Índice Anterior Siguiente
Rev Cubana Estomatol 2003; 40(2)

Clínica Docente Municipal Habana Vieja

La ozonoterapia en el tratamiento de la estomatitis subprótesis

Dra. Eneida García López,1 Dra. Alina Roche Martínez,2 Dr. Antonio Osvaldo Blanco Ruiz3 y Dr. Luis Orlando Rodríguez García4

Resumen

La estomatitis subprótesis es la patología que con más frecuencia encontramos en los servicios de prótesis estomatológíca, lesión que impide iniciar de forma inmediata una rehabilitación protética. Con el objetivo de valorar la efectividad del oleozón en la estomatitis subprótesis, se aplicó en un grupo de pacientes aceite de girasol ozonizado, terapéutica que tiene como principio activo el ozono y como vehículo el aceite de girasol para conformar el oleozón; se comparó este medicamento con el nistatin ungüento aplicado a un grupo control. La muestra fue de 154 pacientes adultos, de ellos 60 presentaron la patología y se les aplicó oleozón diariamente en tantas visitas a consultas como el caso requería. El criterio de curación fue la desaparición de los signos clínicos de la enfermedad. Se alcanzó el 91 % de pacientes curados con oleozón y el 76 % con nistatin; el tiempo de curación fue menor con el oleozón.

DeCS: ESTOMATITIS SUBPROTETICA/patología; OZONO/uso terapéutico.

Existe en nuestro municipio un gran número de pacientes con lesiones de la mucosa bucal de tipo inflamatorio diagnosticada como estomatitis subprótesis. Esta lesión es conocida también como denture sore mouth. Es una lesión ignorada por algunos pacientes, pero en ocasiones aparecen síntomas tales como: sensación de ardor, prurito, sabor metálico, edema y calor.1

Por lo general, la enfermedad se detecta cuando el paciente acude a la consulta para una nueva rehabilitación protésica o para ser atendido por otra causa, muy pocas veces por presentar los síntomas antes mencionados.

El aspecto clínico varía desde áreas hiperémicas localizadas hasta lesiones que delimitan el contorno de la prótesis, y en estado avanzado aparecen proyecciones papilares dispuestas en estrecha proximidad que dan aspecto verrugoso. Empieza como una congestión en algunos puntos de la mucosa; estos puntos van extendiéndose, llegan a confluir y la congestión puede alcanzar a toda la mucosa en contacto con la prótesis.1,2

El cuadro histopatológico de la mucosa bucal en los 3 primeros años de uso de una prótesis demuestra una ligera hiperqueratosis y alteración del epitelio en su grosor.

En el microscopio se ha observado una cornificación progresiva del epitelio, que se le atribuye al resultado de una presión aumentada por parte de la prótesis sobre la mucosa, y la reacción inflamatoria como consecuencia de una presión excesiva ejecutada sobre ella; sin embargo, dede contarse con la posibilidad de que también las irritaciones se deban a la naturaleza del material utilizado.

Entre las etiologías de la estomatitis subprótesis están: las causas traumáticas, tóxicas, reacciones de hipersensibilidad al monómero, enfermedades sistémicas, desequilibrios hormonales, trastornos nutricionales, estrés e irritaciones locales, y además hábitos propios del paciente en cuanto a la higiene y el uso continuo durante la noche de la prótesis. Por esta razón recomendamos su retirada nocturna, con el objetivo de disminuir el tiempo de exposición a los microorganismos de la placa y del trauma producido por la misma prótesis, y para que sea más efectiva esta indicación, es necesario la higienización de las prótesis, la desinfección siempre que sea posible con agentes antioxidantes (clorhexidina), el tratamiento eventual de una candidiasis3 y un adecuado procesado del material de base para disminuir las microporosidades y con ello, la presencia de microorganismos.1,3

Debido a que la estomatitis subprótesis es tan frecuente, se hace necesario tener opciones para tratarla, y es de nuestro interés encontrar un tratamiento efectivo que disminuya el tiempo de curación de la lesión. La no utilización de la prótesis para lograr la curación, trae consigo afectaciones estéticas y funcionales; casi siempre existe poca cooperación del paciente en este sentido, sobre todo porque es necesario un período de descanso protésico de 7 a 15 días.

El ozono medicinal se compone de ozono y de oxígeno puro, puede utilizarse como gas o unirse con agua y obtenerse agua ozonizada con gran poder desinfectante, o unirse aceite y formar aceite ozonizado.

Para la terapéutica con ozono se han utilizado los aceites de origen vegetal. El más usado a nivel mundial es el aceite de oliva.

En nuestro país, el Centro Nacional de Investigaciones Científicas (CINC), realizó estudios contundentes donde se sustituye el aceite de oliva por el de girasol, donde se obtuvieron resultados favorables. La unión con este aceite de girasol recibe el nombre de oleozón.4

En la revisión bibliográfica de la aplicación del ozono en Estomatología,5 tomamos como base la efectividad de este en el tratamiento de lesiones en el tracto intestinal.6 Conociendo sus efectos bactericida, fungicida, virucida, y antiinflamatorio,7-9 nos motivamos a pensar en la efectividad del oleozón para el tratamiento de la estomatitis subprótesis, que además pudiera minimizar el tiempo de curación, porque el vehículo utilizado permitiría mantenerse efectivo por más tiempo en contacto con la mucosa sobre la parte mucosal de la prótesis, ejerciendo una doble acción fungicida en la prótesis, y sobre la mucosa los demás efectos antes mencionados.

El oleozón, además de sus ventajas económicas, ha pasado satisfactoriamente las pruebas preclínicas de irritabilidad dérmica de la piel, oftálmicas y ensayos de mutagenicidad y teratogenicidad.10

Objetivos

General:

Validar la efectividad del ozono como tratamiento de la estomatitis subprótesis.

Específicos:

- Determinar la presencia de estomatitis subprótesis por grupo de edad y grado de afectación.
- Comparar el tiempo de la efectividad del tratamiento del oleozón, con el tiempo del tratamiento con nistatín ungüento.
- Determinar la efectividad según grado de estomatitis subprótesis y el tiempo necesario para su curación.

Métodos

Nuestro universo de estudio estuvo constituido por 154 pacientes seleccionados al azar que asistieron a la consulta de prótesis de la Clínica Docente Municipal Habana Vieja y de la Clínica Estomatológica del Policlínico "9 de Abril" del mismo municipio, con el objetivo de ser rehabilitados protésicamente. Con el mismo criterio clínico se seleccionó otro grupo de 30 pacientes con estomatitis subprótesis para formar el grupo control, por lo que se distribuye para el estudio de la siguiente forma:

- Treinta pacientes tratados con nistatín ungüento y descanso nocturno de la prótesis.
- Sesenta pacientes tratados con oleozón y descanso nocturno de la prótesis.

Los pacientes son desdentados totales y parciales de ambos sexos, de más de 30 años de edad, son portadores de prótesis y presenten en la mucosa del paladar signos clínicos de estomatitis subprótesis grado II y grado III (grado II: cuando presenta área eritematosa bien definida; grado III: lesión más definida por una mucosa gruesa hipercoloreada, que puede presentar o no gránulos irregulares, y que en ocasiones parecen formaciones papilares).

No tomamos en consideración el grado I por ser el más fácil de tratar, y por lo general de evolución rápida.

Los pacientes escogidos para el grupo de control satisfacían los mismos criterios establecidos que para el grupo de estudio. Estos pacientes se examinaron en consulta con espejo bucal y luz artificial.

Se aplicó el ozono previa aseptización de la mucosa y de la zona mucosal de la prótesis con hisopo estéril por toda la mucosa afectada y en la prótesis en la zona que hace contacto con la lesión. En la misma forma se indica la aplicación del nistatín en ungüento.

Ambos medicamentos se aplicaban diariamente y se le suministraban pequeñas cantidades de oleozón para su uso en el hogar a los pacientes que no podían acudir a consulta (de forma diaria); al grupo de pacientes control se le entregaban las recetas para adquirir el nistatin ungüento en la farmacia, además de las visitas a consultas de forma sistemática.

La información fue procesada por los métodos de la observación estructurada combinada con el interrogatorio por medio de una entrevista estructurada, para obtener de cada paciente:

- Datos generales: nombre completo, edad y sexo.
- Fecha de inicio y terminación del tratamiento.
- Días de aplicación del medicamento (máximo 15 días).
- Evolución: curado, no curado.

(Curado: cuando no existen signos clínicos de estomatitis subprótesis; no curado: cuando en la mucosa existan signos clínicos de estomatitis subprótesis, que impidan comenzar la rehabilitación).

La información se llevó a planilla resumen para facilitar el análisis de los resultados. El método estadístico empleado fue el cálculo porcentual.

Resultados

En la tabla 1 se observa la distribución de pacientes por grupos de edad, según presencia o no de la estomatitis subprótesis.

Tabla 1. Distribución de pacientes según presencia o no de estomatitis subprótesis

Grupos de edades
Examinados
Con estomatitis
Sin estomatitis
No.
%
No.
%
No.
%
30-45
52
33,7
24
46,1
28
53,8
46-59
42
27,2
13
30,9
29
69,0
60 y más
60
38,9
23
38,3
37
61,6
Total
154
100,0
60
38,9
94
61,0

Se examinaron 154 pacientes; de ellos 60 (38,9 %) presentaban signos clínicos de la enfermedad; el mayor porcentaje de los pacientes examinados está en el grupo de 60 años y más (esto se debe a que en estas edades es cuando existe una gran pérdida de dientes, y por lo tanto, mayor necesidad de rehabilitación protésica).

Cuando realizamos el análisis por grupo, los pacientes más jóvenes fueron los más afectados (24, para el 46,1 % del total de examinados con esa edad). Consideramos que estos datos se corresponden con el interés estético de los pacientes que se negaron a realizar descanso de la prótesis para evitar afectaciones estéticas o sicológicas.

La tabla 2 muestra el porcentaje de pacientes afectados por grado de estomatitis.

Tabla 2. Porcentaje de pacientes según grado de estomatitis subprótesis

 
Grupo de estudio
Grupo control
Grado
No.
%
No.
%
Grado II
48
80
20
66,6
Grado III
12
20
10
33,3
Total
60
100
30
100,0

Al realizar el análisis hallamos que tanto el grupo de estudio como el de control alcanzan sus mayores cifras (80 y 66 %, respectivamente) en la estomatitis subprótesis grado II.

Los resultados alcanzados en este estudio se muestran en las tablas 3 y 4.

Tabla 3. Distribución de pacientes según grado de estomatitis subprótesis y días de aplicación del medicamento

 
Grupo de estudio
Grupo control
 
Grado II
Grado III
Grado II
Grado III
Días de aplicación
No.
%
No.
%
No.
%
No.
%
2 a 3
8
16,6
-
-
-
-
-
-
4 a 6
33
68,7
7
58
3
15
-
-
7 ó más
4
8,3
3
25
14
70
6
60
No solucionó
3
6,2
2
16
3
15
4
40
Total
48
100,0
12
100
20
100
10
100

Tabla 4. Número de pacientes curados y no curados de acuerdo con el tratamiento empleado, así como el número de visitas a consultas

Estado del paciente
Oleozón
Nistatín
Días
Días
2 a 3
4 a 6
7 ó más
Total
%
2 a 3
4 a 6
7 ó más
Total
%
Curado
8
40
7
55
91
-
3
20
23
76
No curado
-
-
-
5
8,3
-
-
7
7
23

Observamos que con la aplicación diaria de ozono y el descanso nocturno de la prótesis, la mucosa no presentaba signos clínicos de la patología estudiada entre los 4 y 7 días de aplicación, tanto para el grado II (68,7 %), como para el grado III (58 %); mientras que los pacientes tratados con nistatín y descanso nocturno de la prótesis resolvieron la patología en 7 días o más de tratamiento (el grado II con el 70 % y el grado III con el 60 %), por lo que se confirma nuestra hipótesis de que el tratamiento con ozono minimiza el tiempo de curación.

Se realizó un análisis general de los resultados y se observó que 55 pacientes (91 %) fueron curados entre los 4 y 7 días con aplicación diaria del ozono y descanso de la prótesis. En el grupo control, 23 pacientes (76 %) fueron curados a los 7 días o más con aplicación del nistatín y descanso nocturno de la prótesis.

Discusión

La aplicación diaria del oleozón fue efectiva para el tratamiento de la estomatitis sub-prótesis entre 4 y 7 visitas a consulta, por lo que el tiempo necesario para desaparecer los signos clínicos de la enfermedad fue menor que cuando se aplicó el nistatin ungüento en el grupo control. Este estudio coincide parcialmente con el realizado por Lemus,12 en que aplicó oleozón en días alternos y obtuvo 8,6 días promedio para la curación.

En los pacientes estudiados, la estomatitis subprótesis grado II se observó con más frecuencia, lo que coincide con estudios de y Almagro y Carriera.11,12

El medicamento fue efectivo en ambos grados estudiados, pero con mayor tiempo (más visitas) en el grado III. Fue vital en estos casos la retirada o descanso de las prótesis, muestra de esto es que los pacientes más afectados (grado III) en este estudio eran los que les tomó más tiempo entender la importancia del descanso protético, y a su vez, influyeron muchos de ellos en la clasificación de no curados, válido para el grupo de estudio y para el grupo control. Esto afianza lo planteado por Dechaume y otros,3 que la etiología más frecuente es el trauma o presión no fisiológica ejercida por la prótesis sobre la mucosa, por lo que se demuestra la influencia del aceite ozonizado en el tiempo de curación, que fue parcialmente garantizado por la retirada de la prótesis, el resto lo determinan las propiedades antiinflamatorias, virucida y fungicida del medicamento, lo que coincide con lo planteado por Contreras,4 D´Almeida5 y Mena.8

La presencia de estomatitis subprótesis en el grupo de pacientes más jóvenes (46,1 %) es relativamente alto e importante, porque aunque los datos nos hablan de la relación que existe con la afectación estética y psicológica del paciente para descansar de la prótesis, nos alerta sobre la educación e indicaciones de uso de estas, por lo que consideramos que se deben elevar las acciones de salud en este sentido, tanto en la atención primaria como en el nivel secundario, para contribuir a la disminución de la afección.

Por todo lo anterior, podemos concluir que el oleozón puede considerarse como medicamento efectivo en el tratamiento de la estomatitis subprótesis, afección que fue más frecuente en el grupo de edad de 30 a 45 años (46,1 %), seguido por los pacientes de más de 60 años (38,3 %). El tratamiento de la estomatitis subprótesis con oleozón fue más efectivo en la estomatitis subprótesis grado II, que fue la que presentó mayor incidencia, además de ser más rápida su curación que con el nistatín ungüento, con un rango de 4 a 7 días.

Summary

Subprothesis stomatitis is the most common pathology found at the dental prosthesis service. This lesion impedes to start immediately a prosthetic rehabilitation. In order to assess the effectiveness of oleozon in the treatment of subprosthesis stomatitis, ozonized sunflower oil was applied to a group of patients. This therapeutics has ozone as an active principle and sunflower oil as a vehicle. This drug was compared with nystatin cream, which was used in the control group. The sample consisted of 154 adult patients. 60 of them presented the pathology and were applied oleozon daily in so many visits as it was necessary. The cure criterion was the disappearance of the clinical signs of the disease. 91 % were cured with oleozon and 16 % with nystatin. It was observed that the cure with oleozon was faster.

Subject heading: STOMATITIS, DENTURE/pathology; OZONE/therapeutic use.

Referencias bibliográficas

  1. Saizar P. Prótesis a placa. 6ta. Ed. La Habana: Ed. Ciencia y Técnica; 1970.p.761.
  2. Moreira E, Bernal A. Rodríguez L. Estudio clínico histopatológico de la estomatitis sub-prótesis. Rev Cubana Estomatol 1984;21(3):189.
  3. Dechaume M. Estomatología. Estomatitis. La Habana; Instituto del Libro; 1985 p.32-3.(Edición Revolucionaria).
  4. Contreras R, Gómez M, Menéndez S. Efecto de la sustitución del aceite de oliva por aceite de girasol sobre la actividad antimicrobiana del aceite ozonizado. Revista CENIC Ciencias Químicas 1989;20(1-3):121.
  5. D´Almeida IM. Ozone, powerfull therapeutic agent in dental medicine. Gaz Med Report 1950;3:800-4.
  6. Behar R, García CE, Menéndez S. Tratamiento de la úlcera gastroduodenal con ozono. Revista CENIC Ciencias Biológicas 1989;20(1-3):59.
  7. Filippi A. Ozone in oral surgery. Currents status and prospects. Proceedings of the 12th Ozone World Congress. Little, Ozone in Medicina,1995.p.169.
  8. Mena L, Menéndez S. Efectos del ozono en el tratamiento de la gingivo estomatitis herpética aguda. Rev Cubana Estomatol 1994;31(1).
  9. Mattassi R. Ozonoterapia. Milano: Editorial Médica Farmacéutica;1985.p.90-3.
  10. Cruz Guerra OS, Menéndez Cepero, Martínez M.E. Aplicación de la ozonoterapia en el tratamiento de la alveolitis. Rev Cubana Estomatol 1997;34(1).21.
  11. Almagro Z. Carriera. Estomatitis sub-prótesis en pacientes desdentados totales. Rev Cubana Estonatol 2000;37(3):133.
  12. Lemus l. Aplicación del ozono en la estomatitis sub-prótesis. Revista Electrónica. Provincia Pinar del Río, Cuba;1999.

Recibido: 4 de abril del 2003. Aprobado: 18 de abril del 2003.
Dra. Eneida García López. Clínica Estomatológica Docente Municipal Habana Vieja. Ciudad de La Habana, Cuba

1 Especialista de I Grado en Prótesis Estomatológica. Profesora Asistente del Departamento de Prótesis de la Facultad de Estomatología. Especialista en la Clínica Municipal Docente Habana Vieja.
2 Especialista en Estomatología General Integral. Profesora Instructora de Estomatología General Integral.
3 Especialista de I Grado en Prótesis Estomatológica. Profesor Asistente del Departamento de Prótesis de la Facultad de Estomatología. Especialista en la Clínica Docente "Hermanos Gómez" de 10 de Octubre.
4 Especialista de I Grado en Prótesis Estomatológica. Policlínico Docente "13 de Marzo", Alamar.

Índice Anterior Siguiente