personas de la tercera edad, tales como su vinculación a los círculos de abuelos, entre otros recursos materiales y humanos que se emplean.7

El personal de enfermería desempeña un importante papel en la prevención como en el tratamiento de enfermedades en las personas de la tercera edad, y es por ello que en la aplicación del proceso de atención de enfermería se identifican los problemas y necesidades que afectan al individuo, determinando las acciones de enfermería a aplicar para dar solución parcial o total a los mismos.8,9

Dada la importancia que reviste la práctica de ejercicios físicos para mantener el organismo, nos motivamos a realizar una investigación con el objetivo de mostrar el comportamiento del ejercicio físico en pacientes geriátricos. Caracterizar el comportamiento según sexo y edad, enfermedades más frecuentes en este grupo, en la hipertensión, diabetes, artrosis, antes y después de los ejercicios físicos, identificar acciones de enfermería y cambios de la evolución de los pacientes.

Métodos

Se realizó un estudio descriptivo, retrospectivo y transversal acerca del ejercicio físico en los pacientes geriátricos. El universo y la muestra de trabajo lo constituyen 25 pacientes integrantes del Círculo de Abuelos pertenecientes al sector # 16 del Policlínico "Armando García Aspurú", en el período comprendido de enero a junio de 2002. El método de recolección de la información estuvo constituido por las historias clínicas ambulatorias de los pacientes. Se realizó un análisis de las diferentes variables usadas como: edad, sexo, enfermedades y acciones de enfermería impartidas a estos pacientes. Entre las enfermedades asociadas tenemos: artrosis, diabetes mellitus e hipertensión arterial. Nos trazamos acciones de enfermería tendientes a disminuir aspectos negativos encontrados en nuestra investigación, tales como: tensión arterial elevada y glicemias alteradas entre otras. Se realizó un análisis detallado de cada cuadro estadístico y los resultados obtenidos se expresan en tablas de contingencias, empleando el porcentaje como medida resumen. La información se procesó mediante el ws 5 en una computadora 386 con 5 MEG RAM.

Resultados

En la tabla 1 correspondiente a la distribución de pacientes según edad y sexo, encontramos que de un total de 25 abuelos, 9 pertenecen al sexo masculino y 16 al sexo femenino.

Tabla 1. Distribución de los pacientes según la edad y el sexo

 
Sexo
 
Masculino
Femenino
Total
Edad (años)
No.
%
No.
%
No.
%
60-69
5
56,0
8
50,0
13
52,0
70-79
3
33,0
6
37,5
9
36,0
80 y más
1
11,0
2
12,5
3
12,0
Total
9
36,0
16
64,0
25
100,0

Fuente: Historia clínica ambulatoria.

En la tabla 2 se observa la distribución de pacientes según las enfermedades que padecen; se pudo observar que la hipertensión arterial tiene un total de 12 pacientes para el 48 %, le siguen la diabetes mellitus y la artrosis con 28 % y en el 24 % respectivamente.

Tabla 2. Distribución de los pacientes según enfermedades que padecen

Enfermedades
No.
%
Artrosis
6
24,0
Diabetes mellitus
7
28,0
Hipertensión arterial
12
48,0
Total
25
100,0

Fuente: Historia clínica ambulatoria.


La tabla 3 nos muestra la distribución de pacientes diabéticos antes y después de realizar ejercicios físicos, donde de un total de 7 abuelos, el 100 % mantuvo niveles de glicemia elevados antes de realizar los ejercicios y después el 100 % normalizó los niveles de glicemia.


Tabla 3. Distribución de glicemia en pacientes diabéticos antes y después de realizar ejercicios físicos

 
Glicemia alterada
Glicemia normal
Total
Período de tiempo
No.
%
No.
%
No.
%
Antes
7
-
-
-
7
50,0
Después
7
7
50,0
Total
7
100,0
7
100,0
14
100,0

Fuente: Historia clínica ambulatoria.

En la tabla 4, la cual corresponde a la distribución de pacientes hipertensos antes y después de los ejercicios físicos, se aprecia cómo de un total de 12 abuelos, 8 se encontraban hipertensos antes de realizar la actividad física para el 66,6 % y 4 se encontraban normotensos lo que representa el 33,4 %. Un tiempo después vemos que la totalidad de los integrantes mantienen cifras tensionales normales para el 100 %.

Tabla 4. Distribución de pacientes hipertensos antes y después de realizar ejercicios físicos

Período de tiempo
TA elevada
TA normal
Total
 
No.
%
No.
%
No.
%
Antes
8
66,6
4
33,4
12
100,0
Después
-
-
12
100,0
12
100,0

Fuente: Historia clínica ambulatoria.

En la tabla 5 comparamos los pacientes que sufren artrosis antes y después de realizar ejercicios físicos, observamos que 6 pacientes que constituyen la totalidad de los enfermos, el 100 % se mantuvo compensado con la práctica de ejercicios físicos.

Tabla 5. Distribución de pacientes que sufren de artrosis antes y después de realizar ejercicios físicos

 
Artrosis descompensada
Artrosis compensada
Total
Período de tiempo
No.
%
No.
%
No.
%
Antes
6
100,0
6
100,0
Después
-
-
6
100,0
6
100,0

Fuente: Historia clínica ambulatoria.

Al analizar las acciones de enfermería trazadas observamos que se aplicaron 25 acciones independientes para el 51 %, seguido de las interdependientes con 15 para el 30,6 % y el 18,4 % fueron dependientes.

Al evaluar la evolución de los pacientes encontramos que los 25 ancianos presentaron cambios positivos para el 100 %.

Discusión

Observamos en la tabla 1 que existe un predominio del grupo etario de 60-69 años y el sexo es el femenino. Coincidiendo estos datos con literaturas revisadas que plantean que la mortalidad masculina es mayor que la femenina en casi todas las edades; el porcentaje de mujeres aumenta con la edad y la ventaja numérica masculina desaparece con el tiempo.1

Respecto a las enfermedades que sufren estos pacientes podemos decir que se destaca la hipertensión arterial. Algunos autores plantean que las cifras de hipertensión arterial aumentan con la edad, el límite para considerar como hipertensa a una anciana es el mismo que el usado en adultos jóvenes, es decir, niveles de 140/95 mmHg o superiores.2

Al evaluar el comportamiento de la glicemia en los pacientes diabéticos encontramos que después de realizados los ejercicios, la totalidad lograron cifras de glicemia normal, dato este que es importante ya que con la edad, ocurren trastornos cada vez mayores con la tolerancia a la glucosa.3 Por esto, algunas investigaciones recientes han tendido en apoyar la idea de que estos trastornos acarrean un mayor riesgo cardiovascular en los ancianos.

Después de un período, practicando ejercicios físicos encontramos que los pacientes hipertensos mantenían sus cifras tensionales normales (140/90), algunos suspendieron el tratamiento médico, ya que el ejercicio influye en la reducción del peso corporal y el descenso de la presión arterial, además de reducir estos factores de riesgo, la actividad física produce un efecto beneficioso en el sistema cardiovascular en general.4

Con relación a los enfermos de artrosis, vemos que la totalidad se mantienen compensados, ya que el ejercicio sistemático produce flexibilidad, les da fuerza, resistencia y una mejor coordinación de sus movimientos. La pérdida de fuerza muscular, hace que el paciente se queje de dificultad para la ejecución de sus movimientos.5-7

Tanto los ejercicios de estiramiento como los de fortalecimiento y postura resultan adecuados para mantener los cartílagos en buen estado, aumenta la movilidad de una articulación y reforzar los músculos circundantes.8-10

Las acciones de enfermería independientes, fueron las que mayor porcentaje aportaron a través de la aplicación del proceso de atención de enfermería, que nos permitió lograr el bienestar de estos pacientes teniendo en cuenta los principios bioéticos para la aplicación del mismo y tomando como base los problemas y necesidades afectadas en estos pacientes.11,12

Al analizar la evaluación de la muestra en estudio encontramos que el 100 % evolucionó positivamente ante las acciones trazadas, ya que se les brindó una atención personalizada trazándonos objetivos concretos para darle solución a los problemas identificados, además el proceso de atención de enfermería promueve la participación activa de los pacientes y sus familiares.8,9 Podemos concluir que el mayor porcentaje de la muestra estudiada corresponde al sexo femenino y al grupo de edad de 80 y más, la hipertensión arterial fue la enfermedad que más se presentó. La totalidad de los pacientes diabéticos mantuvieron cifras de glicemia normales después de realizar los ejercicios físicos. Hubo un predominio de los pacientes con cifras tensionales normales después de realizados los ejercicios, al igual que los pacientes con artrosis. En la aplicación del proceso de atención de enfermería se destacaron las acciones independientes, lográndose un mayor porcentaje de cambios positivos en la evolución de estos pacientes.

Summary

Movement allows animals to meet their own needs and it also mades possible that men adapt by themselves to life. Therefore, a descriptive, retrospective and cross-sectional study was conducted at "Armando García" Polyclinic from January to June, 2000, aimed at showing the positive influence of physical exercises on the patient's health The universe and the sample were composed of 25 grandparents from a grandparents' circle corresponding to the family physician's office # 16. Information was obtained from the outpatient medical histories and the questionnaries. The following variables were studied: age, sex, diseases and patients' health before and after doing some physical exercises. Among the main conclusions we found that according to the age and sex of the patients, the highest percentage are females aged 60-69. Patients with different diseases are compensated thanks to the systematic practice of physical exercise. Arterial hypertension is the prevailing disease. 100 % had normal levels of glycemia after physical exercise. All the hypertensive patients were able to maintain the arterial pressure readings within the normal parameters. Those patients suffering from arthrosis improved, too.. The independent nursing care actions stood out, making possible that the highest number of patients experienced positive changes in their evolution. .

Subject headings: EXERCISE; AGED; HOMES FOR THE AGED; PRIMARY HEALTH CARE; NURSING CARE; GERIATRICS; HYPERTENSION/therapy; LIFE EXPECTANCY.

Referencias bibliográficas

  1. López Maso IM, Rodríguez Hernández HM. Propuesta de intervención para anciano deprimido. Rev Cubana Med Gen Integr 1999;15(1):19-23.
  2. Organización Panamericana de la Salud. La atención de los ancianos: un desafío para los años noventa. Washington, D.C: OPS,1994 (Publicación Científica; 546).
  3. Organización Panamericana de la Salud. Epidemiológica y prevención de las enfermedades cardiovasculares en los ancianos. Ginebra:OPS;1995 (Publicación Científica; 853).
  4. Barreto R. Reumatismo y vejez. Arch Rheum 1991;2:82-6.
  5. Organización Mundial de la Salud. Factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares, nuevas esferas de investigación. Informe de un grupo científico de la OMS. Ginebra, 1994 320-3 (Serie de Informes Técnicos;841).
  6. Berkow MDR. Artrosis: manual Merk de información médica para el hogar. Barcelona: Océano grupo editorial, 1997;238-42.
  7. Cuba, Ministerio de Salud Pública. Carpeta Metodológica 1996:31-33.
  8. Carpenito JL. Manual de diagnóstico de Enfermería. 4 ed. 1994:21-2.
  9. Morales Martínez F. La atención de los ancianos, un desafío para los años noventa. Washington, D.C:OPS,1994:48-53.
  10. Robert I, Gregerman YM, Katz S. La atención de los ancianos, un desafío para los años noventa. Washington, D.C: OPS, 1994:108-18.
  11. Milan A, González N. La atención de los ancianos, un desafío para los años noventa. Washington, D.C: OPS, 1994:136-9.
  12. Tabares de Álvarez J. La atención de los ancianos, un desafío para los años noventa. Washington, D.C: OPS,1994:415-7.

 

Recibido: 22 de octubre de 2001. Aprobado: 15 de enero de 2002.
Lic. Yamilka Hernández Borges. Policlínico "Armando García Aspuru". Santiago de Cuba, Cuba.

1 Licenciada en Enfermería. Miembro Numerario de la Sociedad Cubana de Enfermería.
2 Especialista de Medicina General Integral. Diplomada en Adulto Mayor.

 

Índice Anterior Siguiente