COMUNICACIÓN BREVE

 

 

Contribución de la educación técnica y la educación médica a la superación del personal docente en Tecnología de la Salud

 

Contribution of the technical education and the medical education to the training of the teaching staff in the Health Technology speciality

 

 

Dra. C. Nadina Travieso Ramos

Facultad de Tecnología de la Salud “Dr. Juan Manuel Páez Inchausti”, Santiago de Cuba, Cuba.

 

 


RESUMEN

Se presentan los resultados del análisis histórico lógico del proceso de superación del personal docente en Tecnología de la Salud, principalmente en la contribución que han brindado 2 fuentes: la educación técnica y profesional y la educación médica superior. Se sintetizan sus principales aportes y se connotan las tendencias de dicho proceso en el área del perfeccionamiento de la didáctica médica y en la profundización de la relación ciencia-tecnología en salud. El análisis presentado permite comprender y diseñar alternativas que contribuyan al perfeccionamiento del modo de actuación de estos docentes.

Palabras clave: personal docente, superación, educación médica, educación técnica y profesional.


ABSTRACT

The results of the logical historical analysis of the teaching staff training process are presented in the Health Technology speciality, mainly in the contribution that 2 sources have offered: the technical and professional education and the higher medical education. Its main contributions are synthesized and the tendencies of this process are connoted in the improvement area of the medical didactics and in the deepening of the relationship science-health technology. The presented analysis allows to understand and to design alternatives that contribute to the improvement in the performance of this teaching staff.

Key words: teaching staff, training, medical education, technical and professional education.


 

 

INTRODUCCIÓN

La formación del profesorado universitario posee como característica distintiva que se estructura a partir de la selección y preparación de los graduados de una determinada profesión, cuya actividad fundamental se desarrolla en el área de la docencia. Este proceso ha transcurrido a través de la vía que incluye la superación de profesionales en aspectos científicos y pedagógicos que, de forma asintótica, lo acercan al perfeccionamiento de su desempeño docente.

La educación médica no está exenta de esta problemática y dirige su accionar en este sentido, a fin de que se garantice la calidad de sus procesos sustantivos y se constituyan claustros docentes integrados y con un nivel científico pedagógico elevado. La preparación profesoral es un tema relevante "dado el incremento de profesores en las universidades de ciencias médicas y los requerimientos de su superación, continúa como una prioridad que permite mantener la calidad alcanzada en la docencia, la investigación y la extensión universitaria".1

Se debe prestar especial atención a la preparación de los docentes en la carrera de Tecnología de la Salud;2 ya que es relativamente nueva dentro del subsistema de educación médica y se encuentra en un momento de reorganización curricular. "Es necesario comprender primeramente que todo proceso de transformación curricular, cuando es verdadero, debe comenzar preparando a los profesores para tales cambios. Cuanto más profundos estos sean, mayor importancia reviste dedicarles todo el tiempo requerido. Si no se logra el dominio por los profesores de las transformaciones propuestas, así como su incorporación a las materias que ellos imparten, para asegurar el logro de la nueva cualidad a la que se aspira, entonces cualquier acción es inefectiva y no produce los resultados esperados".3

Los fundamentos del proceso de superación de los docentes en Tecnología de la Salud se han ido conformando con una concepción heredada de 2 fuentes fundamentales: las experiencias en la preparación del docente en la educación técnica y profesional y en la educación médica superior. Los principales hitos que han definido esta evolución, han estado asociados a los cambios producidos en los procesos formativos de los técnicos y profesionales de la salud en los que se inserta el docente. En este caso, el proceso formativo de los técnicos de la salud ha sido la fuente de la que proviene en mayor medida este claustro y ha transcurrido en diferentes etapas, como también plantea Soler en su estudio (Soler C. Propuesta de un sistema de superación profesional pedagógico dirigida a los licenciados en Tecnología de la Salud [tesis para optar por el título de Máster en Educación Médica]. 2002. Escuela Nacional de Salud Pública, Ciudad de La Habana).

1. 1959-1964. Inicio de la formación técnica
2. 1965-1969. Consolidación de la formación técnica
3. 1970-1975. Revisión de los aspectos cualitativos del proceso docente y estrechamiento de los vínculos con el Ministerio
    de Educación (MINED)
4. 1976-2001. Ampliación y perfeccionamiento del proceso formativo de los técnicos de la salud
5. 2002-2010. Formación profesional

En el 2010, con la reorganización de la carrera en 21 perfiles de salida a 8 nuevas licenciaturas (Bioanálisis Clínico, Rehabilitación en Salud, Logofonoaudiología, Optometría y Óptica, Imagenología y Biofísica Médica, Nutrición, Sistemas de Información en Salud e Higiene y Epidemiología) se produjo un nuevo hito en la formación de los profesionales de Tecnología de la Salud, lo cual imprime nuevos niveles de complejidad a la superación del claustro.

La contribución que la educación técnica y profesional y la educación médica superior han realizado al proceso no ha sido adecuadamente sistematizada, lo cual limita la utilización de estos aportes en el diseño e implementación de propuestas de superación que contribuyan de forma pertinente al logro de un desempeño eficaz de los docentes de esta área. Este artículo centra su atención en el análisis histórico lógico de la contribución de ambas fuentes al estado actual del proceso de superación del docente en Tecnología de la Salud.

 

CONTRIBUCIÓN DE LA EDUCACIÓN TÉCNICA Y PROFESIONAL

A pesar de que existen algunos antecedentes en la formación de recursos humanos para la salud, de nivel técnico, en la etapa prerrevolucionaria, fue a partir de 1959, con la creación de la Dirección Nacional de Docencia Médica Media, que se inició de forma sistemática la formación técnica en el sector salud.

Fundamentalmente a partir de 1970, se produjo un estrechamiento de los vínculos con el Ministerio de Educación y se comenzó a dar un tratamiento más sistemático a la preparación del personal docente. Luego, en 1980, se inauguró el primer Instituto Politécnico de la Salud, se buscaron soluciones al nivel profesional de los docentes y se disminuyó la participación de los médicos en la formación técnica, de modo que surgió así un claustro propio.

Asimismo, se desarrollan los cursos posbásicos de docencia con el personal técnico que formaba parte del claustro y se inició la formación universitaria en carreras afines como Química, Biología y algunas licenciaturas en educación. En el 2003, los miembros de dicho claustro pasaron a desempeñarse como docentes universitarios.

Los aportes fundamentales de las etapas marcadas por estos hitos al desempeño de los docentes, se fueron revelando como un proceso gradual de desarrollo histórico hasta la actualidad y se concentran en:

- Acercamiento a los temas centrales de la didáctica general
- Dominio de los procedimientos técnicos de los procesos tecnológicos, a través de cursos de actualización
- Experiencia en el trabajo metodológico como vía para la superación pedagógica del claustro
- Desarrollo de la docencia en unidades asistenciales (modalidad de educación en el trabajo).
- Empleo de alternativas diversas en la implementación de la superación del docente
- Familiarización con el empleo del enfoque de competencias profesionales

 

CONTRIBUCIÓN DE LA EDUCACIÓN MÉDICA SUPERIOR

Con la inclusión de la Tecnología de la Salud como carrera universitaria en la universidad médica, la experiencia acumulada en la superación del personal docente dentro de este subsistema, se constituye también en una fuente para la estructuración del proceso de superación del profesor. En la educación médica superior, la superación, capacitación y perfeccionamiento del capital humano han desempeñado históricamente una función importante en los logros alcanzados por la salud pública cubana.4

En la década del 70 se organizó un subsistema de docencia en el Sistema Nacional de Salud (SNS) y dentro de este subsistema se crearon la Dirección Nacional de Educación Continuada y el Departamento Nacional de Capacitación, ambos subordinados al Viceministro de Docencia, con departamentos homólogos en todas las provincias del país.

Las tareas relacionadas con la superación del personal de la salud condujeron a la creación de instituciones especializadas, encargadas de llevar a cabo todo el proceso de perfeccionamiento del capital humano. Se crearon así el Centro Nacional de Perfeccionamiento Técnico (CENAPET), encargado de la formación, superación y capacitación técnica y cultural de los técnicos, trabajadores no técnicos y obreros calificados, y el Centro Nacional de Perfeccionamiento Médico (CENAPEM), responsable de la educación continuada de los profesionales del Sistema Nacional de Salud.

Por otra parte, el Programa Nacional de Perfeccionamiento del personal de la salud desarrolla planes dirigidos a mejorar la calidad de la asistencia médica, la docencia y la investigación; favorecer la educación sanitaria de la comunidad, principalmente en los aspectos de prevención y promoción de salud; aumentar la productividad laboral; acelerar el desarrollo cientificotécnico; propiciar la educación financiera del personal de salud para lograr una mayor eficiencia en el uso de los recursos y satisfacer las necesidades individuales del personal, a fin de mejorar su nivel cultural y técnico.5

El mejoramiento en la calidad de la docencia constituye, por tanto, una prioridad para el desarrollo de los procesos de superación de los profesionales de la salud, lo cual evidencia la primacía que se le da en el sector a la formación del capital humano. Esta prioridad se expresa
con mayor relevancia aún en condiciones de universalización de la educación médica.

Uno de los resultados más relevantes en este campo de la superación del personal docente es el desarrollo de diplomados y maestrías en educación médica iniciado en el 2002.6

Los aportes fundamentales de la experiencia en el desarrollo de la superación en educación médica al desempeño de los docentes en la actualidad se concentran en:

- Experiencia organizativa para el diseño e implementación de modalidades de superación
- Experiencia en el trabajo metodológico de la educación superior como vía para la superación del claustro
- Mayor dominio de las bases científicas de los procedimientos tecnológicos
- Acercamiento a los temas centrales de la didáctica médica
- Empleo de diversas formas organizativas, según los reglamentos establecidos, para la educación de posgrado.

 

SÍNTESIS DE LOS APORTES DE AMBAS FUENTES

El proceso de superación del docente en Tecnología de la Salud se ha ido conformando por los aportes de ambas fuentes, que se integran con la respuesta empírica a las demandas de la praxis del proceso formativo profesional. En el presente, el cambio curricular de las carreras vinculadas con la Tecnología de la Salud, incorpora nuevos elementos que, basados en las experiencias de la formación de los tecnólogos en los 21 perfiles, desarrolla una reorganización de las áreas de estudio de los procesos tecnológicos, lo cual imprime una complejidad mayor a las alternativas empleadas en la preparación del claustro.

La síntesis de los hitos históricos para estas 2 fuentes se representa en la figura.

En el análisis de los aportes de ambas fuentes se revela una tendencia al perfeccionamiento de contenidos tratados de la didáctica, en los que se significa el acercamiento paulatino al dominio de la didáctica médica. Algo semejante ocurre en el campo del dominio de las ciencias de la salud en las que se significa la actualización de los referentes teóricos de la ciencia y la tecnología, posición en la que se coincide con los estudios de Macías ME.7,8

Estas tendencias constituyen, en el contexto de la superación del docente en Tecnología de la Salud, una expresión del desarrollo de procesos en el marco de la educación superior, que orientan o direccionan estos hacia el logro de la integración en un proceso concreto, del saber, el saber hacer, el saber ser y la comprensión del otro como pilares de la educación para el siglo XXI.9

De esta forma, las transformaciones cualitativas en la dinámica del proceso de superación deben potenciar el empleo de enfoques que vinculen con mayor pertinencia la preparación del docente con su desempeño profesional.

 

CONSIDERACIONES FINALES

En síntesis, se ha realizado el análisis ontológico del proceso de superación del docente en Tecnología de la Salud como proceso continuo en un período histórico determinado. El análisis presentado constituye un elemento que permite la comprensión del origen, desarrollo y actualidad del referido proceso, el cual debe tener un carácter transformador, que integre y potencie los aportes que la educación técnica y profesional y la educación médica superior pueden realizarle. Estos constituyen referentes tomados por la autora para establecer un modo eficaz de actuar sobre él, a partir de la identificación de las alternativas que contribuyan al perfeccionamiento de los modos de actuación del docente en Tecnología de la Salud, teniendo en cuenta las potencialidades que su desarrollo histórico aportan al proceso.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Vidal Ledo M, Hernández García L. Superación profesoral. Educ Med Super.  2011  [citado 3 Ene 2012]; 25(2): 206-16. Disponible
en:http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21412011000200017&lng=es

2. Travieso Ramos N, Almaguer Delgado A. Desarrollo de la competencia docente en Tecnología de la Salud: desde la práctica. MEDISAN. 2010  [citado 3 Ene 2012]; 14(6): 807-13. Disponible en:http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1029-30192010000600011&lng=es

3. Horrutinier P. La universidad cubana: el modelo de formación. La habana: Editorial Félix Varela; 2006.p.66.

4. Rodríguez Ramos JF, Boffill Corrales AM, Sanabria Negrín JG, Fernández Montequín Z. Historia de la educación médica en Cuba. Artículo de revisión. Rev Ciencias Médicas.  2008 [citado 20 Mar 2012]; 12(1):151-62. Disponible
en:http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1561-31942008000100012&lng=es

5. Hatim A, Gómez I. Calidad, evaluación e impacto social de los posgrados. Documentos de trabajo del Módulo de Educación de Posgrado de la Maestría en Educación Médica Superior. La Habana: CENAPET; 2000.

6. Ministerio de Salud Pública. Maestría en Educación Médica Superior [versión en CD-ROM]. La Habana: Escuela Nacional de Salud Pública; 2002.

7. Macías Llanes ME. Formación posgraduada en Ciencia-Tecnología-Sociedad en el sector de la salud. Resultados de una capacitación a profesores. Rev Hum Med. 2010 [citado 20 Ene 2012]; 10(3): 1-21. Disponible
en:http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1727-81202010000300001&lng=es

8. Macías Llanes ME. Educación en Ciencia - Tecnología - Sociedad en la formación general integral del profesional de la salud. Rev Hum Med. 2006 [citado 20 Ene 2012]; 6(3). Disponible en:http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1727-81202006000300009&lng=es

9. Delors J. La Educación encierra un tesoro. Madrid: UNESCO/Santillana;1996.

 

 

Recibido: 16 julio de 2012.
Aprobado: 
2 de septiembre de 2012.

 

Nadina Travieso Ramos. Facultad de Tecnología de la Salud "Dr. Juan Manuel Páez Inchausti", km 2 ½ y Autopista, Carretera de El Caney, Santiago de Cuba, Cuba. Correo electrónico:nadina.travieso@medired.scu.sld.cu