Indice Anterior Siguiente
REV CUBANA PLANT MED 1998;3(2):64-68
Formato .PDFFormato .PDF

Centro de Investigaciones y Desarrollo de Medicamentos

Estudio de propagación en Senna alata (L.) Roxb. (Guacamaya francesa)

Ing. Ciro Mario Lemes Hernández1
  1. Ingeniero Agrónomo. Aspirante a Investigador.

Resumen

Se probaron 10 tratamientos diferentes para favorecer la germinación de las semillas de Senna alata (L.) Roxb, con el objetivo de lograr uniformidad y elevado porcentaje de germinación. Las semillas inmersas en ácido sulfúrico durante 15 min germinan casi en su totalidad en pocos días, cuando se almacenan por corto tiempo. Si las semillas se colectan de frutos, antes de la dehiscencia, y son sembradas inmediatamente, también germinan en un elevado porcentaje.

Descriptores DeCs: SEMILLAS; GERMINACIÓN; ÁCIDOS SULFÚRICOS; PLANTAS MEDICINALES.

Summary

Ten different treatments were tested, to favour seed?s germination of Senna alata (L.) Roxb., to obtain uniformity and also a high percentage of germination. Seeds inmersed in sulphuric acid for 15 min., germinate almost totally in a few days, when they are short term stored. If seeds are harvested from fruits, before dehiscence, and they are immediately sowed, also germinate in a high percentage.

Subject headings: SEEDS; GERMINATION; SULFURIC ACID; PLANTS MEDICINAL.

Las plantas deben dispersar sus semillas de manera y en cantidades que algunas, por lo menos, puedan sobrevivir para que la especie continúe. Para esto, las plantas se valen de muchos medios, por ejemplo, una cubierta impermeable, que puede retardar la germinación por largos períodos, lo que sucede en especies de la familia Cesalpinaceae, a la cual pertenece Senna alata (L.) Roxb., conocida comúnmente como Guacamaya francesa.1

Muchas veces un sabio comportamiento de la naturaleza constituye un escollo al tratar de domesticar determinadas especies silvestres, pues se necesita obtener grandes poblaciones de plantas, lo que sólo es posible de lograr con uniformidad en la germinación.

La Guacamaya es una especie medicinal con propiedades antibacteriana, antifúngica y antiinflamatoria,2-4 por lo que es necesario desarrollar su cultivo y estudiar diferentes métodos de escarificación hasta lograr una germinación elevada y uniforme.

Métodos

Los experimentos se realizaron en la Estación Experimental de Plantas Medicinales "Dr. JT Roig" del CIDEM, ubicada en San Antonio de los Baños, La Habana, Cuba, en el año 1992.

Las semillas se colocaron en un área bajo techo, con suelo ferralítico rojo hidratado al que se le adicionó materia orgánica. (Benítez AM, González F. Estudios de las condiciones agroquímicas y de suelo, estudio de las necesidades nutricionales del Solanum globiferum Dunal. ISCAH. Trabajo de Diploma, 1984: 65).

Las semillas utilizadas fueron tomadas del vivero coleccional de la citada institución. Una parte de ellas colectada en el momento de comenzar los experimentos (0) y las demás, tomadas de nuestra espermateca, almacenadas por 2 meses (B) y un año (M), respectivamente en frascos de cristal con tapa metálica a temperatura ambiente.

En el primer experimento, a estas semillas de 3 edades se le aplicaron los tratamientos siguientes para provocar la escarificación de su testa:

  1. Testigo (sin tratamiento alguno).
  2. Semillas remojadas en agua hirviente por 2 ó 5 s, después de escurridas se sembraron.
  3. Semillas remojadas en agua por 24 h, después escurrir y sembrar.
  4. Semillas remojadas en agua por 48 h, después escurrir y sembrar.
  5. Semillas remojadas en agua por 72 h, después escurrir y sembrar.
  6. Semillas expuestas a una corriente de agua por 15 h, después escurrir y sembrar.
  7. Escarificación mecánica, las semillas se pasan por papel abrasivo, después remojar 24 h, escurrir y sembrar.
  8. Escarificación química, las semillas se sumergen en ácido sulfúrico 15 min, después lavar, escurrir y sembrar.
  9. Escarificación química, se sumergen las semillas en ácido sulfúrico 30 min, después lavar, escurrir y sembrar.
  10. Escarificación química, se sumergen las semillas en ácido sulfúrico 60 min, después lavar, escurrir y sembrar.
Se evaluó en todos los tratamientos el porcentaje final de germinación. Con la finalidad de interpretar mejor los resultados sólo se evaluaron para los tratamientos con alto porcentaje de germinación las variables: inicio, final, duración, coeficiente de velocidad y masividad de la germinación.

Las medias resultantes de las evaluaciones realizadas se transformaron por Öx y arcsen (Öx), según correspondió. La diferencia entre los tratamientos se determinó por un análisis de varianza simple, y las medias se compararon por el test de Duncan.

En el segundo experimento se tomaron semillas de frutos cerrados (fc), ya maduros, y de frutos dehiscentes (FD), las que fueron sumergidas en agua por 24 h y ácido sulfúrico por 15 min, fueron separadas según aumentaran de tamaño al imbibirse en el líquido o permanecieran normal, lo que originó otros 9 tratamientos siguientes:

  1. Semillas de frutos cerrados y maduros (FC).
  2. Semillas de frutos dehiscentes (FD).
  3. Semillas de frutos cerrados, sumergidas en agua (hinchadas) (HFCI).
  4. Semillas de frutos cerrados, sumergidas en agua (normales) (HFCN).
  5. Semillas de frutos cerrados, sumergidas en ácido sulfúrico (normales) (AFCN).
  6. Semillas de frutos cerrados, sumergidas en ácido sulfúrico (hinchadas) (AFCI).
  7. Semillas de frutos dehiscentes, sumergidas en agua (hinchadas) (HFDI).
  8. Semillas de frutos dehiscentes sumergidas en agua (normales) (HFDN).
  9. Semillas de frutos dehiscentes sumergidas en ácido sulfúrico (normales) (AFDN).
Se evaluó el porcentaje final de germinación para cada uno de los tratamientos.

Resultados

El análisis del porcentaje de germinación para todos los tratamientos estudiados (tabla 1) mostró que es posible lograr porcentajes de germinación de 50 hasta 100 %, cuando las semillas se sumergen en ácido sulfúrico, sin tener en cuenta el tiempo de inmersión, pues semillas con 2 meses de almacenadas, sumergidas por 15 min. (B-8) y 1 h (B-10) en el ácido germinaron sin diferencia alguna. La edad de las semillas sí parece tener importancia, cuando son tratadas con ácido; pues dentro de este grupo se logran los valores de germinación más elevados en las semillas con 2 meses de almacenadas (B) entre 100 y 93 % y los más bajos cuando están acabadas de cosechar (O) 61 y 57 % de germinación.

A continuación de los tratamientos con ácido se agruparon las semillas acabadas de cosechar, las cuales fueron tratadas de una forma u otra con agua, con valores de germinación entre 28 y 39 %. El resto de los tratamientos no favoreció la germinación de las semillas, se logró muy bajo porcentaje, o ninguno, de semillas germinadas (tabla).

Tabla. Porcentaje final de germinación de las semillas de Senna alata, bajo diferentes tratamientos de escarificación
Tratamiento
Porcentaje
B8
100 (a)
B10
100 (a)
B9
93,15 (b)
09
88,63 (c)
M10
87,43 (c)
M8
84,37 (d)
08
61,01 (e)
010
57,06 (f)
M9
57,01 (f)
07
39,80 (g)
04
34,93 (h)
03
31,31 (i)
06
31,21 (i)
05
30,87 (i)
01
28,93 (i)
B2
7,22 (j)
B4
1,13 (k)
B6
0,73 (k)
B3
0,73 (k)
M6
0,5 (k)
El tiempo en días que demoran las semillas para iniciar la germinación (fig. 1) no se diferenció de forma significativa en los tratamientos donde se aplicó ácido para escarificar las semillas con valores entre 3 y 4 d para todos los tratamientos.
Figura 1
Fig. 1. Tiempo transcurrido en el inicio de germinación de las semillas de S. alata inmersas en ácido sulfúrico por tiempos diferentes.

Las semillas dejaron de germinar (fig.2) entre los 7 y 10 d posteriores a la siembra en los tratamientos de escarificación con ácido, lo que resulta un tiempo suficientemente corto para garantizar posturas uniformes; tratamiento como el B-10, con valores de germinación del 100 % finalizó el proceso en 8,73 d.

Figura 2
Fig. 2. Tiempo transcurrido en el final de germinación de las semillas de S. alata tratadas con ácido sulfúrico.

El proceso de germinación (fig.3), que es el tiempo entre el inicio y final de la germinación fue de 3,44 a 7 d para los tratamientos analizados, cuando es posible lograr una población uniforme de plantas; tratamientos como B-10 y B-8, con porcentaje de germinación del 100 %, sólo demoró en completar el proceso 3,44 d.

Figura 3
Fig. 3. Período de germinación de las semillas de S. alata tratadas con ácido sulfúrico.

En la fig. 4 se observan los valores del coeficiente de velocidad de germinación para los tratamientos con ácido sulfúrico, desde 14,37 % para el tratamiento M-9 hasta 19,38 % para el tratamiento B-8.

Figura 4
Fig. 4. Coeficiente de velocidad de germinación de las semillas de S. alata tratadas con ácido sulfúrico.

La masividad es la variable de mayor utilidad al seleccionar el tratamiento adecuado, sobre todo cuando el proceso de germinación resulta muy prolongado e indica el momento en que el 50 % de las semillas sembradas han germinado; en los tratamientos con ácido sulfúrico ésta alcanza entre los 5 y 8,24 d después de la siembra (fig.5), lo cual significa entre 1 y 5 d después de iniciado el proceso de la germinación. Las semillas en los tratamientos B (2 meses de almacenadas), alcanzan porcentajes de germinación muy elevados, la masividad se logra el mismo día de iniciarse la germinación o al segundo día.

Figura 5
Fig. 5. Masividad de la germinación de las semillas de S. alata tratadas con ácido sulfúrico. H: agua. A: ácido. FC: fruto cerrado. FD: fruto dehiscente. I: hinchado. N: normal.

El segundo experimento (fig.6) se realiza por el cambio que sufren algunas de las semillas acabadas de cosechar, cuando son sumergidas en agua o ácido, aumentando su volumen al imbibirse en el líquido, éste demostró que las semillas de frutos maduros cerrados germinaron desde el 92 % (el control [FC] sin tratamiento alguno) hasta el 100 % alcanzado por las semillas que se hincharon de frutos cerrados sumergidas en agua. Las semillas de FC y de FD, que son sumergidas en el ácido sulfúrico y éste no penetra en su interior, germinaron en el 96 % a diferencia del 48 % de germinación de las semillas de frutos cerrados hinchados por la penetración del ácido en su interior. Las semillas de frutos dehiscentes logran muy bajo por ciento de germinación cuando no son escarificadas con ácido sulfúrico.

Figura 6
Fig. 6. Porcentaje de germinación de las semillas de S. alata en el segundo experimento.

Discusión

La impermeabilidad de la testa en las semillas de Senna alata, como mecanismo regulador de la germinación, queda evidenciada en los resultados experimentales, al tratar de lograr una germinación elevada y uniforme por diferentes métodos de escarificación.

Las semillas sumergidas en el ácido sulfúrico, independientemente del tiempo de inmersión, desde 15 min. hasta 1 h, germinaron en un alto porcentaje. La edad de las semillas es un factor que se debe tener en cuenta; dentro de este grupo se observan porcentajes de germinación por encima del 90 % en semillas con 2 meses de almacenadas, superiores a los porcentajes alcanzados por las semillas con 1 año de almacenadas (80 %), lo que parece indicar que existe alguna pérdida de la viabilidad debido a la edad. Las semillas tomadas de las plantas en el momento de comenzar el experimento germinaron en menor grado, algunas de estas semillas se imbiben en ácido; lo que provoca la muerte del embrión y por consiguiente disminución del porcentaje de germinación (tabla 1).

Como ocurre con el ácido, en los diferentes tratamientos de inmersión en agua hubo semillas recién cosechadas que permitieron la entrada de agua en su interior, lo que fue posible notar por su aumento de tamaño, fenómeno que ubica este grupo a continuación de los tratamientos donde se empleó ácido sulfúrico por porcentajes entre 38 y 39 % de germinación (tabla 1).

Las semillas tratadas con ácidos inician y terminan la germinación en un plazo corto, su proceso de germinación duró entre 3 y 7 d, sin embargo, en los tratamientos donde germinaron el 100 % de las semillas el proceso de germinación duró 3,44 d, lo que garantiza uniformidad en la población de la plántula cuando se trasplanta al campo de producción.

El coeficiente de velocidad de germinación es elevado, los mejores valores (18,08, 19,35 y 19,38 %) coinciden con los tratamientos de mayor por ciento de germinación, las semillas con 2 meses de almacenadas (B) (fig.4).

La masividad en este caso no es un parámetro que aporte mucho al análisis, pues la duración del proceso de germinación fue suficientemente corto para el interés que se persigue, y en muchos casos hay poca diferencia entre el tiempo transcurrido para alcanzar el 50 % y la totalidad de las semillas germinadas

Las semillas de poco tiempo de almacenamiento, escarificadas con ácido, germinaron en su totalidad, cuando este tiempo se prolonga hasta un año existe ligera pérdida de la viabilidad, aunque se logran buenos porcentajes de germinación (alrededor del 80 %) (tabla 1). Si las semillas son cosechadas para sembrar inmediatamente, existe la posibilidad de que una parte de éstas provenga de frutos donde no ha ocurrido aún la dehiscencia y su testa no ha sido endurecida por el aire, las cuales se afectarían por el ácido que penetra en su interior, por consiguiente, descender los porcentajes de germinación hasta el 50 % aproximadamente (tabla 1). Es conveniente almacenar las semillas algún tiempo antes de ser sometidas a la escarificación química, pues en el trabajo práctico casi siempre sucederá así.

El segundo experimento es otra vía en manos de los productores para lograr elevados porcentajes de germinación en el trabajo con esta especie; además, es producto de la observación y análisis del primer experimento, donde pudo notarse que las semillas recién cosechadas sumergidas en el ácido fueron las de más bajo porcentaje de germinación en relación con las otras 2 edades, así como las semillas sumergidas en agua de igual edad. Se ubicaba a continuación del tratamiento con ácido en los por cientos de germinación alcanzado, lo que está motivado en ambos casos por la penetración del líquido en el interior de una parte de estas semillas, provocando en el primer caso muerte del embrión y por consiguiente menor porcetaje de germinación y en el otro desencadenando las reacciones químicas con la penetración del agua en el interior de las semillas que originan la estimulación del embrión y la emergencia del mismo posibilitando que estas semillas germinen.

La posibilidad de que el aire endureciera la testa de las semillas, toda vez que ocurriera la dehiscencia, y las hiciera totalmente impermeables, motivó tomar semillas de frutos cerrados y dehiscentes, inmersas en ácido y agua y separadas según imbibieran en el líquido o no a partir del criterio que aumentan visiblemente de tamaño.

Las semillas de frutos cerrados germinaron en porcentajes elevados (más del 90), a diferencia de las semillas de frutos dehiscentes. Las semillas de frutos dehiscentes tratadas con ácido también lograron elevados porcentajes de germinación como en el primer experimento, cuando el ácido penetró en su interior provocó la muerte de más del 50 % de las semillas (fig. 6).

Cuando no se dispone del ácido para realizar la escarificación y es posible contar con plantas que suministran la suficiente cantidad de frutos no dehiscentes, éstas pueden aportar las semillas con elevado porcentaje de germinación, si son sembradas inmediatamente después de ser extraídos de los frutos, sin que sea necesario tratamiento previo.

Conclusiones

  1. Colectar las semillas y almacenarlas durante un período corto, para que después sean sumergidas en ácido sulfúrico durante 15 m. Antes de ser sembradas deben ser enjuagadas en agua.
  2. Las semillas almacenadas por corto tiempo y sumergidas en ácido sulfúrico durante 15 min comienzan a germinar 3 d después de la siembra, todas emerjan entre los 3 y 4 d de iniciado el proceso, las cuales logran germinar entre el 90 y 100 % de las semillas.
  3. Es posible utilizar semillas de hasta 1 año de almacenadas, si se tiene en cuenta que en estos casos el porcentaje de germinación puede descender hasta el 80 %.
  4. Si se dispone de semillas provenientes de frutos maduros y cerrados, y son sembradas inmediatamente después de ser colectadas, es posible obtener elevados porcentajes de germinación, superiores al 90 %.

Recomendaciones

  1. Probar concentraciones más bajas de ácido.
  2. Probar otros tipos de ácido.

Referencias Bibliográficas

  1. Ellis RH, Hong TD, Roberts EH. Handbook of seed technology for Genebanks. Roma: Editorial International Board for Plant. Genetic Resources, 1985; Vol.2:471.
  2. Bhaskar S, Nagarajan S. Actividad antibacterial de Cassia alata. Fitoterapia 1991;62(3):249-52.
  3. Abatan MO. A note on the anti-inflamatory action of plants of some Cassia Species. Fitoterapia 1990;61(4):336-8.
  4. Palarrichamy S, Nagarajan S. Antifungal activity of Cassia alata leaf extract. Ethnopharmacol 1990;29(3):337-40.
Recibido: 3 de septiembre de 1997. Aprobado: 20 de noviembre de 1997.

Ing. Ciro Mario Lemes. Centro de Investigaciones y Desarrollo de Medicamentos. Calle 26 No. 1605 esquina 51 y Boyeros, Plaza de la Revolución, Ciudad de La Habana, Cuba.

Indice Anterior Siguiente