Indice Anterior Siguiente
Rev Cubana Pediatr 2003;75(3):

Experiencia y resultados

Hospital Pediátrico Universitario "Juan Manuel Márquez"

Histiocitosis de células de Langerhans en el ganglio linfático. Características histopatológicas

Dra. Alma Torres Gómez de Cádiz Silva1 y Dra. Mercedes Cárdenas Bruno2

Resumen

La histiocitosis de células de Langerhans (HCL) en cualquiera de sus formas clínicas de presentación, puede tener dentro de sus manifestaciones un síndrome adénico, pero en ocasiones el ganglio linfático puede ser el único sitio de asiento de la enfermedad. Se muestran en este artículo las características histopatológicas de la HCL en el ganglio linfático. Se estudiaron 7 pacientes: 2 clasificados con enfermedad de Letterer-Siwe y 5 tuvieron como única manifestación de esta enfermedad la toma ganglionar. Se describen las características morfológicas que adopta la HCL en el ganglio linfático, el diagnóstico diferencial con otras entidades y la evolución clínica de estos pacientes.

DeCS: HISTIOCITOSIS DE CÉLULAS DE LANGERHANS (HCL); SINDROME ADENICO.

Las variedades de histiocitosis de células de Langerhans (HCL), la enfermedad de Letterer-Siwe, el granuloma eosinófilo y la enfermedad de Hand-Shuller-Christian, son entidades clínico-patológicas bien definidas.1-7

Estos 3 procesos tienen como característica común la proliferación de la célula de Langerhans, la cual ha sido profundamente estudiada y reconocida como un histiocito que se encuentra normalmente en la piel y en órganos linfoides, con un origen en la médula ósea, pero independiente de la línea macrofagomonocitaria.

Tiene como características inmunohistoquímicas que posee la proteína S 100 y el antígeno de superficie CD1 y algunos autores la han definido como un histiocito de la zona T dependiente de los órganos linfoides. Los gránulos de Birbeck en el citoplasma de la célula constituyen la única propiedad específica descrita hasta ahora. Recientemente se utiliza el anticuerpo 010 que detecta el antígeno CD1 en tejidos procesados en parafina.7-11

La HCL puede interesar los ganglios linfáticos, con un síndrome adénico que forme parte del cuadro clínico de cualquiera de las entidades clásicas o en ocasiones puede ser el único órgano afectado.12-18

En este trabajo describimos los distintos aspectos morfológicos que adopta la histiocitosis X al asentar en el ganglio olinfático. Estudiamos 7 pacientes, 2 de ellos clasificados como afectados por la enfermedad de Letterer-Siwe, en el resto la proliferación histiocítica estuvo limitada al ganglio linfático.

Este estudio anatomopatológico se completa con la presentación de la evolución clínica de los enfermos.

Métodos

Se realizó el estudio microscópico de 7 adenopatías provenientes de pacientes ingresados en el Hospital Pediátrico Universitario "Juan Manuel Márquez", durante los años 1989 al 2001.

El tejido ganglionar se fijó en formol neutro al 10 % para su inclusión posteriormente en parafina. Para el estudio ultraestructural, una pequeña parte se fijó en glutaraldehído con posfijación en osmio e inclusión en araldita. La tinción se efectuó con acetato de uranilo y citrato de plomo.

Las tinciones utilizadas en los cortes incluidos en parafina fueron las siguientes: hematoxilina y eosina, Giemsa y técnica para fibras reticulares de Gomori. Se realizaron las técnicas de inmunohistoquímica, antilisosina (AL), antialfa 1 antitripsina (AT) y anti-proteína S 100 mediante la técnica de PAP.

Resultados

Se realizó el estudio anatomopatológico de 7 adenopatías provenientes de 7 pacientes ingresados en el Hospital Pediátrico Universitario "Juan Manuel Márquez".

Dos pacientes, menores de 2 años de edad, mostraron un cuadro clínico de toma del estado general, hepatoesplenomegalia, anemia, fiebre y un síndrome adénico. El diagnóstico clínico-patológico fue de enfermedad de Letterer-Siwe.

El estudio microscópico del ganglio linfático en ambos casos mostró una proliferación monomorfa extensa con ocupación del parénquima de células grandes, de citoplasma abundante, eosinófilo, con núcleos ovalados, algunos "torcidos", otros con un pliegue característico (fig. 1), la actividad mitótica muy escasa, no se observó fagocitosis, aisladas células gigantes multinucleadas y pequeños focos de necrosis. En el estudio ultraestructural de uno de los casos se demostraron los característicos gránulos de Langerhans en el citoplasma. La reacción a la proteína S 100, fue positiva.


FIG. 1. Histiocitosis de Langerhans con núcleos irregulares y pliegues nucleares. H y E ´ 200.

Uno de los pacientes falleció y el otro se encuentra vivo y asintomático.

En 5 pacientes el diagnóstico histopatológico fue de granuloma eosinófilo primario de ganglio linfático: un paciente de 3 años con una adenopatía de localización submaxilar, los otros 4 enfermos en edades entre 3 y 8 años con adenopatías de localización cervical.

El aspecto macroscópico de los ganglios fue similar en los 5 casos, los mayores alcanzaron alrededor de 2 cm de diámetro, a los cortes el parénquima con focos de aspecto necrótico, con áreas llamativas de color amarillo.

El aspecto microscópico mostró conservación parcial de la arquitectura, con áreas extensas de necrosis, y se destacan en los diferentes campos conglomerados de eosinófilos, como "abscesos", así como la agrupación en masas y cordones de las características de las células de Langerhans, las cuales aparecen con citoplasmas claros por el contenido lipídico en los bordes de las zonas necróticas (fig. 2).


FIG. 2. Granuloma eosinófilo. Tejido necrótico a la izquierda. Célula gigante e histiocitos espumosos. H y E ´ 200.

Las células gigantes multinucleadas fueron abundantes. La identidad de las células de Langerhans se confirmó también al demostrar la proteína S 100 en el citoplasma de la célula de Langerhans en todos los casos (fig. 3).


FIG. 3. Reacción positiva a la proteína S100. PAP ´ 100.

A todos los pacientes se les realizó survey óseo y en ninguno de ellos se encontró imagen osteolítica y la evaluación clínico-humoral de estos arrojó resultados negativos.

El diagnóstico anatomopatológico se realizó en un paciente en el año 1991, 2 en el año 1992, 1 en el 1996 y 2 en 2000, en estos momentos todos se encuentran asintomáticos.

Discusión

La histiocitosis X tiene un espectro clínico-patológico amplio con un denominador común: la proliferación de la célula de Langerhans, cuyas características microscópicas, inmunohistoquímicas y ultraestructurales se encuentran bien definidas.1-12
La toma del ganglio linfático puede formar parte de alguna de las variedades típicas de la enfermedad o puede ser la forma de inicio de una de ellas.10,12-18

En la enfermedad de Letterer-Siew, la variante sistémica de este proceso, hay infiltración masiva del ganglio por estas células; el diagnóstico diferencial con la histiocitosis maligna se hace por la presencia manifiesta de atipia y mitosis que presenta esta última y también por la actividad de fagocitosis que puede ser característica de estas células malignas, 2 aspectos microscópicos que faltan en la histiocitosis de células de Langerhans.

Desde el punto de vista de la inmunohistoquímica las células de la histiocitosis maligna habitualmente muestran reacciones positivas con los anticuerpos antitripsina y antilisosina y no contienen la proteína S100 característica de la célula de Langerhans.16-23

El granuloma eosinófilo por las áreas de necrosis que presenta y las células claras cargadas de lípidos puede ofrecer confusión diagnóstica con una inflamación granulomatosa por micobacteria, la presencia de los nidos de células de Langerhans y los "abscesos" de eosinófilos, además de no demostrarse bacilos ácido-alcohol resistente, todo lo cual apoyan el primer diagnóstico.

Aunque existe gran cantidad de eosinófilos, células gigantes y áreas de necrosis, no creemos que el cuadro histológico tenga posibilidades de confusión con una enfermedad de Hodgkin, pues las características células de Reed-Stemberg están ausentes, así como las células lacunares, características de la variante esclerosis nodular.

Un paciente con diagnóstico de enfermedad de Letterer-Siwe falleció en un cuadro de sepsis generalizada. Los 5 pacientes con diagnóstico de granuloma eosinófilo del ganglio se han mantenido asintomáticos y con survey óseo negativos.

Summary

Langerhans cell histiocytosis in any of its clinical forms of presentation may have, among its manifestations, an adenic syndrome, but occasionally the lymph node is the only site of the disease. This article presents the histopathological characteristics of Langerhans cell histocytosis in the lymph node. Seven patients were studied: 2 diagnosed with Letterer-Siwe disease and 5 had lymph node occupation as the only manifestation. It also describes the morphological characteristics of Langerhans cell histiocytosis in the lymph node, the differential diagnosis in relation to other entities and the clinical development of these patients.

Subject headings: HISTIOCYTOSIS, LANGERHANS-CELL; LYMPHATIC SYSTEM.

Referencias bibliográficas

  1. Favara E, Feller AC. Contemporary classification of histiocytic disorders. Med Ped Onc 1997;29:157-66.
  2. Lichtenstein L. Histiocytosis X: Integration of eosinophilic granuloma of bone, "Letterer-Siwe disease" Hand Schuller Christian - disease as related and manifestations of a singuel nosological entity. Arch Pathol 1953;56:84-102.
  3. Nezelof C, Basset F, Rousseau MF. Histiocytosis X. Histiostogenetic arguments for a Langerhans cell origin. Biomedicine 1973;18:365-71.
  4. Komp MD. Historical perspective of Langerhans cell histiocytosis. Hematology/Oncology Clin Norteam March 1987;1:9-19.
  5. Writting Group of the histiocyte Society. Histiocytosis syndromes in children. Point of view. Lancet 1987;24:208-9.
  6. Newton WA, Jr, Hamoudi AB. Histiocytosis a histologic classification with clinical correlation. Perspect Pediatr Pathol 1973;1:251-83.
  7. Favara BE. The Pathology of "Histiocytosis". Am J Pediatr Hematol Oncol 1981;3:45-56.
  8. Wolf K. The Langerhans cell. Curr Probl Dermatol 1972;4:79-145.
  9. Feltkamp CA, Van Heerde P, Feltkamp- Vroom TM. A malignant tumor arising from interdigitating cells; light microscopial, ultrastructural, immuno-and enzyme-histochemical characteristics. Virchow´s Archiv A (Pathol Anat) 1981;393:183-92.
  10. Malone M. The histiocytosis of childhood. Histopathology 1991;19(2);105-19.
  11. Dehner LP. Morphologic findings in the histiocytic syndromes. Semin Oncol 1991;18(1):8-17.
  12. Moschela SL, Cropley TG. Mononuclear phagocytic and dendritic cell systems. J Am Acad Dermatol 1990; Jun 22:1091-7.
  13. Reid H, Fox H, Whittaker JS. Eosinophilic granuloma of lymph nodes. Histopatology 1977;1:31-7.
  14. Vernom ML, Fountain L, Krebs HM. Birbeck granules (Langerhan's cell granules) in human lymph nodes. Am J Clin Pathol 1973 60:771-9.
  15. Williams JW, Dorfman RF. Lymphadenopathy as the initial manifestation of histiocytosis X. Am J Surg Path 1979;3:405-21.
  16. Motoi M, Helbron D, Kaiserling E, Lennert K. Epsinophilic granuloma of lymph nodes. A variant of histiocytosis X. Histopathology 1980;4:585-606.
  17. Rosai J. Ganglios linfáticos. En: Patología quirúrgica, La Habana: Ed. Científico-Técnica, 1983:1184-5.
  18. Chambers TJ, Stansfeld AG. Histiocytosis and histiocytic neoplasm. Lymph Node Biopsy Interpretation, Stansfeld AG, New York: Churchill Livingstone, 1985;361-6.
  19. Jaffe ES. Histiocytosis of lymph nodes. Biology and differential diagnosis. Semin Dagn Pathol 1988;5:376-90.
  20. Isaacson P, Jones DB, Milward-Sadler BH. Alpha 1 antitripsina in human macrophages. Lancet 1981;1:67-70.
  21. Isaacson P, Jones DB, Sworn MJ. Malignant histiocytosis of the intestine: report of three cases with immunological and cytochemical analysis. J Clinic Path 1982;35:510-6.
  22. Lampert IA, Catovsky D, Bergier N. Malignant histiocytosis a clinicopathological study of 12 cases. Brit J Hemat 1978;40:65-77.
  23. Lombardi L, Carbone A, Pilotti S, Silke F. Malignant Histiocytosis: a histological and ultrastructural study of lymph node in six cases. Histopathology 1978;2:315-28.

Recibido: 8 de febrero de 2002. Aprobado: 12 de marzo de 2002.
Dra. Alma Torres Gómez de Cádiz Silva. Avenida 49, No. 3409, entre 34 y 36, Kohly, municipio Playa, Ciudad de la Habana, Cuba.

1 Especialista de II Grado en Pediatría. Profesora Auxiliar de la Facultad "Carlos J. Finlay".
2 Especialista de II Grado en Pediatría.

Indice Anterior Siguiente