Indice Anterior Siguiente
Rev Cubana Oftalmol 1996;9(2)
Hospital Militar Clinicoquirúrgico Docente Dr. Octavio de la Concepción y de la Pedraja

Estudio comparativo de dos métodos terapéuticos en el glaucoma crónico simple

Dra. Marianela Ibáñez Morales,1 Dr. Armando Rodríguez Romero,2 Dra. Lourdes A. Ferrer Mahojo3 y Téc. Gloria Fernández Sifontes4
  1. Especialista de I Grado en Oftalmología. Hospital Militar de Camagüey.
  2. Especialista de II Grado en Oftalmología. Profesor Asistente del ISCM Camagüey.
  3. Dra. en Ciencias Médicas. Especialista de II Grado en Oftalmología. Instructora Docente.
  4. Técnica en Oftalmología del Hospital Militar de Camagüey.

RESUMEN

El tratamiento médico del glaucoma crónico simple (GCS) se dirige, fundamentalmente, a la disminución de la presión intraocular; pero no se habla mucho en la literatura de medicamentos que influyan sobre la hemodinamia ocular y plasticidad del sistema nervioso. En la búsqueda de otras alternativas hemos estudiado en 100 pacientes (200 ojos) con GCS incipiente la función visual y la presión intraocular después de aplicar ozono sólo y ozono y magnetoterapia combinados. Los resultados fueron los siguientes: en la aplicación combinada de ozono y magnetoterapia la agudeza visual mejoró en el 85 % de los casos, el campo visual en el 100 % y la presión intraocular en el 67 %. En los tratados sólo con ozono, la agudeza visual mejoró en el 61 %, el campo visual en el 77 % y la presión intraocular en el 60 %.

Palabras clave: GLAUCOMA DE ANGULO ABIERTO/terapia; OZONO/uso terapéutico; TERAPIAS ALTERNATIVAS; ACUIDAD VISUAL/fisiología; CAMPOS VISUALES/fisiología; PRESION INTRAOCULAR/fisiología.

INTRODUCCION

Este trabajo es motivo de un protocolo de investigación nacional, el cual se inició en el Hospital "Carlos J. Finlay" de Ciudad de La Habana, en 1989, por la Dra. Lourdes A. Ferrer, et al.

Este tratamiento constituye un método de rehabilitación del glaucoma crónico simple; entidad ésta, que como todos conocemos, presenta una causa multifactorial y es padecida según lo reportado hasta el momento en aproximadamente el 2 % de la población de más de 40 años, aunque en algunos países como Jamaica es el 1,24 % , en Inglaterra el 1,23 % y en otros llega al 6 % en pacientes de más de 65 años. Constituye además, la tercera causa de ceguera e invalidez visual en el mundo.1,2

Se asocia con frecuencia a la hipertensión arterial (HTA), aterosclerosis y enfermedades con gran componente vascular.3

Entre todos los complejos medicamentosos ensayados el más generalizado es el que comprende los bioestimulantes, angioprotectores, vitaminoterapia y vasodilatadores, aunque su empleo no está sistematizado y se aplica generalmente en estadios iniciales de la enfermedad.4,5

El ozono, variedad alotrópica del oxígeno, fue descubierto por Schonbeiv, en 1840. Entre las propiedades que lo hacen útil en el glaucoma están: el mejoramiento de las propiedades reológicas de la sangre a través de los capilares; el incremento de la flexibilidad y permeabilidad de la membrana eritrocitaria al oxígeno; la activación de los sistemas enzimáticos protectores contra procesos degenerativos; la recuperación funcional de células viables parcialmente inactivas; la estimulación de varios ciclos bioquímicos, entre ellos el de Krebs que incrementa la metabolización del oxígeno y el favorecimiento de la neuroplasticidad.6,7

En los últimos años, en la práctica médica oftalmológica, junto a los métodos terapéuticos, se ha abierto paso a la magnetoterapia, método mediante el cual actúan sobre el organismo del hombre campos magnéticos constantes y variables, y que al igual que el ozono tiene propiedades que lo hacen útil en el glaucoma como son: mejora las propiedades reológicas de la sangre a través de los capilares, acelera la conducción del estímulo luminoso a través de la fibra del nervio óptico, aumenta la actividad inmunológica, así como su acción antiinflamatoria, antiedematosa y analgésica. Su aplicación ha sido demostrada por diferentes autores (Zobina, 1949; Ferrer Mahojo LA, et al, 1991).8-10

Basándonos en las experiencias obtenidas por este Grupo de Trabajo del Hospital "Carlos J. Finlay", donde fue demostrado un incremento de la función visual en el paciente aquejado de dicha enfermedad, comenzamos a realizar nuestro propio trabajo, encaminado a lograr resultados similares.

El objetivo fundamental de este trabajo fue evaluar los resultados terapéuticos de la ozonoterapia y magnetoterapia en la rehabilitación del paciente con glaucoma crónico simple; los específicos: determinar la acción de estos 2 métodos terapéuticos en la función visual (agudeza visual y campo visual) de los pacientes aquejados de esta enfermedad, y en la tensión ocular.

MATERIAL Y METODO

Nuestro trabajo comprende el estudio de 100 pacientes (200 ojos) con glaucoma crónico simple en estadios iniciales de la enfermedad (I y II), según la clasificación de Nesterov, en edades comprendidas entre los 35 y 69 años de edad, que se atienden en consulta programada de nuestro centro, debidamente controlados y compensados de su enfermedad ocular y general, exentos de tratamiento antioxidante.

El total de pacientes se separó en 2 grupos de 50 cada uno (100 ojos). A un grupo se le aplicó ozonoterapia solamente y al otro ozono y magnetoterapia combinados.

Las condiciones de selección que tenían que cumplir estos pacientes eran: no presentar enfermedad ocular con repercusión visual y no haberse aplicado tratamiento rehabilitador anterior. Se excluyeron aquellos pacientes que presentaban procesos neoplásicos, discracias sanguíneas, tendencia a hemorragia, hipersensibilidad al tratamiento, aterosclerosis avanzada y cardiopatías isquémicas severas.

En consulta programada de una sesión semanal se realizó examen oftalmológico completo a estos pacientes que incluyó el estudio de la visión central con optotipos de Snellen, tonometría de identación con tonómetro de Schiötz y tabla de Friedenwald de 1955, biomicroscopia y gonioscopia con lente de Goldman, perimetría con perímetro de Kuger de la KARL ZEISS y fondo de ojo con un oftalmoscopio de alta eficiencia de la KARL ZEISS.

La aplicación de ozono se hizo por vía rectal a una concentración del 50 mg/L; se administraron 200 mL en cada sesión hasta completar 15 por ciclo. El paciente debía estar previamente desayunado y acostarse en decúbito lateral para su administración.

La aplicación de la magnetoterapia se realizó ubicando un electrodo frente a los ojos y otro por encima de la prominencia occipital, con una frecuencia de 50 hz, 123 gauss de intensidad, discontinuo, con un tiempo de exposición de 10 minutos; todo esto en cada sesión hasta completar 15 por ciclo.

En el caso de los pacientes en que se les aplicó la combinación de ambos tratamientos, primero se aplicaban la magnetoterapia y luego el ozono.

RESULTADOS

De las enfermedades asociadas, la más frecuente encontrada en los 2 grupos de tratamiento fue la diabetes mellitus (DM), le siguieron la hipertensión arterial (HTA) y los trastornos gastrointestinales (TG) (tabla 1).
TABLA 1. Diferentes enfermedades asociadas en pacientes en estudio de acuerdo con los diferentes esquemas de tratamiento
 
Enfermedades
Tratamiento 
DM
HTA
TG
O3
20
10
10
O3 + CM
30
10
10
Nota: O3: Ozono. cM: Campo magnético. DM: Diabetes mellitus. HTA: Hipertensión arterial. TG: Trastornos gastrointestinales. Fuente: Propia de la investigación.

L a frecuencia en cuanto al sexo fue mayor en el femenino y respecto a las edades en los mayores de 40 años, para los 2 grupos de tratamiento (tabla 2).

TABLA 2. Distribución por sexo y edad en pacientes tratados
   
Edades
Tratamiento 
Sexo 
F M
Menos de 40
41 a 49
50 a 59
60 a 69
Más de 70
O3
30
20
 
25
15
10
O3+ CM
40
10
 
20
15
15
Nota: O3: Ozono. CM: Campo magnético. Fuente: Propia de la investigación.

Según el comportamiento de la agudeza visual en el grupo de tratamiento de ozonoterapia, solamente de los 100 ojos (50 pacientes), 35 fueron normales y 65 entraron en el grupo de los subnormales, de los cuales mejoraron su agudeza visual 40 de ellos, para el 61 %; mientras que en los del grupo de tratamiento combinado de los 100 ojos (50 pacientes), 30 fueron normales y 70 subnormales; de ellos, 60 (85 %) mejoraron su agudeza visual. Se observó una mejoría en los pacientes de tratamiento combinado (tabla 3).

TABLA 3. Comportamiento de la agudeza visual en los 2 grupos de tratamiento
   
Agudeza visual
   
Inicial
   
Tratamiento 
No. de ojos
Normales
Subnormales
Mejoría
Sin variación
Disminución
O3
100
35 (35 %)
65 (65 %)
40 (61 %)
20 (31 %)
5 (8 %)
O3+CM
100
30 (30 %)
70 (70 %)
60 (85 %)
7(10 %)
3 (5 %)
Nota: O3: Ozono. CM: Campo magnético. Fuente: Propia de la investigación.

Según la perimetría, de los 100 ojos en que se aplicó el tratamiento combinado, 30 fueron normales y 70 subnormales. Mejoró el 100 % de los casos; sin embargo, en los que se aplicó solamente ozono de los 65 subnormales mejoraron sólo 50 (77 %) (tabla 4).

TABLA 4. Comportamiento de la perimetría en los 2 grupos de tratamiento
   
Perimetría inicial
Sin
Tratamiento 
No. de ojos
Normales
Subnormales
Mejoría
Variación
Disminución
O3
100
35 (35 %)
65 (65 %)
50 (77 %)
10 (16 %)
5 (7 %)
O3 +CM
100
30 (30 %)
70 (70 %)
70 (100 %)
-
-
Nota: O3: Ozono. CM: Campo magnético. Fuente: Propia de la investigación.

En cuanto al comportamiento de la presión intraocular, en el grupo que se aplicó ozono solamente, 50 ojos fueron normales y 50 subnormales, de los cuales 30 (60 %) mejoraron su presión intraocular (disminuyó); mientras que en los que se aplicó tratamiento combinado, de 60 ojos subnormales, 40 mejoraron, para el 67 %. Observamos comparativamente en esta tabla, que existen mejores resultados en el grupo de tratamiento combinado con el 7 % de compensación tonométrica superior (tabla 5).

TABLA 5. Comportamiento de la presión intraocular en los 2 grupos de tratamiento
 
Presión intraocular
 
Inicial
     
Tratamiento 
No. de ojos
Normales
Subnormales
Mejoría
Sin variación
Aumentada
O3
100
50 (50 %)
50 (50 %)
30 (60 %)
10 (20 %)
10 (20 %)
O3-CM
100
40 (40 %)
60 (60 %)
40 (67 %)
15 (25 %)
5(8 %)
Nota: O3: Ozono. CM: Campo magnético. Fuente: Propia de la investigación.

CONCLUSIONES

  1. En ambos grupos se obtuvo una mejoría de los parámetros analizados.
  2. En el grupo al que se le aplicó la terapéutica combinada, los resultados satisfactorios fueron superiores: mejoró agudeza visual en el 85 %, la perimetría en el 100 % y la presión intraocular en el 67 %. En el grupo que sólo recibió ozono mejoró la agudeza visual en el 40 % de los casos, la perimetría en el 77 % y la presión intraocular disminuyó en el 60 %.
  3. Se observó la importancia de la diabetes mellitus como enfermedad asociada más frecuente en estos grupos estudiados.

RECOMENDACIONES

Continuar con este estudio en nuestros pacientes; ofrecerlo como tratamiento rehabilitador del glaucoma crónico simple a otros centros asistenciales y tenerlo presente como posibilidad de prolongar el período previo al tratamiento quirúrgico, si es necesario.

SUMMARY

The medical treatment for simple chronic glaucoma is aimed, mainly, to reduce intraocular pressure, however, there is not enough information in the literature regarding the use of drugs which may influence upon ocular hemodynamics and the plasticity of the nervous system. Looking for other alternatives, we have studied the visual function and the intraocular pressure on 100 patients (200 eyes) presenting with incipient simple chronic glaucoma after the application of ozone, and a combination of ozone and magnetotherapy. Results are as follows: with the combined application of ozone and magnetotherapy, visual acuity improved in 85% of cases, the visual field in 100%, and intraocular pressure in 67% of cases. In patients treated with oozone alone. visual acuity improved in 61%, the visual field in 77% and intraocular pressure in 60%.

Key words: GLAUCOMA, OPEN-ANGLE/therapy; OZONE/therapeutic use; ALTERNATIVE THERAPIES; VISUAL ACUITY/physiology; VISUAL FIELDS/physiology; INTRAOCULAR PRESSURE/physiology.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

  1. Speath GL, Jandra LF. Glaucoma can impair your vision Exec Helath Rep. January, 1988.
  2. Tielsch JN, Sommer A, Katzj, Royall RM, Quigley HA, Javit J. Racial variations in the prevalence of primary open angle glaucoma The Baltimore eye surgery. 1991;17:369-74.
  3. Kashintseva LT. Results of experimental and clinical investigations of pathogenes of glaucoma. The Odessa Academic Filatov Research Institute of the eye diseases and tissue therapy reports of the international Conference rehabilitation of patients with pathology of the eye Sept. 16-18, 1986: Odesa, USSR.
  4. Kashintseva LT, Kribiniski PK, Colomietz AS, Kuron VV, Babucena UU. Tratamiento de estadios tempranos del glaucoma de ángulo abierto. Recomendación metódica. Odessa 1985.
  5. Kashintseva LT. Nuevos principios en el tratamiento de estadios iniciales del glaucoma de ángulo abierto. Tesis del Séptimo Congreso de Oftalmología de Ucrania, URSS: 269.
  6. Mukha AR. Study rheologic properties of the blood in patients with open angle glaucoma. Vest Oftalmol 1990;106(2):7-9.
  7. Ferrer L, Menéndez S, Gómez M, Díaz W. Ozonoterapia en el glaucoma crónico simple. I Congreso Iberolatinoamericano de aplicaciones del ozono. Ciudad de La Habana Oct-Nov. 1990.
  8. Ferrer Mahojo LA, et al. Magneto-ozonoterapia. Nuevo método rehabilitador en el paciente portador de glaucoma crónico simple. Séptimo Forum Nacional de Piezas de Respuesto, Equipos y Tecnologías de Avanzada. Ciudad de La Habana, 1992.
  9. Zobina LV, Omsloveskaya LS, et al. Efectividad de la magnetoterapia en la atrofia del N.O. Vest Oftalmol 1990;106(5):51-7.
  10. Ferrer LA, Santos D, Pérez L. Experiencias del campo magnético en oftalmología. Primer Encuentro Nacional de Aplicación del Magnetismo en Medicina. Ciudad de La Habana, Sep. 1991.
Recibido: 13 de diciembre de 1995. Aprobado: 10 de abril de 1996.

Dra. Marianela Ibáñez Morales. Coronel Bringas No. 61 entre Padre Carmelo y Freide. Reparto Alturas del Casino, Camagüey, Cuba.

Indice Anterior Siguiente