Indice Anterior Siguiente
Rev Cubana Med Gen Integr 2001;17(4):399-402
Formato PDF

Información al Día

La Calidad de los recursos de información en salud presentes en INTERNET

Caridad Fresno Chávez1

DeCS: INFORMATICA MEDICA; INTERNET.

Se estima que más de 25 millones de personas buscan información médica en Internet, y que existen al menos 100 000 sitios web relacionados con la salud, pero lamentablemente solo la mitad de ellos aproximadamente son supervisados por médicos.1

La calidad de la información en salud puede representar un asunto de vida o muerte como ha sido demostrado,2 de ahí que pensemos en lo que pudiera ocurrir si una información resultara mal procesada o enunciada. Pero, ¿qué entendemos por calidad?

Se impone que brindemos ante todo un criterio autorizado y simple de lo que se entiende por calidad, pues es este un tema muy polémico que se somete constantemente a revisiones por parte de los especialistas en la materia; es "la totalidad de las características de una entidad que son capaces de satisfacer las necesidades establecidas y las implícitas."3

Teniendo en cuenta este criterio, la cantidad de pacientes y profesionales de la salud que buscan en Internet la información que necesitan, y el carácter humano y social que esto implica, entenderemos por qué en los últimos años se han encaminado esfuerzos y recursos en la búsqueda de soluciones para el fenómeno Internet.

En esencia, Internet es el resultado, y funciona como una red de colaboración entre diferentes países, con apoyo gubernamental en ocasiones, instituciones académicas y sobre todo, de grandes corporaciones.

No existe una autoridad central que controle la red de redes (Internet), organizaciones voluntarias determinan los estándares, los recursos que se ubican, las decisiones operacionales y los problemas técnicos, entre ellas contamos con el Computer Emergency Response Team (CERT) y la Internet Society (ISOC).

Con la amplia diseminación de la información que se produce mediante Internet, y con las perspectivas que para el mejora-miento de los sistemas y servicios de salud se avizoran, ha pasado a ocupar un lugar importante entre los aspectos a desarrollar y mejorar en Internet, la consolidación e implementación de criterios para evaluar la calidad de la información que en ella se brinda.

La filosofía de Internet, si bien favorece un intercambio sin restricciones y posibilita que cualquier entidad habilite un sitio web sin regulaciones,4 plantea por ello dificultades para controlar la calidad de la información que en ella se introduce. Algunas instituciones han comenzado a desarrollar programas para identificar criterios5,6 e implementar la utilización de herramientas que posibiliten esta función.7

Criterios para el control de la calidad de la información en Internet

En la búsqueda de los indicadores adecuados existen varias fases que pueden resumirse así:5

a) Identificación de criterios posibles.

b) Edición y consolidación de criterios.

c) Evaluación de criterios consolidados.

d) Desarrollo y evaluación de instrumentos y procedimientos.

e) Diseminación de los productos.

Pero existe una gran dificultad inicial que es justamente la diversidad de opiniones y falta de consenso, así como la mulitiplicidad de criterios que han sido propuestos.7,8 Luego de hacer una revisión de la bibliografía al respecto, y que invitamos a los interesados a consultar para profundizar en el tema,9-14 nos gustaría resumir muy concisamente estos criterios de la manera siguiente:

Criterios sobre la presentación

Diseño y estética

La página web resulta amigable (agradable) y es fácil de leer; el material está presentado lógicamente de acuerdo con el auditorio al que se ha destinado.

Enlaces

Presenta mecanismos que aseguran la retroalimentación, es decir, volver atrás fácilmente; existen vínculos de definiciones y/o explicaciones, y se utilizan adecuadamente las palabras clave (o descriptores), de modo que puedan ser localizadas fácilmente por los robots de búsqueda o buscadores automáticos de las bases de datos.

Criterios sobre el contenido

Credibilidad, que implica conocimiento del origen dela fuente, el contexto, la actualidad, la relevancia, así como el proceso de revisión editorial.

Precisión, determinada por la objetividad, el grado de detalle, la exactitud y que resulte comprensible.

Actualidad, que incluye frecuencia en la actualización, frescura y mantenimiento del sitio.

Otro aspecto que no podemos soslayar es el referente a las herramientas y utilidades para el control, evaluación y organización de los recursos de calidad en Internet.

Se han implementado algunos elementos en la búsqueda y obtención de una mejor calidad en la información que podemos encontrar en Internet, que van desde servicios comerciales que mediante determinados softwares o incluso manualmente evalúan las características de su sitio web (por ejemplo, http:www.teleline. es, lo que lamentablemente se centran fundamentalmente en los aspectos de forma), hasta los esfuerzos de varias organizaciones y asociaciones médicas. Veamos algunos ejemplos:

Creación de alianzas entre sociedades médicas para ofrecer un supersitio, e intentar potenciar con esta acción la búsqueda de calidad, y podemos ver un ejemplo típico en esta página http://www.medem.com.15

La confección de una base de datos (Centre for Evidence Based Care Medicine) totalmente gratuita y accesible las 24 h,16 que permite incluso que los médicos planteen las preguntas, y si no existe una respuesta preelaborada, se confecciona una que puede ser consultada posteriormente.

La asociación de un grupo (20 sitios) líderes en salud de Estados Unidos para proponer un código de ética.17

La regulación por parte de la Asociación Médica de Estados Unidos de la posibilidad de prescripción de medicamentos, vía Internet.18

El establecimiento de un servicio especializado (centralizado) dirigido a médicos generales, mediante el software WaX Active Library con la creación de discos compactos actualizados trimestralmente para el programa Primary Care Information Service19 disponible en http://www.gpcomm.demon.co.uk

La existencia de un centro, para el control de la calidad de la información en salud en Estados Unidos, el Centre for Helath Information Quality disponible en http://www.hfhtt.org/chi; y más recientemente, la formulación de la posible creación de una base de datos electrónica, como iniciativa del U.S. National Institute of Health destinada a la comunidad científica internacional con acceso libre, rápido y completo E-biomed20 disponible en: http://www.nih.gov/welcome/director/director/ebiomed/ebiomed.ht.m.

Conclusiones

Son muchas las posibilidades que brinda Internet para mantener actualizados a los médicos en los últimos adelantos de la ciencia y la técnica, pero por las características actuales de la red, no toda la información que puede obtenerse en ella presenta el rigor necesario, por ello es necesario considerar algunos aspectos y condiciones de la información que se consulta.

El perfeccionamiento de los mecanismos evaluadores, clasificadores y en resumen la implementación de herramientas que velen por la calidad de la información, constituye una preocupación y objetivo de trabajo de varias instituciones.

Referencias bibliográficas

  1. Gotlieb S. 2000. Health information on internet is often unreliable. BMJ;321:136.
  2. Weisboard S. Soule J. Kimmel P. 1997. Brief report poison on line-acute renal failure caused by oil of wornwood pinchese throught Internet. N Engl J Med 1997;337:825-7.
  3. International Organization for Standard-ization. Technical Committe ISO/TC 176.ISO 8402. Quality management and quality assurance-Vocabulary 2nd ed. Geneva: International Organization for Standard-ization, 1994 (1994-04-01).
  4. Pallen M. 1995 Guide to the Internet. The World Wide Web. BMJ. 1995;311:1552-6.
  5. Oliver K, Wilkinson G, Bennet L. 1997. Evaluating the quality of Internet information U.G.A. Instructional Technology; disponible. en:http://itech1.col.uga.edu/Faculty/gwilkinson/webeval.htm(consulta: 20 mayo 1999).
  6. Ambre J. Guard R. Perveiler F. Renner J. Rippen H. 1997. Criteria for assessing the quality of health information on Internet. Working Draft. White Paper. Mitretek System. Health Information Technology Institute (HITI) Agency for Health Care Policy and Research (AHCPR); disponible en:http://hitiweb.mitretek.org/docs/criteria.pdf(consulta: 14 octubre 1997).
  7. Tate J. Tate M. 1999. Evaluating web resources; disponible en:http://www. widener. edu/Wolfgram-Memorial-Library/webeval. htm(consulta: 13 abril 1999).
  8. Kim P, Eng T, Deeming M, Maxfield A. 1999. Published criteria for evaluating health related websites: review. BMJ 1999;318:647-9.
  9. Wilkinson G. 1997. Evaluating the Quality of Internet Information Sources: Consolidated Listing of Evaluation Criteria and Quality Indicators; anailable in htp://itech 1.co.uga.edu/Faculty/Gwilkinson/webeval.htm(consulta:21 julio 1997).
  10. Auer N. Bibliography on Evaluating Internet Resources. Virginia Tech University Libraries; disponible en: http://www.lib.vt.edu/research/libinst/evalbiblio.html (consulta: 28 octubre 1999).
  11. Alexander J. Tate M. 1999. Checklist for an Informational Web Page. Widener University Wolfgram Memorial library Information Gateway; disponible en: http://2.widener.edu/Wolfgram-Memorial-Library/inform.html (consulta: 11 septiembre 1999).
  12. Engle M. 1999. Evaluating Web sites; criteria and tools. Reference Division. Cornell University; disponible en:http://www.library. cornell.edu/okuref/webeval.html(consulta: 3 junio 1999).
  13. Ciolek T. 1997. Information Quality-Catalogue of Potent Truism. Information Quality WWW Virtual Library; disponible en: http://www.ciolek.com/WWWVLPages/QltyPages/Qltytruisms.html (consulta: 10 noviembre 1997).
  14. Ciolek T. 1999. Information Quality WWW Virtual Library. The Internet Guide to Construction of Quality Online. Resources; disponible en:http://www.ciolek.com/WWWVL-Info Quality.html(consulta: 10 octubre 1999).
  15. Charatan F. 1999. American Medical Associa-tion launches new Internet “Supersite” BMJ 1999;319:1217.
  16. Dawes M. Godwin M. 2000. Global medical knowledge database. BMJ 2000;320:1340.
  17. Charatan F, 2000. Health Websites in U.S. propose new ethics code. BMJ 2000; 320:1359.
  18. Carnall D. 1999. American Medical Associa-tion moves to regulate prescribing on the Internet. BMJ 1999;319:213.
  19. Lyons J, Khot A. 2000. Managing information overload: developing an electronic directory. BMJ 2000;320:160.
  20. Delamothe T. 1999. U.S. National Institute of Health clarifies E-biomed database. BMJ 1999;319:73.

Recibido: 7 de diciembre del 2000. Aprobado: 1ro de marzo del 2001.
Dra. Caridad Fresno Chávez. Calle 208 # 1928 e/ 21 y 21A, reparto Atabey, municipio Playa, Ciudad de La Habana, Cuba.

 

1 Especialista de II Grado en Fisiología Normal y Patológica. Profesora Auxiliar de el Instituto Superior de Ciencias Médicas de La Habana.

 

Indice Anterior Siguiente