Indice Anterior Siguiente
REV CUBANA PLANT MED 1998;3(3):7-11
Formato .PDFFormato .PDF

Artículos Originales

Instituto Superior de Medicina Militar "Dr. Luis Díaz Soto". Laboratorio de Medicina Herbaria

Actividad anticonvulsivante de las fracciones butanólica y acetato de etilo de la Indigofera suffruticosa Mill (añil cimarrón)

Dr. José L. Pérez de Alejo,1 Lic. Gilda Rodríguez Rodríguez2 y Téc. Roberto Miranda Flores3

Resumen

Fueron extraidos mediante butanol y acetato de etilo los flavonoides a partir de un extracto fluido de la Indigofera suffruticosa. Estas fracciones crudas de flavonoides fueron ensayadas en 2 modelos experimentales de epilepsia en ratones; el modelo de inducción de convulsiones tonicoclónicas por electroshock (SEM) y el modelo de inducción de convulsiones tonicoclónicas por picrotoxina (ptx). La fracción butanólica (BUF) y la fracción de acetato de etilo (ACF) a la dosis de 60 mg/kg protegen contra las convulsiones tonicoclónicas inducidas por shock eléctrico con reducción del número de animales que convulsionan y mueren. La fracción BUF a la dosis de 60 mg/kg protege contra las convulsiones tonicoclónicas inducidas por ptx; mientras que la fracción ACF reduce significativamente el número de animales que convulsionan y mueren respectivamente. Todo ello se interpreta como actividad anticonvulsivante de ambas fracciones.

Descriptores DeCS: EPILEPSIA; ANTICONVULSIVANTES; RATONES; COMPUESTOS HETEROCÍCLICOS; PLANTAS MEDICINALES.

Abstract

Through butanol and ethil acetate, flavonoids from fluid extract of Indigofera suffructicosa were extracted. These crude fractions of flavonoids were assayed in two experimental models of epilepsy in mice; induction model of tonic-clonic convulsions by electroshock (SEM), and induction model of tonic-clonic convulsions by picrotoxin (ptx). Butanolic fraction (BTF) and ethil acetate fraction (EAF) (60 mg/kg) protect against ptx electric shock-induced tonic-clonic convulsions; whereas EAF fraction significatively reduced number of animals with convulsions and that after die. All this is interpreted as a anticonvulsant activity of both fractions.

Subject headings: EPILEPSY; ANTICONVULSIVANTS; MICE; HETEROCYCLIC COMPOUNDS; PLANTS MEDICINAL.

La epilepsia es un término que designa en conjunto a un grupo de trastornos crónicos del sistema nervioso central (SNC), que como común tienen episodios repentinos y transitorios, llamadas crisis de origen motor, traducido como convulsiones, sensitivo, autonómico o psíquico. Generalmente la crisis se correlaciona con descargas anormales y excesivas que aparecen en el electroencefalograma (EEG).

El término epilepsia primaria o idiopática indica la no posible identificación de la causa de la crisis. La epilepsia secundaria o sintomática es el trastorno en el cual hay factores tales como, trauma, neoplasia, infección, anomalías del desarrollo, enfermedad cerebrovascular o diversos estados metabólicos que contribuyen a la etiología.1,2

Desde hace algunos años se viene buscando en el reino vegetal un tratamiento para las convulsiones. La historia de este tipo de tratamiento herbario es tan antiguo como la historia misma de la civilización.3,4

El uso de extractos de plantas para el tratamiento de las convulsiones aparecen en revisiones hechas por Ashok y otros (1987)5 y en los trabajos originales de Adesina (1982),3 donde el autor describe acción farmacológica anticonvulsionante en más de 50 plantas. Chaturvedi y otros (1976),6 evaluaron algunos triterpenoides extraidos de plantas como anticonvulsivantes y concluyeron que estas sustancias protegían entre 10-40 % contra las convulsiones inducidas por pentilenotetrasol.

Los flavonoides son compuestos heterocíclicos extraidos de las plantas cuyos efectos curativos han sido reportados desde 1936 por Szent-Gyurgyi.7 Desde entonces se han reportado más de 40 efectos farmacodinámicos de este grupo de compuestos. Dentro de estos efectos los más relevantes han sido:8

Efecto sobre la actividad enzimática, liberación de histamina, incremento de la resistencia capilar, efecto protector sobre el daño cerebral por isquemia, efecto antihepatotóxico.

El efecto farmacológico más sobresaliente de los anteriores señalados en relación con el uso de los flavonoides en medicina, su utilización como sustancias antiinflamatorias, su información fue recogida en el Tercer Simposio sobre flavonoides celebrado del 21-23 de mayo de 1980 en Budapest, Hungría.8 De la literatura revisada sólo Domínguez y otros (1978)9 en México informaron la utilización del flavonoide Lovisfieserone en el tratamiento de algunas enfermedades del SNC. Con relación al uso de los flavonoides como anticonvulsivantes no se tienen referencias.

Teniendo como antecedente de que el extracto fluido de la Indigofera suffruticosa presenta actividad antiepiléptica demostrada por Pérez de Alejo y otros en diferentes ensayos farmacológicos y que uno de los metabolitos más abundantes de este extracto son los flavonoides, nos dimos a la tarea de obtener 2 extractos crudos de esta sustancia y probar su actividad antiepiléptica en modelos experimentales de epilepsia.

Métodos

Extracción de flavonoides

Para estos fines se utilizó como droga una mezcla de hojas, frutos y tallos de la planta, las cuales fueron secadas a 50o durante 3 días. Con este material se elaboró un extracto fluido, utilizando como menstruo etanol/agua 30 % v/v. El producto elaborado contenía un 16,62 % de sólidos totales y su pH fue de 7,25.

Una parte de este extracto se concentró hasta aproximadamente un tercio de su volumen, sometiéndose el concentrado a 3 extracciones con acetato de etilo (fracción ACF), seguida de otras 3 con N-butanol (fracción BUF). Los extractos de cada solvente reunidos se concentraron casi hasta su sequedad y se resuspendieron en volúmenes equivalentes con el menstruo utilizado en el extracto fluido.

El extracto extraido con acetato de etilo y resuspendido es de color naranja claro, olor agradable y con un contenido en sólidos totales de 3 g/dL y muestra una reacción de Shinoda (flavonoides) y de cloruro férrico (FeCl3)/salina (fenoles y taninos) fuertemente positivas y una débil coloración en la valoración de leucoantocianidinas.

La fracción butanólica resuspendida es de una coloración similar pero más intensa, olor sui géneris, algo nauseabundo y presentaba una concentración de sólidos totales de 7,62 g/dL. El ensayo Shinoda y el del cloruro férrico resultó muy similar a la fracción anterior; en tanto la reacción Rosenhein (leucoantocianidinas) muestra una fuerte positividad. Los diferentes extractos obtenidos a partir del extracto fluido, así como este último muestran una gran higroscopicidad, lo cual hace prácticamente imposible trabajar con estos materiales en forma sólida. Algo similar ocurre cuando los crudos flavonoides son obtenidos directamente a partir de la droga cruda.

Ensayos farmacológicos

En ambos crudos de flavonoides en la fracción ACF y la fracción BUF se evaluó el efecto anticonvulsivante mediante modelos experimentales de epilepsia; el modelo del shock eléctrico máximo (SEM), inhibición de la extensión tónica de las extremidades posteriores y el modelo de inducción de convulsiones tonicoclónicas con picrotoxina (ptx).

Fueron utilizados ratones Balb/c machos con peso corporal entre 18-22 g, divididos en grupos de 15 ratones. En ambos modelos fue ensayado un grupo control salina, un grupo control positivo diazepam y grupos experimentales a diferentes dosis. En todos los casos la administración fue oral y en volúmenes de 0,2 mL. En un tratamiento de 10 d de duración previos al electroshock y a la administración de ptx. La dosis de diazepam fue de 1 mg/kg y de 60 mg/kg para las fracciones ACF y BUF en el modelo de inducción de convulsiones por shock eléctrico, que se logró mediante un estimulador modelo MSE-3R y una unidad aisladora MSE-JM ambos de NIHON KOHDEN a través de electrodos conectados a las orejas. Los parámetros fueron voltaje 170, frecuencia 10 CPS, duración 600 ms. Se tomó como protección de la convulsión, la abolición de la extensión de las patas traseras o una reducción de éstas, medidas con un cronómetro en s.

Las convulsiones tonicoclónicas por ptx se lograron administrando ptx a la dosis de 7,5 mg/kg por vía intraperitoneal (IP). A partir de que los animales eran inyectados, se observaron durante 60 min, midiendo en un cronómetro el tiempo en que se producía la primera convulsión en min. En este modelo se ensayaron concentraciones de 15, 30 y 60 mg/kg de la fracción BUF y de 60 y 120 mg/kg de ACF respectivamente, además, de los 2 grupos controles mencionados anteriormente. Todos los datos fueron analizados estadísticamente mediante la prueba de la t de Student con p < 0,05.

Resultados

El tiempo de extensión de las patas posteriores se redujo significativamente a 4,80; 6,86 y 11,46 para diazepam, fracción BUF y fracción ACF respectivamente en comparación con 15,4 s del grupo control salina.

En cuanto al número de animales y el porcentaje de los que convulsionan y no convulsionan, sólo 5 animales lo hicieron en el grupo diazepam, y 10 no lo hicieron como era de esperar para este tipo de fármaco (tabla 1, fig. 1).

TABLA 1. Tiempo de extensión patas posteriores y porcentaje de acción anticonvulsivante. Modelo shock eléctrico máximo. Vía oral. Tratamiento 10 días en los grupos de estudios

   
1 mg/kg
60 mg/kg
60 mg/kg
 
Salina
Diazepam
Extracto BUF
Extracto ACF
Tiempo extensión patas posteriores (media, seg)
15,4
4,80*
6,86*
11,46*
Convulsiona (n / %)
15/100
5/33,3
6/40
7/46,6
No convulsionan (n / %)
0/0
10/66,7
9/60
8/53,4
* - P < 0,05
Figura 1
Fig. 1. Tiempo de extensión patas posteriores (media, seg) en los diferentes grupos.

El tiempo de aparición de la primera convulsión con ptx disminuyó significativamente a 8 y 6,33 min para el grupo control diazepam y fracción BUF a la dosis de 60 mg/kg, cuando se compararon con el grupo control salina (18,13 min), no siendo así para la dosis de 15 y 30 mg/kg respectivamente.

En relación con los parámetros que convulsionan y no convulsionan, y sus porcentajes respectivos, se muestra que el grupo control diazepam y BUF a la dosis de 60 mg/kg tuvieron igual comportamiento, donde sólo 3 animales (20 %) convulsionan (tabla 2, fig. 2).

TABLA 2. Tiempo de aparición de la primera convulsión (min) y porcentaje de acción anticonvulsivante y número de muertes con ptx grupos control y fracción BUF. Vía oral. Tratamiento 10 días

   
1 mg/kg
60 mg/kg
30 mg/kg
15 mg/kg
 
Salina
Diazepam
Extracto BUF
Extracto BUF
Extracto BUF
Tiempo aparición          
1ra. convulsión (media, min)
18,13
8,00*
6,33*
22,00
17,53
Convulsiona (n / %)
15/100
3/20
3/20
12/80
11/73,3
No convulsionan (n / %)
0/0
12/80
12/80
3/20
4/26,2
Muertes
10
0
0
0
0
*. - P < 0,05
Figura 2
Fig. 2. Tiempo de aparición de la primera convulsión (min) en grupos control y experimentales (BUF). Dosis 60, 30 y 15 mg/kg. Vía oral.

Con relación al parámetro tiempo de aparición primera convulsión y la fracción ACF a las dosis de 60 y 120 mg/kg, no se encuentran diferencias significativas cuando se comparan con el grupo control salina (18,13 min), el diazepam resultó significativo como era de esperar (tabla 3, fig. 3).

TABLA 3. Tiempo de aparición de la primera convulsión (min) y porcentaje de acción anticonvulsivante y número de muertes con ptx grupos control y fracción ACF. Vía oral. Tratamiento 10 días

   
1 mg/kg
60 mg/kg
120 mg/kg
 
Salina
Diazepam
Extracto ACF
ACF BUF
Tiempo aparición 1ra. convulsión (media, min)
18,13
8,00*
11,80
18,60
Convulsión (n / %)
15/100
3/20
6/40
9/60
No convulsionan (n / %)
0/0
12/80
9/60
6/40
Muertes
4
0
0
0
*. - P < 0,05
Figura 3
Fig. 3. Tiempo de aparición de la primera convulsión (min) en grupos controles y experimentales (ACF). Dosis 60 y 120 mg/kg. Vía oral.

Discusión

En relación con los parámetros tiempo de extensión de las patas posteriores, número de animales y porcentaje de los que convulsionan y no convulsionan ambas fracciones a la dosis de 60 mg/kg tuvieron un comportamiento similar, reduciéndose a 40 y 46,6 % los animales que convulsionan; lo que se interpreta como una actividad protectora de estas fracciones contra las convulsiones tonicoclónicas inducidas por electroshock, con un comportamiento similar al diazepam (33,3 %).

La fracción BUF a las dosis de 15 y 30 mg/kg, en relación con estos parámetros tienen un comportamiento similar al grupo salina. Estos resultados se interpretan como una protección contra las convulsiones tonicoclónicas inducidas por ptx en la dosis de 60 mg/kg de la fracción BUF y no siendo así las que corresponden a las dosis de 15 y 30 mg/kg; aunque es favorable la reducción a cero del número de muertes en ambas dosis, igual que el diazepam y la dosis de 60 mg/kg.

Cuando se analizan los parámetros convulsionan y no convulsionan en las dosis de 60 y 120 mg/kg de la fracción ACF, se reduce el porcentaje de los animales que convulsionan y de igual forma el número de muertes. Esto podría estar dado por baja concentración de principios activos en esta fracción (3 g/dL), que no reduce el tiempo de aparición de la primera convulsión, pero sí reduce la cifra de animales que convulsionan por un efecto protector contra ellas.

Las diferencias en cuanto al efecto protector de ambas fracciones contra las convulsiones tonicoclónicas inducidas por electroshock o por ptx pudieran estar dadas por:

  1. Un efecto de concentración de ambas fracciones, 3 g/dL para ACF y de 7,6 g/dL para BUF.
  2. La fracción BUF presenta una reacción de Rosenhein (leucoantocianidinas) fuertemente positiva, mientras que la fracción ACF lo es débilmente positiva. Esto nos sugiere la presencia de familias distintas de flavonoides en una y otra fracción.

Conclusiones

  1. Las fracciones BUF y ACF en una dosis de 60 mg/kg protegen contra las convulsiones tonicoclónicas inducidas por shock eléctrico, y reducen el número de animales que convulsionan, lo que se interpreta como actividad anticonvulsivante de esas fracciones a esas dosis.
  2. La fracción BUF en una dosis de 60 mg/kg protege contra las convulsiones tonicoclónicas inducidas por ptx; lo que reduce la cantidad de animales que convulsionan y la de los que mueren, lo cual se interpreta como actividad anticonvulsivante.
  3. La fracción ACF en la dosis de 60 y 120 mg/kg reduce el número de animales que convulsionan y el de los que mueren. Esto refiere una débil actividad anticonvulsivante en estas dosis.

Referencias Bibliográficas

  1. Gastaut H. Dictionary of epilepsy. Part 1: definitions. Ginebra: World Heath Organization, 1973: 68-75.
  2. Natelson S, Miletich DJ, Seals CF. Clinical biochemistry of epilepsy. 1-nature of the disease and review the chemical findings in epilepsy. Clin Chem 1979;25(6):889-97.
  3. Adesina SK. Studies on some plants used as anticonvulsants in Amerindian and African tradicional medicine. Fitoterapia 1982;53(5-6):146-62.
  4. Arora RB, Sharma PL, Kanti K. Antiarrytmic and anticonvulsant activity of Jatamans. Indian Med Res 1958;46:782-91.
  5. Ashok K, Mahaveer P, Bruwan CJ. A review of medicinal plants showing anticonvulsant activity. J Ethopharmacol 1988;22:11-23.
  6. Chaturvedi AK, Parmar SS, Nigam SK, Bhatnagar SC. Anti-inflamatory and anticonvulsant properties of some natural plants triterpenoids. Pharmacol Res Commun; 1976;8(2):199-210.
  7. Rusznyak ST, Szent-Gyorgyi A. Natural flavonoids. Nature 1936;138:27-9.
  8. Miklós G. The anti-inflammatory action of flavonoids. Budapets: Hungarian Academy of Science Publishing 1972:13-8.
  9. Domínguez XA, Martínez C, Calero A, Domínguez JR. Lovisfieserone, an unusual flavone derivative from Indigofera suffruticosa. Tetrahedron Lett 1978;5(1):429-30.
Recibido: 2 de junio de 1998. Aprobado: 13 de octubre de 1998.

Dr. José Luis Pérez de Alejo. Instituto Superior de Medicina Militar "Dr. Luis Díaz Soto". Carretera de Asilo y Monumental. Habana del Este, CP 1700. Ciudad de La Habana. Cuba.

  1. Doctor en Ciencias Médicas. Especialista en Bioquímica Clínica. Investigador Auxiliar.
  2. Licenciada en Tecnología de la Salud.
  3. Técnico en Investigaciones Fisiológicas.
Indice Anterior Siguiente