ARTÍCULO ORIGINAL

 

 

La infertilidad como manifestación clínica de la infección por Chlamydia y otros agentes infecciosos

 

Infertility as clinical manifestation of infection due to Chlamydia and other infectious agents

 

 

MsC. Amparo Mirabal Fariñas, MsC. Juan Enrique Meléndez Borges, Dr. Ariel Pouyot Castillo, Dr. Carlos Ferrer Lao y Dr. Rafael Aguirre Prat

Hospital Provincial Docente Clinicoquirúrgico "Saturnino Lora Torres", Santiago de Cuba, Cuba.

 

 


RESUMEN

Introducción: la infección por Chlamydia trachomatis es la enfermedad de transmisión sexual bacteriana más común a escala mundial. Prevalece en adolescentes de 15-19 años.
Objetivos: identificar la presencia de Chlamydia trachomatis y su asociación con agentes infecciosos en parejas infértiles.
Métodos: se realizó un estudio observacional, descriptivo de serie de casos de 390 mujeres en edad fértil, atendidas en la consulta de Sexología Clínica del Hospital Provincial Docente Clinicoquirúrgico "Saturnino Lora Torres" de Santiago de Cuba, desde febrero del 2011 hasta mayo del 2012.
Resultados: esta enfermedad se presentó en 78,0 % de los casos. Predominaron el grupo etario de 20-24 años (21,0 %), los niveles de técnico medio y universitario (29,0 %), así como las mujeres casadas o acompañadas (39,0 %). El principal motivo de consulta fue la infertilidad (41,0 %), que en 29,0 % de las féminas estuvo relacionada con otros gérmenes.
Conclusiones: la Chlamydia trachomatis afecta a las parejas independientemente de la edad, color de la piel y condiciones socioeconómicas; generalmente se asocia a otros agentes biológicos, produce serias complicaciones y deja secuelas a corto y largo plazo.

Palabras clave: Chlamydia trachomatis, infertilidad, agente patógeno, consulta de sexología, atención secundaria de salud.


ABSTRACT

Introduction: infection due to Chlamydia trachomatis is the most common disease of bacterial sexual transmission at world scale. It prevails in 15-19 years-old adolescents.
Objectives: to identify the presence of Chlamydia trachomatis and their association with pathogens in fertile couples.
Methods: a descriptive and epidemiological study of 390 women in fertile age, assisted in the Clinical Sexology Department of "Saturnine Lora Torres" Teaching Clinical Surgical Provincial Hospital in Santiago de Cuba was carried out from February, 2011 to May, 2012.
Results: this disease was evidenced in 78.0 % of the cases. The age group 20-24 years (21.0%), mid technician's levels and university student (29.0%), as well as married or accompanied women (39.0%) prevailed. The main reason of their visit was the infertility (41.0%) which was related to other germs in 29.0% of the female patients.
Conclusions: Chlamydia trachomatis affects couples independently from the age, color of the skin and socioeconomic conditions; it is generally associates with other biological agents, produces serious complications and leaves sequels at short and long term.

Key words: Chlamydia trachomatis, infertility, pathogen, sexology department, secondary health care.


 

 

INTRODUCCIÓN

A escala mundial, la infección por Chlamydia trachomatis es la enfermedad de transmisión sexual bacteriana más común. La Organización Mundial de la Salud (OMS) comunica anualmente 90 millones de casos nuevos, mientras que el Centro de Control de Enfermedades (CDC) de Atlanta notifica 4 millones en Estados Unidos de Norteamérica. La infección ha aumentado en las últimas 2 décadas, y tiene una mayor prevalencia en adolescentes de 15 a 19 años.1,2

Esta afección constituye un problema de salud en la mujer y por el daño reproductivo que produce se le conoce como la enfermedad «silenciosa", pues quienes la padecen, por lo general, no manifiestan síntomas, si los tienen, los cuales suelen desaparecer a las pocas semanas del contagio,3 no así sus secuelas. Las consecuencias de esta infección se ven a largo plazo, a través de la enfermedad pélvica inflamatoria crónica, que puede provocar obstrucción de las trompas de falopio.4-6

Ahora bien, las mujeres que tienen mayor riesgo de presentar esta infección son las menores de 25 años con un inicio sexual precoz, que tengan más de una pareja sexual en forma simultánea o en un breve periodo de tiempo.7

La Chlamydia trachomatis es una bacteria intracelular pequeña, que requiere de células vivas para multiplicarse; puede ser transmitida durante el sexo vaginal, oral o anal. Las gestantes pueden transmitir la infección a su recién nacido durante el parto, lo cual le ocasiona infección ocular o neumonía neonatal.8

Esta investigación se centra en la necesidad de profundizar en el medio sobre las particularidades epidemiológicas y la relación del germen con otros agentes infecciosos, lo cual permite una actualización y profundización de los conocimientos acerca de esta enfermedad, que causa malestar físico, emocional y psicológico en la mujeres que la padecen, además de afectar su calidad y proyectos de vida.

 

MÉTODOS

Se llevó a cabo un estudio observacional, descriptivo de serie de casos, de mujeres en edad fértil, atendidas en la consulta de Sexología Clínica del Hospital Provincial Docente Clinicoquirúrgico "Saturnino Lora Torres" de Santiago de Cuba, desde febrero del 2011 hasta mayo del 2012.

Fue identificada una población de féminas afectadas por infertilidad y que presentaran diagnóstico confirmado de infección por Chlamydia, por lo que la muestra quedó constituida por 390 mujeres.

Se calcularon los porcentajes como medida de resumen para variables cualitativas.

 

RESULTADOS

Se realizó la prueba de Chlamydia trachomatis a 390 mujeres y 304 resultaron positivas, para 78,0 %.

En la casuística (tabla 1) se encontró un predominio del grupo etario de 20-24 años (62 para 21,0 %), seguido del de 30-34 (59 para 20,0 %).

En la tabla 2 se muestra una primacía de las pacientes con nivel de técnico medio y universitario, con 29,0 %.

Al analizar el estado civil (tabla 3), se halló que las mujeres casadas o acompañadas representaron el mayor porcentaje, con 39,0.

El motivo de consulta que predominó en estas pacientes fue la infertilidad (41,0 %), seguida del dolor pélvico, con 25,0 % (tabla 4).

Obsérvese en la tabla 5 que en 29 % de las afectadas hubo relación de la Chlamydia trachomatis con otros gérmenes, y el más frecuente fue la gardenella, con 14,0 %.

DISCUSIÓN

Cualquier persona sexualmente activa puede contraer la infección por Chlamydia. Mientras más parejas sexuales tenga, mayor será el riesgo de infectarse.9,10

Se ha demostrado que de 70 a 90 % de las infecciones por Chlamydia trachomatis en la mujer son asintomáticas, y pueden persistir por meses o años. En 10 a 40 % de los casos de infección cervical se produce la ascensión de esta bacteria al tracto genital superior y el desarrollo de un proceso inflamatorio pelviano.11

Por otra parte, la edad es un factor que tiene gran importancia, pues las adolescentes y las jóvenes que son sexualmente activas están expuestas a un mayor riesgo de contraer esta infección, debido a que el cuello uterino no se ha formado completamente y está más susceptible. Los resultados de este estudio coinciden con este criterio, puesto que predominaron las mujeres de 20-24 años.

Debido a que la Chlamydia puede transmitirse durante las relaciones sexuales orales o anales, los hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres también pueden contraerla.

Si esta infección no es tratada puede avanzar y causar graves problemas reproductivos y de salud con consecuencias a corto y largo plazo. La manera más segura de evitar el contagio de enfermedades de transmisión sexual es abstenerse del contacto sexual o tener una relación estable, mutuamente monógama, con una pareja a la cual se le han hecho pruebas y se sabe que no está infectada. Los condones de látex, cuando se usan de manera habitual y correcta, pueden reducir el riesgo de transmisión de esta bacteria.

La infertilidad y el dolor pélvico son las causas de mayor porcentaje de personas que acuden a consulta, lo cual coincide con los resultados de este estudio.

Como es sabido, la infección por Chlamydia trachomatis suele presentarse con síntomas muy leves o ser asintomática, lo que explica que en 85 % de los casos la consulta médica ocurra tardíamente y, por tanto, el microorganismo puede causar daño a la mucosa tubárica, mediado por hipersensibilidad.8,10

Se plantea que este germen se puede asociar a otros, tales como gardenella, trichomona y monilia,11 lo cual se asemeja con los resultados de esta casuística.

Los resultados de esta investigación muestran que la Chlamydia trachomatis continúa siendo una infección de relevancia marcada para la salud pública. Dicha infección afecta a las parejas, independientemente de la edad, la raza y las condiciones socioeconómicas. Generalmente, se asocia a otros agentes biológicos, por lo que produce complicaciones y deja secuelas a corto y largo plazo.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Faro S, Soper DE. Enfermedades infecciosas en la mujer. México: McGraw Hill/Interamericana; 2002.

2. Cabero Roura L. Tratado de ginecología, obstetricia y medicina de la reproducción. Madrid: Editorial Médica Panamericana; 2003.

3. DeCherney AH, Pernoll ML. Diagnóstico y tratamiento ginecoobstétricos. México: Editorial El Manual Moderno; 2003.

4. Joshi AK, Chen CI, Turnell RW. Prevalence and significance of group B Streptococcus in a large obstetric population. CMAJ. 1987; 137(3):209-211.

5. Ovalle A, Gómez R, Martínez MA, Kakarieka E, Fuentes A, Aspillaga C, et al. Invasión microbiana de la cavidad amniótica en la rotura de membranas de pretérmino. Resultados maternoneonatales y patología placentaria según microorganismo aislado. Rev Méd Chile. 2005;133(1):51-61.

6. Pacheco J. Infección por chlamydia trachomatis. Ginecol Obstet (Perú). 1999;45(3):159-66

7. Ma Q, Ono-Kihara M, Cong L, Xu G, Pan X, Zamani S, et al. Early initiation of sexual activity: a risk factor for sexually transmitted diseases, HIV infection, and unwanted pregnancy among university students in China. BCM Public Health. 2009;9:111.

8. Lumbreras I, Moctezuma MG, Dosamantes LD, Medina MA, Cervantes M, López MR, et al. Estilos de vida y riesgos para la salud en estudiantes universitarios. Rev UNAM. Mx. 2009 [citado 8 Ene 2013];10(2). Disponible en: http://www.revista.unam.mx/vol.10/num2/art12/int12.htm

9. Caetano ME, Linhares IM, Pinotti JA, Maggio da Fonseca A, Wojitani MD, Giraldo PC. Sexual behavior and knowledge of sexually transmitted infections among university students in Sao Paulo, Brazil. Int J Gynaecol Obstet. 2010;110(1): 43-6.

10. Aldeen T, Jacobs J, Powell R. Screening university students for genital chlamydial infection: another lesson to learn. Sex Health. 2010;7(4):491-4.

11. Imai H, Nakao H, Shinohara H, Fujii Y, Tsukino H, Hamasuna R, et al. Population-based study of asymptomatic infection with Chlamydia trachomatis among female and male students. Int J STD AIDS. 2010;21(5):362-6.

 

 

Recibido: 24 de abril de 2014.
Aprobado: 30 de abril de 2014.

 

 

Amparo Mirabal Fariñas. Hospital Provincial Docente Clinicoquirúrgico "Saturnino Lora Torres", avenida Libertadores s/n, entre calles 4ta y 6ta, reparto Sueño, Santiago de Cuba, Cuba.Correo electrónico:amparo.mirabal@medired.scu.sld.cu