EDITORIAL

 

La sociedad cubana de Obstetricia y Ginecología reconoce el trabajo de los ginecobstetras y otros especialistas en el año 2014

 

 


Desde hace más de un lustro, la Junta de Gobierno de la Sociedad Cubana de Obstetricia y Ginecología decidió aprovechar la conmemoración del natalicio del Padre de la Obstetricia cubana, el profesor y patriota Eusebio Hernández Pérez, cada 18 de enero para reconocer el trabajo de todos los que de una forma u otra participan en el programa de atención materno infantil y en especial a los ginecobstetras, por los resultados del trabajo realizado el año anterior.

En el año 2014, el indicador de mortalidad infantil en Cuba se mantuvo en 4,2 por mil nacidos vivos; la más baja tasa de la historia que la sitúa como una de las primeras naciones en el mundo con más bajo indicador. E videncia la atención de un estado a la salud del pueblo y cómo una nación garantiza el derecho a la vida, como el más universal de los derechos humanos, según señaló el Dr. Roberto Álvarez Fumero, Jefe del Departamento Materno Infantil del Ministerio de Salud Pública, en entrevista concedida a los Servicios Especiales de Información del Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas.

Pinar del Río, Cienfuegos, Villa Clara, Holguín, Sancti Spíritus, Santiago de Cuba, La Habana y Guantánamo son las ocho provincias cubanas cuya tasa está por debajo del indicador nacional, a las que se suma el municipio especial Isla de la Juventud.

En el 2014, se experimentó una reducción de la mortalidad materna total para una tasa de 35 por cada 100 mil nacidos vivos; a expensas de la disminución de la mortalidad materna indirecta que descendió de 17,5 a 13,0 por cada 100 mil nacidos vivos; indicador en el que debemos seguir trabajando para su disminución.

Muchos han sido los factores que han contribuido para mostrar los indicadores señalados: el elevado nivel científico, la profesionalidad, la consagración, la disciplina y calidad humana de los médicos, enfermeras y otros profesionales y técnicos de la salud, lo que junto al perfeccionamiento de los servicios de cuidados perinatales, de atención obstétrica y al recién nacido, los cuidados intensivos neonatales, pediátricos y de adultos, el desarrollo de la cirugía neonatal y la genética médica comunitaria y el apoyo importante de los profesionales de la atención primarla han sido factores determinantes en estos la obtención de los resultados que hoy mostramos al mundo.

La Junta de Gobierno de la Sociedad Cubana de Obstetricia y Ginecología, y el grupo nacional de la especialidad, se suman a la felicitación del Departamento Materno Infantil del Ministerio de Salud Pública, a los protagonistas de este mérito, los trabajadores de la salud en la atención primaria, los cirujanos, neonatólogos, pediatras e intensivistas, y muy en especial para los ginecobstetras cubanos, que conmemoran con resultados, el aniversario 162 del natalicio del insigne patriota Eusebio Hernández Pérez, paradigma de nuestra especialidad, y con el compromiso a enfrentar los nuevos retos que depara el año 2015, con la misma responsabilidad y dedicación que caracteriza.

 

Dr. Evelio Cabezas Cruz
Presidente de la Sociedad Cubana de Obstetricia y Ginecología

Dr. Roberto Álvarez Fumero
Jefe del Departamento Materno Infantil
Ministerio de Salud Pública (MINSAP)