ARTÍCULO ORIGINAL

 

 

Condiloma acuminado en adolescentes y adultos jóvenes del área de salud "Tula Aguilera" en el municipio de Camagüey

 

Condyloma acuminata in adolescents and young adults from "Tula Aguilera" health area in Camagüey municipality

 

 

MsC. Dora Ester Aranda Ramos,I MsC. Manuel López Sifontes,II MsC. Luz Angélica LeyvaIII y Dra. Rita María Delgado CeballosI

I Policlínico Universitario "Tula Aguilera Céspedes", Camagüey, Cuba.
II Hospital Provincial "Manuel Ascunce Domenech", Camagüey, Cuba.
III Facultad de Tecnología de la Salud "Pham Ngoc Thach", Camagüey, Cuba.

 

 


RESUMEN

Introducción: las infecciones de transmisión sexual se propagan de persona a persona, principalmente a través de contactos sexuales; entre estas se encuentra el condiloma acuminado.
Objetivo: determinar la manifestación del virus del papiloma humano en su forma de condiloma acuminado, en un área de salud.
Métodos: se realizó un estudio transversal de 63 pacientes con dicha infección, pertenecientes a 5 consultorios del médico de la familia del Policlínico Universitario "Tula Aguilera Céspedes" del municipio de Camagüey (provincia de Camagüey), de febrero a agosto del 2008. Los datos se obtuvieron del modelo de cuestionario que constituyó el registro primario.
Resultados: en la serie el grupo etario más vulnerable fue el de 15-19 años, el mayor número de infectados correspondió al sexo masculino y al estado conyugal soltero, y entre las afecciones asociadas más frecuentes figuraron el herpes simple y la candidiasis.
Conclusiones: se observó un incremento del número de individuos con condiloma acuminado en los meses de junio, julio y agosto, con predominio en los varones, fundamentalmente los adolescentes.

Palabras clave: enfermedades de transmisión sexual, infecciones por Papillomavirus, condiloma acuminado, infecciones genitales, atención primaria de salud.


ABSTRACT

Introduction: sexually transmitted infections are spread from person to person, mainly through sexual contacts; among them is the condyloma acuminata
Objective: to determine the manifestation of the human papillomavirus in its form of condyloma acuminata in a health area.
Methods: a cross-sectional study was carried out in 63 patients with this infection, belonging to 5 family doctor's offices of "Tula Aguilera Céspedes" University Polyclinic in Camagüey municipality (province of Camagüey), from February to August 2008. The data were obtained from questionnaire model, which constituted the primary record.
Results: in the series the most vulnerable age group was that of 15-19 years, the highest number of people infected corresponded to the male sex and those who were single, and among the most frequent associated conditions were the herpes simplex and candidiasis.
Conclusions: an increase of number of individuals with condyloma acuminata was observed in June, July and August, with predominance in males, especially in adolescents.

Key words: sexually transmitted diseases, infections by papillomavirus, condyloma acuminata, genital infections, primary health care.


 

 

INTRODUCCIÓN

Las infecciones de transmisión sexual (ITS) se contagian de persona a persona fundamentalmente a través de las relaciones sexuales, aunque algunas de ellas también pueden propagarse a través del contacto con la sangre o traspasarse de la madre infectada a su hijo.1

Existen más de 30 bacterias, virus y parásitos diferentes, transmisibles sexualmente. Según estimaciones hechas en el 2005 por la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año se producen en el mundo 448 millones de nuevas infecciones por vía sexual en adultos de 15 a 49 años, que son curables (sífilis, gonorrea, clamidiasis y tricomoniasis). En esta cifra no se incluyen las infecciones por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) y otras ITS que siguen afectando la vida de las personas y las comunidades en todo el orbe.

De hecho, las ITS y sus complicaciones se encuentran entre las 5 primeras categorías de enfermedades en los países en desarrollo, que llevan a los adultos a buscar asistencia sanitaria, y representan un serio problema universal, tanto en términos de salud como económicos y sociales.2

Cada año aproximadamente 120 millones de mujeres en todo el mundo, y probablemente el mismo número de hombres, se infectan con Trichomonas vaginalis. Es común que en los países en desarrollo la prevalencia sea de 15 % o mayor. También anualmente se producen cerca de 3 millones de casos nuevos de gonorrea, que incluye ambos sexos; de manera que la tricomoniasis y la gonorrea se encuentran entre las enfermedades de transmisión sexual más comunes.3

Estudios estadísticos muestran que una de cada 10 personas del grupo etario de 15-20 años ha tenido una infección de transmisión sexual. Por su parte, la OMS estima que estos procesos infecciosos, incluido el VIH/sida, constituyen a escala mundial la causa de enfermedad más importante (después de las causas maternas) en mujeres jóvenes de países en vía de desarrollo. Según los cálculos recientes, anualmente se presentan en todo el mundo más de 340 millones de casos y por lo menos un millón de contagios ocurren cada día. Solamente en Latinoamérica y el Caribe se estimaron 35 y 40 millones de afectados, respectivamente, con más de 100 000 infecciones por día.4

De hecho, el control de estas afecciones es decisivo para mejorar la salud reproductiva de toda la población y representa uno de los grandes desafíos de la salud pública contemporánea.5,6

Igualmente entre las ITS se encuentra el condiloma acuminado (CA). Los condilomas anogenitales están entre los más frecuentes y afectan hasta 1,7 % de la población en general y hasta 25 % de los pacientes VIH positivos.7-9

En ese mismo sentido, el condiloma acuminado, producido por el virus del papiloma humano (HPV, por sus siglas en inglés), se caracteriza por la presencia de verrugas en los genitales, el área perianal y las raíces de los muslos. Aproximadamente 90 % de los casos de CA está relacionado con el HPV 6 y 11, de bajo potencial de transformación neoplásico, en tanto los tipos 33, 35, 39, 40, 43, 45, 51-56 y 58 tienen moderado potencial de transformación neoplásico, y los genotipos 16 y 18 se asocian en 70 % con el cáncer del cuello del útero.10-12

Por otra parte, en Cuba las ITS poseen una gran incidencia tanto en hombres como en mujeres, aunque el mayor número de casos con formas asintomáticas ocurre de 20-90 % en la mujer. A pesar de que existe un trabajo de prevención de las ITS, y la población recibe información al respecto a través de los medios de difusión masiva, se aprecia una alta incidencia de las infecciones en los últimos años, fundamentalmente en adolescentes y jóvenes, quienes inician sus relaciones sexuales sin tener conocimiento sobre tales enfermedades y sin protegerse.13

La infección por el HPV se está incrementando de una manera alarmante y la capacidad del virus para establecer una infección subclínica, así como su asociación a la malignidad en el tracto femenino inferior, hace las estadísticas aún más preocupantes. Al respecto, las verrugas anogenitales o condilomas acuminados son manifestaciones clínicas de este virus.

A partir de la información obtenida y de los resultados de análisis realizados a pacientes que padecen condiloma acuminado, se consideró que había una incidencia importante de esta ITS en los consultorios del área de salud "Tula Aguilera", del municipio Camagüey, en la provincia de Camagüey, por lo que se decidió llevar a cabo esta investigación.

 

MÉTODOS

Se realizó un estudio transversal de 63 pacientes afectados por el virus del papiloma humano en su forma de condiloma acuminado, que pertenecían a 5 consultorios del médico de la familia correspondientes al área de salud del Policlínico Universitario "Tula Aguilera Céspedes" del municipio de Camagüey (provincia de Camagüey), de febrero a agosto del 2008, a fin de determinar cómo se manifestaba clínicamente dicha infección.

De un universo constituido por 1 634 pacientes de 15-30 años de edad de los 5 consultorios, fueron seleccionados aquellos que padecían esta ITS, y además cumplían los criterios de inclusión de pertenecer al área de salud donde se investigaba y firmar el consentimiento informado para participar en el estudio. A su vez los consultorios se escogieron intencionalmente de total de 45, debido a la incidencia de infectados con condiloma acuminado. Se excluyó la población del Policlínico que no pertenecía a dichos consultorios.

Los datos se recogieron en el modelo de cuestionario que conformó el registro primario, y las variables analizadas fueron: meses de incidencia, grupo etario, sexo, estado conyugal, asociación con otras infecciones de transmisión sexual y estabilidad en las parejas sexuales. La información fue procesada mediante el programa estadístico SPSS-10, en una microcomputadora IBM compatible, y los resultados del estudio, mediante tablas de distribución.

 

RESULTADOS

En el período de estudio se observó un incremento del número de individuos con esta ITS en los meses de junio, julio y agosto (figura 1).

Los grupos etarios más vulnerables a la infección fueron el de 15 a 19 años y, en menor cuantía, el de 20 a 24 años (figura 2); respecto al sexo se observó un predominio de los varones (65,0 %) sobre las féminas (35,0 %).

Se observó más inestabilidad de parejas sexuales en el grupo etario de 15 a 19 años (38,1 %), mientras que la mayoría de los afectados del grupo de 25 a 30 años (10 de ellos, para 15,9 %) tenían pareja sexual estable (tabla).

Respecto al estado conyugal, la mayoría de los afectados eran solteros, con 42 de ellos, para 66,7 %; solo 21 estaban casados (33,3 %)

Del total de la serie, 29 integrantes no tenían ITS asociadas, para 46,0 %; en tanto en aquellos que sí presentaban asociación de alguna ITS (54,0 %), hubo una mayor frecuencia del herpes simple, con 19 pacientes (30,1 %), seguido de las infecciones por candidiasis (7 afectados, para 11,1 %), tricomoniasis (5 pacientes, para 8,0 %), y clamidias (3 de ellos, que representó 4,8 %).

 

DISCUSIÓN

Según Bouscarat et al,14 durante el transcurso de la humanidad las sociedades estuvieron atadas a tabúes y creencias religiosas, por lo que el sexo fuera del matrimonio era castigado; sin embargo, en la medida que se fueron desarrollando, estas prohibiciones desaparecieron, y con ello se incrementaron las relaciones sexuales en edades tempranas de la vida, lo que provocó que las ITS tuvieran una incidencia vertiginosa y se convirtieran en un problema de salud para la sociedad.

En los últimos años ha ocurrido un aumento acelerado del condiloma acuminado. Lo anterior se corresponde con los resultados de la casuística, que quizás pueda deberse a que en el verano existe más contacto sexual entre las personas porque es la etapa de vacaciones y, por ende, hay mayor movimiento hacia las playas, bases de campismos y otros lugares de esparcimiento (Informe Estadístico. Departamento de ITS/sida, Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología, Camagüey. 2007).

Al analizar las edades de los afectados, se obtuvo una primacía de adolescentes y adultos jóvenes, lo cual está dado en que estos presentan una vida sexual activa sin protección. Los aspectos anteriores coinciden con lo referido por Beber et al2 y Cruz Hernández et al,4 así como con los resultados de otros estudios15,16 efectuados en esta provincia; asimismo, concuerdan con lo señalado por Carvajal Balaguera et al.6 No obstante, lo expuesto anteriormente no quiere decir que las personas mayores de 30 años están exentas de adquirir la infección, según lo referido por Sánchez Morffiz et al.17

Por otro lado, en el análisis de la incidencia en la serie, preponderó el sexo masculino, para coincidir así con el criterio de otros autores.16

El mayor riesgo de adquisición del virus del papiloma humano se relaciona con el inicio temprano de las relaciones sexuales, el elevado número de parejas sexuales a lo largo de la vida, el cambio frecuente de parejas sexuales, el no uso de condón o el contacto sexual con una persona que tenga una historia de promiscuidad, o con varones que tienen contactos con mujeres que ejercen la prostitución.18

Puede agregarse que en la bibliografía médica se apunta que la relación entre edad y prevalencia de la infección por HPV (alta en edades jóvenes y baja en edades adultas) y la tasa de incidencia de cáncer de cérvix (baja en edades jóvenes y creciente a partir de los 30-35 años de edad), sugieren que, a nivel poblacional, el período de inducción entre la exposición al HPV y el cáncer de cérvix es de aproximadamente unos 10 o 15 años, y que las portadoras crónicas de una infección por HPV (adquirida probablemente en la juventud) conforman el grupo de alto riesgo en el desarrollo del cáncer.18

La mayor incidencia del estado conyugal soltero en este estudio se atribuye a que los afectados pertenecían al grupo etario de mayor actividad sexual, por lo que no mantenían una pareja estable.

Se apreció que la mayoría de los pacientes de la serie tenían alguna ITS asociada al condiloma acuminado, con predominio del herpes simple y un número inferior de infección por clamidias; esto último se corresponde con lo notificado por Ferrá Torres et al,19 pero difiere de lo obtenido por Ferrá Torres y Amador Díaz16 en su investigación.

Algunos autores20 plantean que con frecuencia los afectados con condilomas acuminados están simultáneamente infectados por múltiples tipos de HPV. Según Ferrá Torres et al,15 la Sociedad Española de Ginecología afirma que es alta la reiteración de coinfección de la forma clínica del virus del papiloma humano con las formas asintomáticas o subclínicas. Las formas subclínicas pueden incluir lesiones, tanto benignas como con potencial premaligno, y suelen estar causadas por tipos de HPV de alto riesgo oncogénico, por lo que en estos casos es necesario realizar el test de ácido acético.21

Finalmente en este estudio se observó un incremento del número de individuos con condiloma acuminado en los meses de junio, julio y agosto, un predominio del sexo masculino, la mayor vulnerabilidad del grupo etario de 15 a 19 años a adquirir la infección y la inestabilidad de parejas sexuales. En la misma forma, el estado conyugal soltero tuvo mayor incidencia, y primaron el herpes simple y la candidiasis como infecciones de transmisión sexual asociadas.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Tejera Vaquerizo A, Bosch García RJ, Fernández Orland A, Herrera Ceballos E. Resolución de condilomas acuminados recalcitrantes en un paciente infectado por el virus de la inmunodeficiencia humana tratado con cidofovir tópico. Actas Dermosifiliogr. 2008; 99(2): 162-3.

2. Beber JS, Adashi EY, Hillard PA. Ginecología de Novak. 12 ed. México, D.F.: McGraw Hill-Interamericana; 1997.

3. Dirección Nacional de Epidemiología. Pautas para el tratamiento de las infecciones de transmisión [citado 24 Oct 2008]. Disponible en: http://www.sld.cu/ galerias /pdf/ manual_its.pdf

4. Cruz Hernández J, Yanes Quesada M, Isla Valdés A, Hernández García P, Turcios Tristá SE. Anticoncepción y enfermedades de transmisión sexual. Rev Cubana Med Gen Integr. 2007 [citado 24 Oct 2008]; 23(2). Disponible en:http://www.bvs.sld.cu/ revistas/mgi/ vol23_2 _07/ mgi13207.htm

5. Rigol Ricardo O, Cutie E, Santiesteban S, Cabeza E, Farnot U, Vázquez J, et al. Obstetricia y Ginecología. La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 2004. p. 391-9.

6. Carvajal Balaguera J, Martín García-Almenta M, Oliart Delgado de Torres S, Camuñas Segovia J, Peña Gamorra L, Gómez Maestro P, et al. Condiloma acuminado gigante inguinal y perineal: cuadro clínico, diagnóstico y tratamiento. MAPFRE Med. 2006; 17(2): 144-50.

7. Riethmuller D. Ano-genital papillomavirus infections in women. Rev Prat. 2006; 56(17): 1893-900.

8. Ogunmodede F, Yale SH, Krawisz B, Tyler GC, Evans AC. Human papillomavirus infections in primary care. Clin Med Res. 2007; 5(4): 210-7.

9. López Saavedra A, Lizano Soberón M. Cáncer cérvicouterino y el virus del papiloma humano: la historia que no termina. Cancerología. 2006 [citado 12 Oct 2010]; 1(1): Disponible en:http://www.incan.edu.mx/i/revista/articulos/articulo2.pdf

10. Skapa P, Zamecnik J, Hamsikova E, Salakova M, Smahelova J, Jandova K, et al. Papilloma virus (HPV) profiles of vulvar lesions: possible implications for the classification of vulvar squamous cell carcinoma precursors and for the efficacy of prophylactic HPV vaccination. Am J Surg Pathol. 2007; 31(12): 1834-43.

11. Baseman JG, Koutsky LA. The epidemiology of human papillomavirus infections. J Clin Virol. 2005; 32 Suppl 1: 16-24.

12. Aubin F, Pretet JL, Mougin C, Riethmuller D. Human papillomavirus infection. Ann Dermatol Venereol. 2007; 134(1): 94-9.

13. Miranda Díaz BT, Olazábal Pacheco M, Piña Rodríguez Y. Prevención de las infecciones de transmisión sexual. Escuelas secundarias del barrio Versalles. Rev Med Electrón. 2005 [citado 12 Jul 2008]; 27(4). Disponible en:http://www.revmatanzas .sld.cu/revista%20medica/ ano%202 0 05/vol4%202005/tema07.htm

14. Bouscarat F, Dupin N, Janier M, Drobacheff C, Milpied B, Vexiau-Robert D, et al. Verrues génitales (condylomes) externes. Ann Dermatol Venereol. 2006; 133(8/9): 2536-8.

15. Ferrá Torres TM, Martínez Arcia I. Manejo de pacientes femeninas con condilomas acuminados. AMC. 2008 [citado 3 Ene 2009]; 12(6). Disponible en:http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1025-02552008000600007&lng=es

16. Ferrá Torres TM, Amador Díaz ME. Algunos aspectos epidemiológicos de los condilomas acuminados. Estudio de 307 casos. AMC. 2008 [citado 24 Oct 2008]; 12(3). Disponible en:http://www.amc.sld. cu/amc/2008/ v12n3/ amc10308.htm

17. Sánchez Morffiz Y, Barrios Rodríguez MA, Acosta Fernández R, Polo Pérez H. Relación citohistológica en mujeres con diagnóstico de papiloma virus humano. AMC. 2008  [citado 3 Ene 2009]; 12(6). Disponible en:http://scielo.sld.cu/ scielo.php?script =sci_arttext&pid=S1025-025 52 008 000600005

18. Vargas Hernández VM. Virus del papiloma humano. Aspectos epidemiológicos, carcinogenéticos, diagnósticos y terapéuticos. Ginecol Obstet Méx. 1996; 64(9): 411-7.

19. Ferrá Torres TM, Del Río Ysla MB, Carrazana Fernández GB, Bermejo Bencomo B, Pérez Jiménez AY. Relación de las verrugas ano-genitales con lesiones precursoras de cáncer cérvico uterino. Mediciego. 2008 [citado 3 Ene 2009]; 14(Supl. 1). Disponible en:http://bvs.sld.cu/ revistas / mciego/vol14_supl1_08 /articulos/ a11_v14_s upl108 .htm

21. Workowski KA, Berman SM. Sexually transmitted diseases treatment guidelines, 2006. MMWR. 2006 [citado 3 Ene 2009]; 55 (RR11). Disponible en:http://www.cdc.gov/mmwr/preview/mmwrhtml/rr5511a1.htm

22. Monk BJ, Tewari KS. The spectrum and clinical sequelae of human papillomavirus infection. Gynecol Oncol. 2007; 107(2 Suppl 1): 6-13.

 

 

Recibido: 6 de junio de 2013.
Aprobado: 5 de julio de 2013.

 

 

Dora Ester Aranda Ramos. Policlínico Universitario "Tula Aguilera Céspedes", Carretera Central Oeste Km 4, La Rubia, Camagüey, Cuba. Correo electrónico:darlenys@ciget.camaguey.cu